Fast & Furious 5
Comparte con tus amigos










Enviar

El director y los productores de ‘Fast 5’ hacen un recorrido por las cuatro entregas anteriores y reúnen en este film a buena parte de las caras más conocidas de la saga. Además incorporan a todo un bisonte como Dwayne Johnson. El objetivo de «The Rock» es aplastar sin compasión a nuestro trío favorito: Toretto, O´Conner y Mia. Pero hay más, mucho más. Justin Lin convierte esta cinta en la mejor película de “a todo gas” filmada hasta la fecha. Siéntense cómodamente en su sofá y disfruten del espectáculo. Es tiempo de ¡showtime! Tiempo de… ‘Fast & Furious 5’.

“No podemos seguir huyendo. Tenemos que dejarlo” (Brian O’Conner)

Crítica de Fast & Furious 5

Estupenda quinta parte de la saga de films de ‘A todo gas’ (Fast & Furious). Justin Lin aprendió de todos sus errores pasados después de dirigir las dos partes predecesoras a esta. Así las cosas, en esta ocasión, consigue alzar a ‘Fast & Furious 5’ como la mejor película de la «furiosa y rápida» franquicia. Advertir que esta vez el rodaje ya fue mucho más movido desde un punto de vista geográfico. En ‘Fast 5’ las cámaras nos llevarán por localizaciones de Río de Janeíro, Puerto Rico, California y Atlanta.

Justin Lin nos presenta un film absolutamente espectacular. La filmación y dirección de las escenas de acción es totalmente apabullante y como nunca habíamos visto en la franquicia. Presten atención a los minutos iniciales y finales de la película. En esos momentos asistiremos a persecuciones y huidas “a todo gas” del todo punto superiores a todo lo visto anteriormente en la serie. Como prueba de todo esto que comento quédense con este dato: más de 200 vehículos fueron destrozados durante el clímax. Eso sin contar los cientos de coches alquilados que sirvieron de telón de fondo y salieron ilesos del rodaje. Entre los vehículos que veremos en esta quinta entrega os puedo citar los siguientes: 1966 Ford GT 40 (Mia), 1972 NissanSkyLine GTR (Tej), 2010 Dodge Charger y Dodge Charger de 1970 (Dom), Gurkha F5 de Armet (Hobbs),…

En cuanto a la producción, decir que Justin Lin maneja increíblemente bien un presupuesto en el entorno de los 80 y 100 millones de dólares. Un buen “fajo de billetes” que lucen espectacularmente en la pantalla y hasta el último dólar. Si me dicen que la película le costó a la Universal unos 200 millones me lo creo sin ningún género de dudas. Tal es la destrucción del diferente mobiliario urbano que esta cinta ofrece. Por otro lado, al film pienso que es justo perdonarle y obviar sus posibles “fallos o agujeros”. Me refiero a circunstancias absurdas como ese Toretto en busca y captura que se pasea con su Dogde por las calles de Río como si tal cosa. También está el caso de Mia Toretto de compras en el súper,…

Respecto al tono decir que ‘Fast & Furious 5’ es, sin duda alguna, la culminación de la evolución de la saga. Una evolución que la lleva a olvidarse casi por completo del tunning, y de las “fiestecillas” que habían sido «marca de la casa», para acercarnos ya totalmente al campo de la «acción superheróica». Con esto último quiero decir que nuestros amigos en esta entrega ya realizan alguna que otra acción sobrehumana. Por otro lado, contamos con guiños a inolvidables films de atracos a “bancos” totalmente impenetrables. Finalmente, esto sigue siendo «a todo gas» y, por ello, tendremos nuestras pequeñísimas dosis de nitros y pibones con poca ropa y luciendo traseros. Esto último algo «imprescindible» al desarrollarse la acción del film en Río de Janeiro…

Un aspecto muy destacado es el combate que enfrenta a Vin Diesel contra Dwayne Johnson. Hablamos de una set-piece que es parte de lo mejor de la propuesta y uno de sus principales alicientes. En palabras de Ludacris: “Se enfrentan Dwayne ‘The Rock’ Johnson y Vin Diesel. No había pasado nada tan grande en la pantalla desde King Kong contra Godzilla. Punto”. Añadir que Diesel y Johnson se unieron a los ensayos con varias semanas de antelación. Ambos querían pulir hasta el más mínimo detalle de la pelea que se produce entre sus personajes. El rodaje de la escena duró más de una semana y el médico de la plantilla estuvo muy ocupado curando cortes, hematomas, tirones y esguinces. Hablamos de un combate totalmente «superheróico».

La banda sonora es obra de Brian Tyler, que ya había trabajado anteriormente con Justin Lin en A todo gas: Tokyo Race (2006) y Fast & Furious: Aún más rápido(2009). Tyler es un compositor en la cresta de la ola que no para de componer música para todo film de acción que se precie. La soundtrack incluye temas como estos “How We Roll” y “Danza Kuduro” de Don Omar, “Furiously Dangerous” de Ludacris y “Carlito Marron” de Carlinhos Brown.

Necesitamos un equipo… Piezas originales.

En el casting Vin Diesel regresa como Dominic Toretto. Nos encontramos en esta quinta parte con un Vin Diesel que presenta un “tren superior” del cuerpo totalmente hipertrofiado. Diesel luce dos brazos como auténticos jamones de grandes. El actor es muy consciente de que sus posibilidades interpretativas residen básicamente en lo físico, en su durísima voz y en su impresionante presencia. Por ello explota todos estos recursos en esta entrega al máximo y más teniendo un combate demoledor contra Dwayne Johnson.

Paul Walker, Jordana Brewster y Matt Schulze también están de vuelta. Los dos primeros vuelven a repetir pareja de novios como Brian O´Conner y Mia Toretto. Por su parte, Matt repite su personaje de Vince del primer film. Hay que aplaudir el esfuerzo que hizo el ya tristemente desaparecido Paul Walker para no verse aplastado por esos dos monstruos físicos que son Diesel y Johnson. Aquí se volvió a mover como pez en el agua ya fuera conduciendo, disparando o incluso soltando alguna que otra galleta. Jordana Brewster también brilla en alguna que otra secuencia de acción, especialmente de parkour junto a Walker. Finalmente, Matt Schulze aparece más musculado y se convierte en el refugio de Mia y Brian en Rio. Poca cosa más hace.

Tyrese Gibson y Ludacris reinciden como Roman Pearce y Tej, a los que conocimos en A todo gas 2(John Singleton, 2003). Roman sigue tan deslenguado como siempre. No obstante, baja un poco el nivel de sus frases que no resultan tan “míticas” como las escupidas anteriormente. Por su parte, Tej se rapa por completo la cabeza y ya no exhibe su y flipante peinado a lo afro con el que nos “deleitó” en Miami. Además, su personaje demuestra ser algo más que un mero organizador de carreras ilegales. Ahora saca a la luz nuevos talentos que lo convierten en pieza clave del equipo.

Sung Kang y Gal Gadot vuelven a dar vida a Han y Gisele. Por lo que le toca, Sung goza de muchos más minutos que en films anteriores y esto le permite sacar más partido a su papel, al tiempo que toma alguna que otra curva a gran velocidad. A la espectacular Gadot ya le echamos el ojo en la cuarta entrega intentado seducir a Dominic Toretto. En esta quinta parte conocemos muchos más detalles de su personaje que casi pasó de puntillas en la anterior entrega que significó su debut en cines.

Tego Calderon y Don Omar regresan como los simpáticos Leo y Santos que asomaron sus caretos en ‘Fast & Furious 4: Aún más rápido’. Sus respectivos papeles no dan para mucho y se limitan a ser la pareja simpática del equipo. Pero ¡caramba! cumplen con creces con su cometido. Con esto digo que no se hacen para nada pesados, tienen algunas escenas verdaderamente cómicas y resultan graciosos.

Las «piezas nuevas» de ‘Fast Five’ vienen lideradas por Dwayne Johnson como el coloso Luke Hobbs. El modo de actuar de “The Rock” es similar al de Vin Diesel, es decir, estamos ante dos tremendos actores físicos que, con su sola presencia, llenan la pantalla y amortizan el precio de las entradas. ¿Para qué demonios vamos a pedirles más? Me alegro que auténticas bestias pardas como Diesel y Johnson anden por ahí sueltos haciendo cine. Respecto a Luke Hobbs decir que es el líder de las fuerzas de operaciones especiales conocidas como DDS. Hablamos de un auténtico bisonte, un verdadero Juggernaut, un nuevo “soldado universal” capaz de escupir cristales y derribar muros a patadas. Una auténtica amenaza para ese Dominic Toretto de brazos jamoneros.

Por parte española, Elsa Pataky participa como Elena, una de las pocas policías locales de Río a las que Reyes no ha podido comprar. Hobbs la reclutará para su equipo nada más pisar suelo brasileño. Resaltar que Elsa consiguió su papel de Elena leyendo parte del guión en una prueba de cámara supervisada personalmente por Vin Diesel. Además preparó su papel como policía entrenando durante varios días con el asesor técnico militar Armando Egurrola.

Finalmente, a un engominado Joaquim de Almeida y a Michael Irby les corresponden los papeles de malos. Almeida da vida al cacique Reyes que tiene comprados a casi todos en Río de Janeiro. Y Michael Irbi es Zizi, la mano derecha de Reyes. Un esbirro que ejecuta sus órdenes sin pestañear.

“Vas a caer Toretto” (Luke Hobbs)

En conclusión.
Finalizo ya esta crítica de Fast & Furious 5, si os gustan los films de acción y, especialmente, los de esta saga, entonces, sólo puedo deciros que no debéis dejarla pasar. Estamos ante una espectacular cinta de acción con persecuciones, peleas, explosiones y, por supuesto, alguna que otra carrera de coches. Y, sinceramente, ver en un mismo film juntos a dos auténticos bulldozers como Vin Diesel y Dwayne Johnson darse una buena zurra no tiene precio. A día de hoy esta es la mejor película de la franquicia.

AVISO: A mitad de los créditos finales el film continúa con una secuencia protagonizada por Luke Hobbs y Mónica Fuentes.

Tráiler de Fast & Furious 5

Escucha nuestro último episodio del podcast