Pequeños detalles
Comparte con tus amigos










Enviar

Años 90. En las calles de Los Ángeles se suceden una serie de asesinatos que ponen de jaque al departamento del Sheriff. Las autoridades deben dar caza a un escurridizo asesino que les lleva la delantera en todo momento. Denzel Washington, Rami Malek y Jared Leto se ven las caras. Por su parte, John Lee Hancock nos cuenta lo que se puede encontrar en los ‘Pequeños detalles’.

“Han cambiado las cosas desde que te fuiste” (Jimmy)
“¿Aun hay que cogerlos?” (Deacon)
“Si” (Jimmy)
“Entonces no han cambiado tanto” (Deacon)

Crítica de Pequeños detalles

Estamos ante un proyecto bastante “inusual” dentro de la filmografía del artesano John Lee Hancock. Digo “inusual” porque este film lleva escrito por el director, y guionista, desde los años 90. El propio Hancock, en repetidas ocasiones, dijo que no iba a dirigirlo a no ser que se le presentara la oportunidad. Tan es así que ‘Pequeños detalles’ estuvo a punto de ser dirigido por Steven Spielberg e incluso por Clint Eastwood, para quien el propio Hancock escribió ‘Un mundo perfecto’ (1993). Al final, tanto Spielberg como Eastwood abandonaron el proyecto en favor de otras producciones. Casi más de dos décadas después, y viendo que nadie se interesaba realmente por la película, Hancock contactó con Warner Bros (a quienes les había vendido el guión) para decirles que él sería el director.

Expuestos los antecedentes, decir que estamos ante un thriller de manual. Una cinta pensada para la época en la que se escribió y ambientada en la misma: los años 90. Una década en la que estaban de moda los thrillers sobre asesinos en serie. De esos años son auténticos taquillazos como El silencio de los corderos (Jonathan Demme, 1991) oSeven (David Fincher, 1995). Estos dos últimos por poner ejemplos de auténticos clásicos dentro del género. Lee Hancock se inspira en estas y otras cintas para pergeñar el guión de su película. Una cinta que, a pesar de que se puede considerar un “exploitation”, está a años luz de otros ejemplos descuidados como podría ser ‘Resurrección’ (Russell Mulcahy, 1999).

‘Pequeños detalles’ sigue, paso por paso, los habituales clichés del thriller de asesinos en serie. Aunque aquí se denota una cierta calidad. El film de Hancock cuenta con un buen pulso en su narración haciendo que la investigación de Joe y Jimmy, aun yendo por derroteros conocidos, mantenga el interés en el espectador. Pero no sólo destaca su tempo narrativo, también su buen gusto visual. Esto se consigue gracias al muy buen trabajo de fotografía de John Schwarztman. Hablamos de un colaborador habitual de Hancock en varias de sus películas. Por supuesto resaltar la atmosférica banda sonora de Thomas Newman, un compositor que también ha trabajado anteriormente con Hancock, sin ir más lejos en Emboscada final’, la producción original Netflix estrenada en 2019.

Al margen de los clichés del género, también puede existir cierta desconexión emocional por parte de los personajes, sobre todo al no hacerse cercanos al espectador en muchos momentos del film. Otro aspecto no muy positivo es el final. El final de ‘Pequeños detalles’ puede provocar cierta división y ser poco satisfactorio para el público por su tono. No obstante, a nivel personal, lo aplaudo por lo arriesgado que es dentro de lo que suelen ser este tipo de films.

Al frente de un reparto de actores convincentes, y fieles al tratamiento de sus personajes, se encuentran tres intérpretes potentes. Tres ganadores del Oscar como son: Denzel Washington, Rami Malek y Jared Leto. Washington es Joe Deacon, un antiguo detective ahora caído en desgracia. Malek es Jimmy Baxter, la estrella emergente del departamento. Y Leto es Albert Sparma, un potencial sospechoso. Deacon y Baxter deciden trabajar juntos para encontrar al asesino y sospechan de Sparma.

Ahondando en la labor de Jared Leto decir que recrea a un individuo que da mal rollo y al que el espectador no lo toma como alguien a tener en cuenta. No obstante, y a pesar de sus pintas, resulta un tipo escurridizo y extremadamente inteligente. Sparma pone de los nervios a Deacon y Baxter con su labia durante sus confrontaciones. Atención a cierta secuencia en una autopista en un duelo de vehículos, acompañado excelentemente por la música de Thomas Newman. Y también destacar el clímax con Leto y Malek impecables en sus duelos de miradas y palabras.

En conclusión.
Concluyo esta crítica de Pequeños detalles, una efectiva y eficaz propuesta de suspense y thriller de asesinos en serie. A pesar de ciertos problemas, algunos perdonables y otros no tanto, su potente trio protagonista y la buena mano de Hancock y colaboradores, terminan convirtiéndola en una propuesta recomendable.

Tráiler de pequeños detalles