Free Guy
Comparte con tus amigos










Enviar

¿Te gustan los videojuegos en mundo abierto? ¿Te gusta Ryan Reynolds? Si la respuesta a estas dos cuestiones es ¡SI! entonces hay un tipo nuevo en la ciudad al que debes conocer. Trabaja como cajero en una entidad bancaria y responde al nombre de ‘Free Guy’.

“No pases un buen día… ¡pasa un gran día!” (Guy)

Crítica de Free Guy

Shawn Levy es un director que se ha hecho un nombre gracias a la franquicia Noche en el museo y a la mediática serie Stranger Things’, de esta última es productor y ha dirigido varios capítulos. Ahora nos presenta la comedia fantástica ‘Free Guy’ con Ryan Reynolds como protagonista. Incluso el nombre de Shawn Levy suena ya para el remake de ‘Starman’, el film dirigido en 1984 por John Carpenter. Por si fuera poco, también tiene en post-producción ‘The Adam Project’, otra comedia fantástica al lado de Ryan Reynolds. Por lo que vemos, Levy están en un gran momento.

Tal y como ya sabemos, gracias a los títulos citados anteriormente, Levy es un director que se maneja muy bien con los efectos especiales. Y ‘Free Guy’ no es una excepción consiguiendo recrear un mundo abierto de videojuegos totalmente creíble. Un mundo en el que es posible ver un tanque circulando por la calle o coger un botiquín que te restablezca por completo la energía y vida. En este aspecto, ‘Free City’, el famoso videojuego de la película, está basado en Liberty City de la franquicia ‘Grand Theft Auto’. Para recrear todo este universo se contrató a los profesionales de tres compañías punteras como son: ILM, Digital Domain y Scanline VFX.

El guión es obra de Matt Lieberman y Zak Penn que no nos ofrecen nada nuevo. De hecho, esta historia, de un modo o de otro, ya la hemos visto en un sinfín de películas más o menos modernas. Básicamente hablamos de una creación artificial: un NPC llamado Guy que cobra vida y empieza a evolucionar haciendo cosas extrañas y subiendo de niveles. El nuevo comportamiento de Guy altera la programación de todo el juego, ‘Free City’, y termina poniendo en guardia a sus creadores.

En la historia que Lieberman y Penn han escrito están clarísimas las fuentes de las que han bebido. Fuentes que van desde films míticos comoTron (Steven Lisberger, 1982) y Están vivos (John Carpenter, 1988), pasando por ‘El show de Truman’ (Peter Weir, 1998),¡Rompe Ralph! (Rich Moore, 2012), La LEGO película (Phil Lord y Christopher Miller, 2014) y terminando con éxitos recientes como Jumanji: Bienvenidos a la jungla (Jake Kasda, 2017) oReady Player One (Steven Spielberg, 2018). De todas estas películas claramente podemos ver algo en lo ofrecido por ‘Free Guy’. Ahondando más, resaltar que Zak Penn fue el encargado de escribir el libreto de ‘Ready Player One’.

Todo lo anterior se mete en una batidora con el fenómeno actual de los gamers, los youtubers, el viralismo y algo de misterio por saber quién o qué es realmente Guy. Lo que sale de ahí es el libreto de ‘Free Guy’ adaptado al peculiar humor de Ryan Ryenolds. Un humor esta vez lo suficientemente controlado para quedarse en un PG-13 y no en las “Rs” de su alter ego, Deadpool. ¿La propuesta es divertida? Pues sí, y tiene sus buenos momentos para pasar el rato, sobre todo al final… ¿Es original? No, para nada. Aunque esto último ya es algo que casi todos podíamos intuir al leer la primera y brevísima sinopsis oficial.

La acción está bastante bien filmada y, como cualquier máquina recreativa ochentera, tiene su inenarrable Vs final contra un hercúleo enemigo. La diversión de ese combate bien vale por todo el film. También hay que destacar que la trama se va desarrollando alternativamente en dos mundos: el real y ‘Free City’. Siendo el mundo del videojuego un lugar dónde todo es posible.

Respecto a los cameos bien puedo decir que, por lo inesperados, son lo mejor de la película. En determinados momentos del film podremos ver apariciones más o menos breves de conocidos actores que se sumarán, de un modo u otro, al juego de ‘Free City’. Algunos cameos serán físicos y otros sólo de voz. También aparecerán ítems de exitosas producciones recientes que Guy usará, sorprendentemente, como armas o defensas. Naturalmente no voy a revelar nada de todo esto porque sería arruinar la risa y la sorpresa.

“Bienvenidos a Free City”. ¡Escoge tu avatar!

Entrando a comentar brevemente el elenco decir que este viene liderado por Ryan Reynolds en una nueva demostración de lo bien que se le da la comedia. Y ojo porque en esta ocasión su Guy es todo lo contrario a Deadpool. Así las cosas, Reynolds nos ofrece a un tipo ingenuo y noble que va despertando a la realidad en toda la dimensión que eso supone en su mundo de ‘Free City’. Las expresiones y frases de inocencia de Guy seguramente provocarán más de una risa en el público.

Parte de la culpa de que Guy “abra los ojos” la tiene Jodie Comer en su doble papel de Molotovgirl y Millie. La primera es el avatar y la segunda la real. Al ser Guy un NPC queda totalmente “enamorado” de Molotovgirl y es ese amor lo que despierta en él la chispa interior para “probar cosas nuevas”… En su doble rol hay que reconocer que Jodie está muy bien. Por un lado, su Molotovgirl es una chica dura y experta, una implacable jugadora con récords de puntuación. Por otro lado, en su papel de Millie interpreta a una joven programadora que quiere recuperar lo que es suyo.

Dentro del mundo de ‘Free City’ el mejor amigo de Guy es Buddy, un entrañable vigilante de seguridad que está contento con su rutinaria “vida” y al que interpreta Lil Rel Howery. Más caras importantes son las de Joe Keery como Keys, un amigo y excompañero de Millie junto a la que comenzó en el mundo de la programación de videojuegos. Ahora Keys trabaja para SOONAMI, una empresa líder del sector. Al lado de Keys en la oficina encontramos a Utkarsh Ambudkar como Mouser, otro de los grandes programadores y controladores de la red del juego. Y claro, no me puedo olvidar de Taika Waititi que está totalmente sobreactuado y pasado de vueltas encarnando Antwan, el estrambótico dueño de SOONAMI.

“Es la chica de mis sueños” (Guy)

En conclusión.
Termino esta crítica Free Guy, el ejemplo típico de película que no engaña absolutamente a nadie. Este film prometía a Ryan Reynolds protagonizando un videojuego y eso es lo que tenemos. Es cierto que no es una propuesta para nada original… pero tampoco podemos negar que tiene momentos ciertamente acertados y divertidos.

Tráiler de Free Guy