Viuda Negra
Comparte con tus amigos










Enviar

¿Su nombre? Natasha Romanoff, más conocida como Black Widow. Sabes lo que hace y de lo que es capaz. Ahora, después de una década dentro del MCU, toca conocer su pasado y de dónde viene. Nos llega una de las películas más trepidantes de este año. Una cinta que merece ser vista en pantalla grande para disfrutarla al máximo. Adentrémonos en el pasado de ‘Viuda Negra’.

“Esa es una forma chula de morir” (Yelena Bolova)

Crítica de Viuda Negra

Ha tenido que pasar más de una década hasta tener ¡por fin! una cinta protagonizada por el personaje de Scarlett Johansson. Todo este tiempo ha pasado desde su primera aparición enIron Man 2 (Jon Favreau, 2010). Sin embargo, y según algunas fuentes, su cinta se llevaba planeando desde mucho antes. Incluso durante el rodaje de Vengadores: La era de Ultrón (Joss Whedon, 2015) se llegó a rumorear que el propio Whedon dirigía el film de la Viuda.

Desde la citada ‘Iron Man 2’ hemos asistido a idas y venidas con múltiples guiones, cambio de presidente (Ike Perlmutter por Kevin Feige) y la búsqueda de una realizadora adecuada al proyecto. Finalmente, todo esto se materializó en 2018 con un guion escrito por Eric Pearson y una directora: la australiana Cate Shortland. La intención de Feige era estrenar el film después deVengadores: Endgame (Anthony y Joe Russo, 2019) y, sobre todo, tras Capitana Marvel (Anna Boden y Ryan Fleck, 2019). Así pues, el 2020 fue el año escogido para el lanzamiento. Por desgracia, la pandemia Covid-19 entró con fuerza y obligó a Marvel a retrasar el film hasta que la situación, a nivel mundial, fuera más segura.

Finalmente, y después de un intento fallido (el estreno iba a haberse producido en noviembre de 2020), la película ha llegado a cines y simultáneamente también a Disney Plus este pasado 9 de julio de 2021. De esta forma, se convierte en el segundo gran film Disney en formato live-action en llegar a la plataforma como estreno híbrido tras ‘Cruella’ (Craig Gillespie, 2021). La incógnita que revolotea en el ambiente es si estará a la altura de las expectativas. A continuación la contestaré en los siguientes párrafos de esta review…

Y mi respuesta a la cuestión anterior es que ‘Viuda Negra’ cumple las expectativas, pero con ciertas pegas. Ante todo hay que tener claro que el film no es el culmen de la “fórmula Feige”. Sin embargo, sí que puede ser la mejor película individual de un personaje Marvel desde Capitán América: El Soldado de Invierno (Anthony Joe Russo, 2014). Y esto último no dice mucho en favor respecto al nivel de algunas de las secuelas y films que Marvel Studios ha ido estrenado desde entonces. Otro punto positivo es que este film de Cate Shortland tiene un tono específico que no resulta cambiante a lo largo de su metraje. Aquí se emplea inteligentemente su drama y su humor sin que ninguno sobrepase al otro. En este aspecto es una película equilibrada y con un buen puñado de set-pieces bien presentadas y filmadas.

Respecto a las citadas set-pieces debo decir que hay eficacia y brío en las mismas por parte de Cate Shortland. Destacan las espectaculares secuencias de acción en Budapest, con Scarlett y Pugh siendo perseguidas por el Supervisor a bordo de un vehículo blindado. También luce mucho el escape de una prisión rusa. Por desgracia, el clímax guarda sospechosas similitudes visuales, y hasta narrativas, con el final de SHIELD en ‘Soldado de Invierno’.

En cuanto a la parte técnica, como suele suceder en el cine de Marvel Studios, no hay ningún reproche Sus generosos presupuestos permiten que sus efectos visuales brillen bastante bien. Aunque hay cierta pantalla verde que se nota en demasía (me refiero a una secuencia cerca del clímax). En la banda sonora hay que hacer mención al trabajo de Lorne Balfe a la hora de acompañar las secuencias de acción con sus coros soviéticos. Coros deudores de su mentor Hans Zimmer cuando hizo ‘El pacificador’ (Mimi Leder, 1997). También buen trabajo el suyo con las secuencias más intimistas. En estos apartados poco o nada que reprochar al film.

Personalmente considero que lo mejor de ‘Viuda Negra’ son sus “escenas pequeñas”. Me refiero a las secuencias alejadas de la enorme pirotecnia. Esos momentos en los que se muestran las relaciones entre los personajes. Especialmente entre Scarlett Johansson y Florence Pugh, dando peso a su relación como “hermanas” que se va construyendo a lo largo de los 133 minutos que dura la propuesta. Una relación que es el corazón de la película. Además, esta relación da lugar a una nueva demostración de poderío actoral de Florence Pugh.

En relación a lo anterior, me tengo que detener un poco en Florence Pugh. A pesar de que Scarlett Johansson es la estrella del film, la joven actriz británica devora la película con su Yelena Bolova. Aquí tenemos una protagonista repleta de matices dramáticos y con un desarrollo argumental por parte de la actriz que consigue ganarse al respetable. En Florece destaca su carisma, enorme arrojo y presencia física. De hecho, esta última puede que incluso sea igual a la que tiene Johansson. En cuanto a escenas de acción, Pugh es un todoterreno muy a tener en cuenta capaz incluso de “correr por las paredes”…

Por su parte, de Scarlett Johansson ya no hay nada que decir que no se haya dicho durante todos estos años participando en el MCU. Su Natasha Romanoff es icónica. En esta ocasión destaca la magnífica interpretación emocional de la actriz. Esto último favorecido porque tiene mucho más material dramático para trabajar que en otras cintas del estudio. Por supuesto, también destaca en el aspecto físico, siendo imbatible en cualquier debate en cuanto a nuevos fichajes interpretativos. A destacar también que es el primer film en el que Natasha tiene varias frases en ruso. Esto último propiciado al indagar en su pasado y en cómo llegó a ser la fabulosa espía que es.

Los otros dos personajes importantes son David Harbour como Alexei Shostakov (Guardian Rojo) y Rachel Weisz (Melina Vostokoff). Ambos integran también esta particular “familia disfuncional” con Johansson y Pugh. Entre los cuatro logran una gran química que eleva bastante el material. En el caso de David Harbour interpreta a la versión soviética y veterana del Capitán América. Esto le sirve para contar sus batallitas con un tono campechano (mucho humor viene de su parte), pero también sentimental cuando toca. Respecto a Rachel Weisz, verla de nuevo en un blockbuster, después de tantos años, y con tan buena presencia, resulta tremendamente agradecido. Y atención con Ever Anderson, la hija de Milla Jovovich, en su primer gran trabajo en cines encarnando a la versión joven de Natasha. Insisto en que vean el film en VO para poder apreciar el acento en el trabajo del reparto.

Por el contrario, un punto flojo de la cinta son los villanos. El personaje que interpreta Ray Winstone (Dreykov) se pinta, en principio, como un general soviético que tiene un ejército privado que podría permitirle doblegar a cualquier potencia si se lo propusiera. En este aspecto hay una cierta influencia de los films de James Bond. Sin embargo, y a posteriori, se hace un juego de similitudes con un traficante de mujeres. Esto resulta forzoso y poco sutil. En consecuencia, termina empañando la labor de Winstone y desdibujando su rol.

En cuanto al Supervisor ocurren dos cosas. Primero hay que aplaudir que es tal cual se representaba en los cómics. Además resulta gratificante, y hasta interesante, como villano físico para un personaje como el de Natasha Romanoff. Sobre todo destaca, como en las viñetas, por su habilidad para copiar los movimientos de sus adversarios. La pena es que esto no se termina de aprovechar en el film… En segundo lugar no se pueden obviar, nuevamente, sus similitudes narrativas con el personaje Bucky aka Soldado de Invierno. Tan es así que el film da a entender que su origen es ciertamente parecido. Así las cosas, termina convertido en una copia flácida del Soldado de Invierno. Por no hablar del desaprovechamiento de la conocida actriz debajo de la máscara…

En conclusión.
Termino esta crítica de Viuda Negra, hasta el momento estamos ante la mejor película de un personaje del MCU en solitario desde la muy notable ‘Capitan America: El Soldado de Invierno’. Aun con sus fallos, el resultado final nos ofrece una cinta bien realizada y con un equilibrio tonal sólido. Además nos ofrece un cast principal carismático donde destaca poderosamente Florence Pugh como Yelena Belova. En definitiva, una propuesta muy entretenida y, a ratos, con momentos memorables.

Relacionado: Las películas del MCU de mejor a peor.

Tráiler de Viuda Negra

Escucha nuestro último episodio del podcast