El protector (The Marksman)
Comparte con tus amigos










Enviar

“Perdimos buenos hombres en Vietnam. Mire. No soy un criminal, pero me están siguiendo. Tengo que protegerme. La policía no puede protegerme. Es cuestión de vida o muerte. Tomé una decisión y debo asumirla”. Liam Neeson hizo una promesa y debe de cumplirla. Él es ‘El protector’ (The Marksman).

“En esa colina de ahí esparcí las cenizas de mi mujer el año pasado. No soy un moroso, solo necesito un poco de tiempo para ponerme al día. Lo he vendido casi todo. Solo me quedan unas cabezas de ganado” (Jim)

Crítica de El protector (The Marksman)

Robert Lorenz se desvincula completamente de su mentor Clint Eastwood para rodar ‘El protector’ (The Marksman). Han pasado cerca de diez años del debut de Lorenz tras las cámaras con Golpe de efecto (2012), precisamente protagonizada por Eastwood. Para esta segunda película, Lorenz se hace acompañar de un intérprete tan solvente como Liam Neeson. El veterano actor afronta en este film un rol plenamente ajustado a su edad y más humano que los héroes de acción que le vienen ofreciendo desde su éxito en Venganza (Pìerre Morel, 2008).

Justamente el problema de Neeson viene cuando deja la pirotecnia de lado. En esos casos, el público le da la espalda y/o los productores no terminan de invertir en salida a cine y publicidad para que estos films tengan posibilidades de éxito. Y eso es justo lo que pasa con ‘El protector’. Algo que también sucedió no hace mucho con ‘Un ladrón honesto’ (Mark Williams, 2020). Ambas, por lo menos en España, acabaron conociendo un estreno directo en televisión. Concretamente, el 13/09/2021 se estrenó en Cuatro, el film que hoy nos ocupa.

En los apartados técnicos decir que la película se rodó casi enteramente en localizaciones de la frontera mexicana. En este campo decir que la fotografía viene firmada por Mark Patten, siendo su primera labor en dicho departamento para cines después de una carrera centrada en series de televisión. La música viene con la batuta de Sean Callery, otro habitual de la pequeña pantalla.

Respecto al idioma, y como curiosidad, apuntar que este film se puede ver perfectamente en versión original. Comento esto porque la gran mayoría de los personajes hablan en español, dada su procedencia mexicana. El propio Liam Neeson también lo hace en varios momentos. Por otro lado, siendo Robert Lorenz el director, no podía faltar el guiño/homenaje a Clint Eastwood. Este pequeño easter-egg tiene lugar cuando Jim y Miguel ponen la tele del motel y están emitiendo la película ‘Cometieron dos errores’ (Ted Post, 1968).

Conviene decir que ‘El protector’ (The Marksman) no es una mala película, o un film que no merezca pasar por cines limitados. También, y como mínimo, habría podido merecer una salida en una plataforma de streaming como parte de su catálogo de novedades. Hablamos de una cinta no muy lejana de, por ejemplo,Cry Macho (Clint Eastwood, 2021). En general, ‘The Marksman’ tiene ese aire del cine más crepuscular de Eastwood quien, con veinte años menos, bien podría haber sido el protagonista en lugar de Neeson.

Afrontar el visionado de ‘El protector’, partiendo de su argumento conocido, daba por lo menos para una película de nivel medio. Veamos, aquí tenemos a un antiguo marine caído en desgracia, un tipo que lo dio todo por su país y que afronta la vejez, en lugar de con la tranquilidad de una vida de dedicación, con un pilar de deudas y la irreparable perdida de su mujer por un maldito cáncer. Por si fuera poco, ni el gobierno ni los bancos hacen nada para ayudarle. Sin embargo, todo su mundo cambia cuando un niño con una mochila cargada de dinero procedente del cartel llega a sus manos. Será entonces cuando tendrá que decidir de qué lado de la ley está.

Todo el planteamiento anterior puede sonar prometedor y, seguramente, con un film de medios y un director/guionistas más motivados podría haber dado lugar a una buena película. Pero aquí eso no termina de cumplirse. Así las cosas, todo queda como un film pasable y poco más. ‘El protector’ adolece, sobre todo, de valentía. Y también de ganas por redondear la propuesta. Al final la cinta se queda en la superficie y peca en varios momentos de superflua y rutinaria. Ni siquiera Neeson termina de saber cómo llevar a su personaje y acaba basculando vagamente entre el reacio viudo alcoholizado y el héroe con hechuras de cowboy. El resto del casting tampoco ayuda a mejorar el global.

Quitando a Neeson, en el casting de esta película pocos artistas de nivel y/o conocidos encontraremos. Quizá mencionar a Katheryn Winnick (Sarah) de la que nos dejan entrever que podría ser la hijastra de Jim. Además, y convenientemente, es una agente de la ley local. El pequeño Jacob Perez debuta en la gran pantalla como Miguel, el niño que Jim deberá escoltar hasta Chicago. El infante hace lo que puede, pero no es un actor a poner bajo seguimiento, por lo menos de momento.

Del otro lado del espectro, repitiendo como el villano de turno, tenemos a Juan Pablo Raba como Mauricio, un hombre fuerte del cártel mexicano que va detrás de Miguel y su madre Rosa (Teresa Ruiz). Sin duda, Raba sabe muy bien como hacer temible su rol de némesis del protagonista. El problema es que su personaje, que parecía prometedor, va desinflándose, igual que la película, hasta su retratado final… Por último, apuntar el pequeño rol de Amber Midthunter (la chica de la gasolinera). Recordemos que luego se iría con Neeson a recorrer carreteras heladas en Ice Road (Jonathan Hensleigh, 2021) y que en 2022 será perseguida por los predators…

“Lo siento amigo, estos ilegales son míos. Tú no eres un soldado. Y no soy fácil de intimidar. No vale la pena chicos” (Jim)

En resumidas cuentas.
Termino esta crítica de El protector (The Marksman), un film que va claramente de más a menos. Una película que, pasados sus primeros treinta minutos, acaba por no cumplir. Al final acaba desinflándose completamente hasta llegar a caer de lleno en lo rutinario. Una oportunidad desperdiciada para Lorenz y un día más en la “frontera” para Liam Neeson.

Tráiler de El protector (The Marksman)

Escucha nuestro último episodio del podcast