La primera película de Jon Voight
Comparte con tus amigos










Enviar

Hubo un tiempo, hace mucho, mucho tiempo, en donde Jon Voight era un actor respetado, un intérprete del método, un hombre rubio y apuesto. Hubo un tiempo en donde ver a Jon Voight era ver a un actor en su plenitud. Hubo un tiempo en que Jon Voight no era conocido solamente como el padre de Angelina Jolie. Sí, hubo un tiempo en que Jon Voight era un grande. Antes de eso, hizo su primera película. Y hoy la conoceremos en… La primera película de Jon Voight.

jon-voight-desafiante

Antes de ‘La hora de las pistolas’ (Hour of the Gun), Voight rodó ‘El intrépido Frank’, una paupérrima cinta que no vio la luz hasta 1969, una especie de comedia new age de los 60. En el mismo 1966, consiguió, gracias a sus apariciones en televisión, un papel de reparto en una importante producción de John Sturges, quien se decidió a llevar a la gran pantalla los verdaderos sucesos de “OK Corral y la vida de Wyatt Earp”. Y ya desde su comienzo se encargan de remarcarlo con un rótulo: “esto que van a ver son hechos reales, y así fue como exactamente sucedieron”.

‘La hora de las pistolas’ no es ni mucho menos uno de los westerns más conocidos del género, llegó tarde, cuando el cine del oeste ya no interesaba como antaño, y no poseía la despreocupación estilística de los spaguetti-westerns. Eso sí, fue una producción muy importante, y una de las más altas de la época, no en vano su reparto era de renombre: James Garner (Wyatt Earp), el gran Jason Robards (Doc Holliday) y Robert Ryan como el villano de la función, el cabeza visible de los famosos Clanton.

la-hora-de-las-pistolas-pareja

Jon Voight sale desde la escena inicial, pero no es hasta mediado el metraje cuando dice sus dos únicas líneas de dialogo: “Mírale”. Acto seguido dice: “Bien”. Eso es en el minuto 40:18 y 40:21 del contador del DVD editado en España por MGM.

Su personaje es el de Curly Bill Brocius, uno de los asalariados de Ike Clanton (Robert Ryan), un tipo al que le gusta beber, y claro, a Voight le ajustan las cuentas saliendo borracho de una cantina y sin poder desenfundar su revólver. Resaltemos que tiene a su cargo una de las muertes más contundentes del film, sobre todo, para una película del oeste de 1967. Nada que envidiar a los tiroteos sin concesiones de los films de Tony Scott en los 80 o 90.

la-hora-de-las-pistolas-jon-voight

No fue con unas pintas muy alejadas como las que aparecía en ‘La hora de las pistolas’ con las que en 1969, Voigh saltó indiscutiblemente a la fama con ‘Cowboy de medianoche’ (John Schlesinger). Desde aquella vinieron, sin duda, sus mejores años, refrendados con ‘Defensa’ (John Boorman, 1972) y ‘Campeón’ (Franco Zeffirelli, 1979), y ¡cómo no! con su Oscar al mejor actor por ‘El regreso’ (Hal Ashby, 1978). Un Voight que también acumula tres nominaciones más a los premios de la Academia.

Posteriormente empezó a sufrir las consecuencias de un matrimonio volátil, estuvo más de tres años alejado del cine y en los ochenta intentó el comeback con El tren del infierno (quizás su mejor papel), pero nadie fue a verla aunque Voight se llevó su tercera nominación al Oscar. Así hasta que en 1995 Michael Mann lo rescató para un demolido papel en Heat (1995) y Brian De Palma lo reclutó para Mission: Impossible (1996), y es que Voight había vuelto a caer y estaba en el infierno de los films directos a Televisión.

En 1997 rodó junto a Jennifer Lopez de forma consecutiva dos papeles que no pueden estar más alejados uno del otro: el Paul Serone, el cazador de anacondas en Anaconda (Luis Llosa), y el viejo ciego de ‘Giro al infierno’ (Oliver Stone). Su último gran papel fue en ‘Ali’ (Michael Mann, 2001) por la que recibió su cuarta nominación al Oscar. Los espectadores de hoy día seguro lo recordarán por Transformers (Michael Bay, 2007) o por su aparición en ‘La búsqueda: El diario secreto’ (Jon Turteltaub, 2007). Para más información sobre Jon Voight no dejen de leer nuestro especialEl precio del dinero 2“.

transformers-jon-voight

Y hasta aquí este remember de hoy a un actor que en los años setenta era considerado un serio rival de intérpretes como Dustin Hoffman, Al Pacino o Jack Nicholson. Hoy día, no hace falta ser un cinéfilo muy entendido para comprobar cómo su carrera distó mucho del halago que recibieron la de aquellos. Finalmente, sigan atentos a esta sección para nuevos “revivals”.