Misión Imposible
Comparte con tus amigos










Enviar

Una operación fallida, un agente repudiado y una reputación que limpiar. Brian De Palma prende la mecha para que Tom Cruise lleve a cabo una auténtica… ‘Misión Imposible’.

“¿Crees que podemos hacerlo?”.-Luther Stickell.
“Vamos a hacerlo”.-Ethan Hunt.

La Lista NOC

Crítica de Misión Imposible

Hacía mucho tiempo que no veía esta película, la tenía totalmente olvidada pero decidí rescatarla ante la actualidad de la franquicia. Por alguna razón, recordaba esta cinta como un film de acción… sin embargo, mi recuerdo no era correcto. Con ‘Misión Imposible’ estamos ante un thriller que se apoya fundamentalmente en el espionaje y en un juego del gato y el ratón entre Tom Cruise y sus enemigos. Un juego en el que el personaje de Cruise deberá averiguar (usando su cabeza e instinto) quién se la está jugando, cómo y por qué…

Esa investigación es, sin lugar a dudas, el eje central de un film cuyas escenas de acción son muy secundarias pero altamente espectaculares y míticas. Es decir, no esperéis con ‘Misión Imposible’ un film “non-stop” de acción porque el error sería mayúsculo. Aquí las “set-pieces” son la salsa que sazona un notable film de tramas ocultas y agentes encubiertos.

Ethan Hunt y Jim Phelps

Y ya que hablamos de las escenas de acción, no tengo más remedio que destacar la ya famosa secuencia del robo (en un centro de máxima seguridad del gobierno) de la importantísima “Lista NOC”. Robo llevado a cabo por Ethan Hunt (Tom Cruise) y el equipo de repudiados que monta. Estamos ante unas secuencias fabulosas en las que la tensión y expectación del espectador se disparan a límites increíbles. Todo mientras en pantalla, Ethan hace tremendos equilibrios (sujetado por un arnés agarrado por Franz Krieger/Jean Reno) para intentar acceder al ordenador con los datos de lista (intentando, al mismo tiempo, mantener la calma para no disparar el regulador de temperatura de la sala que activa una de sus múltiples alarmas).

La anterior escena (primera imagen de esta reseña) quedó en la memoria colectiva y ha sido fruto de diversos homenajes e imitaciones en películas y series posteriores. Esta escena, sin duda alguna, ya vale por toda la película y, en mi opinión, es uno de esos grandes y míticos momentos del cine que todo espectador recuerda siempre.

Por su parte, la dirección de Brian De Palma demuestra estar completamente a la altura de lo que un film de esta envergadura requería: un espectáculo del tipo blockbuster con una trama que se va descubriendo poco a poco. En este sentido, algunas críticas a este film se centran en tachar al guión de farragoso o lioso… pero nada más lejos de la realidad, ya que si se sigue la película con un mínimo de interés y atención, todo resulta bastante más sencillo de que lo podría parecer. Así pues, el film tiene como mejores bazas para captar la atención del espectador: su suspense e intriga, la presencia de un actor como Tom Cruise de gancho comercial y unas escenas de acción para el recuerdo (por ejemplo, para la filmación del clímax final encima del tren, se necesitaron nada más y nada menos que seis semanas de rodaje en los famosos Pinewood Studios de Londres).

Al frente de la espectacular y pegadiza BSO tenemos a todo un maestro como Danny Elfman. El famoso compositor nacido en Los Ángeles modernizó, respetando su esencia, el mítico tema creado por Lalo Schifrin para la inolvidable serie televisiva de ‘Misión Imposible’. Serie que fue creada en 1966 por Bruce Geller para la CBS y se mantuvo en pantalla de 1966 a 1973 con un total de 7 temporadas en las que sumó 171 episodios. De 1988 a 1990 fue retomada durante dos temporadas más por la cadena ABC sumando 35 nuevos episodios. En España fue recuperada a finales de los ochenta por Tele5.

“Me han repudiado”… Impossible is nothing.

‘Misión Imposible’ tuvo un increíble reparto lleno de estrellas y rostros conocidos de la gran pantalla. Así, a lo largo del film, podemos ver a gente de reconocida fama y prestigio como: Kristin Scott Thomas, Emilio Estévez, Jon Voight o Vanessa Redgrave. Ahora bien, a la hora de soportar el peso del film los que responden en primera persona son el “Hunt Team”, esto es:

Un Tom Cruise permanentemente en la cresta de la ola y con cierto aire chuletilla pero ciertamente soportable y digerible (hasta hace simpático por momentos a su personaje) creó su propio icono con Ethan Hunt. Ethan es el mejor agente del equipo de Jim Phelps. Destaca por ser un experto en engaños y en disfraces al más puro estilo Mortadelo, en realizar trabajos encubierto y en su increíble habilidad para llevar a cabo misiones de absoluta acción. Al verse repudiado se verá obligado a crear su propio equipo de ‘MI’ para salvar su reputación.

Emmanuelle Béart dio vida con ese aire de inocencia y de no haber roto un plato en su vida a la agente Claire Phelps, a la sazón, esposa de Jim Phelps. Ella, junto a Ethan, será la única superviviente de la plantilla inicial de “MI” y pasará a formar parte del nuevo equipo de Ethan. Claire básicamente es una agente de campo capacitada para llevar a cabo misiones de seguimiento e infiltración.

Ving Rhames, con su siempre poderosa y llamativa presencia, encontró aquí un peculiar papel como Luther Stickell, un agente repudiado experto en informática y sistemas de seguridad. Sus oscuros actos del pasado le valieron la expulsión de la agencia y ahora se une a Ethan sólo por dinero, aún así, su lealtad para con Ethan y para con su propio país es inquebrantable. Rhames volvería junto a Cruise para la mayor parte de las secuelas.

Jean Reno simplemente se limitó a cumplir como Franz Krieger, un bruto agente de campo también repudiado que tiene en su fuerza y en su manejo del cuchillo a sus mejores referencias. Su alianza con Ethan es sólo “por la pasta”. A diferencia de Ving Rhames, el personaje de Reno no pasó de esta entrega, prosiguiendo su carrera en otras producciones.

Hunt Team

Breves, y ciertamente desaprovechadas, son las apariciones de gente ya citada como Kristin Scott Thomas y Emilio Estévez como integrantes del equipo inicial de “MI”. Con más peso en la narración podemos encontrar a Jon Voight, Vanessa Redgrave y Henry Czerny. Voight es Jim Phelps, el líder del equipo original de “MI” y maestro idolatrado por Ethan Hunt. Redgrave (en un muy buen papel que originalmente estaba escrito para un hombre) da vida a Max, una compradora de “listas robadas”. Y Czerny interpretó al irritante Eugene Kittridge, el supervisor de los equipos de “MI” que será el primero en repudiar a Ethan Hunt echándole la culpa de todo, y usando métodos cuanto menos cuestionables en su búsqueda y captura.

“Usted nunca me ha visto muy furioso”.-Ethan Hunt.

En conclusión.
Acabo esta crítica de Misión Imposible, una entretenida y notable cinta de espionaje y agentes encubiertos sazonada con algunas escenas de acción de excelente facturación y que se han convertido en todo un referente y mito del cine moderno. El conseguir que el público retenga en la memoria una o varias escenas de un film es algo que muy pocas películas o directores consiguen, sólo por eso, esta cinta ya merece un sincero aplauso y más de un visionado.

Tráiler de Misión Imposible