Salvajes
Comparte con tus amigos










Enviar

Dirigida por por el casi siempre polémico Oliver Stone, ‘Salvajes’ es una flipación visual, la cual, disfrutaréis u odiaréis. Contó además con un reparto de actores conocidos, un estilo visual impactante y llena de macarraderías. La cinta prometía ser un pepinazo, ahora mismo lo averiguaremos en esta Crítica de Salvajes.

“¿Queréis un consejo? Aceptad el trato y disfrutad de ese culito californiano”.-Dennis.

Salvajes

Crítica de Salvajes.
En mi vida como aficionado al séptimo arte, nunca me había atraído el cine de Oliver Stone, salvo ‘Platoon’, la única cinta de su filmografia que me gusta, no obstante y para tratar de abarcar más, he intentado ver en innumerables ocasiones su propuesta sobre el atentado del 11S: ‘World Trade Center’, cinta que, por varias razones, nunca acabo de visionar o directamente me aburre. Sin embargo, y por razones inexplicables, ‘Salvajes’ me empezó a llamar la atención, quizás por ver a un reparto de actores de lo más competentes o por el hecho de ser aficionado al thriller de acción, porque de lo que si puede presumir esta cinta de Stone es de ser muy entretenida y disfrutable.

Como siempre digo, vayamos por partes. ‘Salvajes’ es un producto directo, rápido y claramente conciso en su condición de película sobre carteles de droga mexicanos, polícias corruptos y demás parafernalia. De hecho, este film podría haberlo dirigido el colega Tarantino o el fallecido Tony Scott perfectamente, ya que es una película cuyo argumento (en muchas ocasiones) es absolutamente demencial o extremadamente serio… Además de que Stone pone su granito de arena en el guión (no olvidemos que Stone es un tipo muy metido en la política) y su “alocado” estilo visual que, en ocasiones, parece estar ante un experimento sobre narrativa cinematografica y visual más que en una película… Ahí lo dejo, pues son los gustos de cada uno.

‘Salvajes’ destaca gracias especialmente al ritmo trepidante que Oliver Stone imprime en la cinta, a parte de la voz en off del personaje de Blake Lively que sirve especialmente para poner en situacion al espectador en los primeros minutos del film, un recurso que no hace si no, acelerar la película para meter al público en el berenjenal que forman los dos protagonistas para rescatar a su amiga/novia del cartel.

Lively y Del Toro

Para “perpetrar” semejante “salvajada”, Stone se rodeó de un buen puñado de actores competentes y creíbles, empezando por el trío de protagonistas: Taylor Kitsch, Aaron Taylor-Johnson y Blake Lively.

Taylor Kitsch interpretó a Chon, un ex-SEAL loco que siempre cree que la violencia soluciona casi todo. Si hay algo que reconocerle a este actor es que ha mejorado considerablemente desde su debut en X-Men Origenes: Lobezno’, pasando por las experiencias “blockbuster” tales comoJohn Carter’ o Battleship’. En este film logró el carisma necesario para su personaje, que a pesar de su mala leche (atención a la escena con John Travolta en un coche), es un tipo que moriría por sus colegas, especialmente viendo que los tres amigos son completamente diferentes entre si.

Luego se encuentra Aaron Taylor-Johnson, actor inglés que se dio a conocer de la mano de Matthew Vauhgn enKick-Ass’ y que interpretó a Ben, la completa contrapartida de Chon, pues se considera alguien que va en contra de la violencia, debido a que su Religión Budista se lo prohíbe, lo cual hace que exista una evolución del personaje a lo largo de la película en la cual, se da cuenta, que su compañero loco tiene mucha más razón de la que él cree tener.

La siguiente de este trío es la actriz Blake Lively, de la que creo que Stone la fichó especialmente por su físico más que por sus registros interpretativos. Aún así, es un enorme lujazo ver en pantalla a esta hermosa actriz y aunque su personaje no fuera del todo satisfactorio, hay que reconocerle los méritos de que el espectador logre empatizar con ella a lo largo de la película.

Sin embargo, el que creo que lució más fue el actor puertoriqueño Benicio Del Toro. El actor se marcó con el despiadado Lado uno de los mejores personajes de su carrera. Todas y cada una de sus escenas son oro puro, así de sencillo. Finalmente, la actriz Salma Hayek logró una interpretación convincente, mientras que el siempre sólido John Travolta (con unos kilitos de más) también consiguió apuntarse un buen tanto con Dennis, un policía corrupto de la DEA.

John Travolta

‘Salvajes’ no es una cinta perfecta. Su principal problema es que en ocasiones resulta un producto demasiado “experimental”, como comenté más arriba, de hecho, el film como bien apunté podrían haberlo dirigido Tony Scott o Quentin Tarantino, pues sus dosis de humor o el estilo videoclipero (que en ocasiones, juega una mala pasada al espectador) son perfectamente del estilo de ambos realizadores; y puede que Stone quizás también tratara de ser de la misma escuela en este caso, pero en un film de estas características, y más aún viendo quién lo dirigía, pues da lugar a la siguiente cuestion: ¿era necesario?

Además, al film se le sumó otro grave problema: su excesiva duración que puede llegar a cansar a más de uno, a pesar de las notables interpretaciones y el entretenido guión, ya que 131 minutos no son fáciles de asimilar, sumándole la citada “experimentacion” visual del film. Aún así, pienso que Stone salió airoso. Otra cosa que se puede criticar es el “doble-final”, y aquí lo dejo.

Salvajes

En conclusión.
‘Salvajes’ es un producto entretenido y disfrutable, y cuyas únicas pegas son la experimentación visual y su largo metraje. Eso si, las interpretaciones y el guión son muy interesantes y salvan bastante la cinta de Stone.