X-Men orígenes: Lobezno
Comparte con tus amigos










Enviar

‘X-Men orígenes: Lobezno’ nos ofrece una entretenida película de acción con los aspectos positivos y negativos que este tipo de cine nos viene ofreciendo actualmente. Particularmente pienso que se perdió una gran oportunidad de dar vía libre para que Hugh Jackman nos ofreciera una interpretación más violenta y salvaje de su personaje ya lejos de sus compañeros de armas.

“A dónde yo voy no hay redención alguna”.-Lobezno.

X-Men Orígenes: Lobezno

Crítica de X-Men orígenes: Lobezno

‘X-Men orígenes: Lobezno’ resulta una buena película de acción, pero ojo, una buena película de acción “de las que se hacen ahora”, esto significa que la misma tiene cosas buenas y cosas realmente malas. Primero vamos de forma breve con lo bueno. Para empezar, esta cinta como precuela de las películas que forman la trilogía original de los “X-Men” funciona francamente bien. También funciona de manera correcta como película de “acción actual” contando un gran clímax final.

Evidentemente es obligado resaltar la presencia del carismático Hugh Jackman que se ha sabido labrar una reputación como Lobezno digna de admirar y que luce fenomenal como tal. Ahora bien, pienso que la actuación de Jackman podía haber dado más de sí… siempre y cuando la película hubiera sido todo lo oscura y violenta que tenía que haber sido. Jackman demuestra, en determinadas escenas del film, que sabía dotar a Logan de toda su rabia interior y resulta una pena que no nos lo dejaran disfrutar al máximo. Destacar que el intérprete australiano entrenó muchísimo para volver a dar vida a Lobezno en la gran pantalla: se levantaba a las 06:00 horas para hacer pesas vestido ya de Logan para motivarse el doble. Jackman quería que Lobezno esta vez diera miedo de verdad y, para ello, también incrementó su consumo de calorías y de proteínas hasta niveles propios de un atleta profesional.

x-men-origenes-lobezno-hugh-jackman

Al lado de Jackman hay que comentar también la muy buena aportación de Liev Schreiber que interpreta a un gran Victor (“Dientes de Sable”). Parece que Schreiber lo pasó en grande con este papel y sabe transmitirnos todo su entusiasmo y la villanía de su personaje, regalándonos otra destacada actuación similar a la de Jackman. A buen nivel están también Taylor Kitsch como Gambito y Danny Huston en su rol del malvado Stryker.

Otro motivo de disfrute es ir viendo a los diferentes mutantes que asoman su careto por la película, y que para evitar destripes no citaré porque prefiero seáis vosotros los que vayáis disfrutando con sus apariciones según vayan saliendo. Por otro lado, el hoy muy famoso Ryan Reynolds alias Deadpool (Tim Miller, 2016) aquí no lució mucho más allá de formar parte del escuadrón del “Equipo X”, y para la parte final de la película fue sustituido por un no-acreditado y brutal Scott Adkins.

x-men-origenes-lobezno-villano

Pero hasta aquí las buenas noticias en esta crítica de X-Men orígenes: Lobezno. Ahora toca hablar de las malas, y las malas noticias para el que escribe estas líneas son básicamente las siguientes… Antes he comentado que estamos ante una película de “acción actual”,  con esto quiero decir que no hay nada de sangre y cuando digo nada quiero decir eso exactamente: NADA. Si el tema de la ausencia de sangre ya es un mal endémico en la mayoría de los films de acción actuales, en esta cinta el tema cobra mayor importancia. Es absolutamente rechazable que en una película en la que se cuenta la vida y andanzas de Lobezno no se derrame ni una gota de sangre, cuando cualquier aficionado a Marvel sabe que Logan es uno de sus personajes más violentos e incontrolables, contando con un lado animal y salvaje que hace palidecer a la versión más salvaje de Hulk. No es de recibo que en un film en cuyo título aparece la palabra “Lobezno” no haya nada de sangre.

Otro aspecto para mi muy negativo es la escasa importancia que tiene el proceso de fusión del adamantium con los huesos de Logan. Un proceso que en el cómic ‘Arma X’ fue traumático, violento y asfixiante a más no poder y que aquí se ventila en menos de 10 minutos (más o menos) y con un escaso sufrimiento (en comparación al cómic) por parte de Lobezno. ¿Para eso tanto flashback en las películas de los “X-Men”?… como reza el dicho: “Para este viaje no eran necesarias estas alforjas”. Una verdadera pena que una obra como la de Barry Windsor Smith se ventilase de forma tan “rápida”. Puedo entender que se hiciera un breve homenaje al cómic Lobezno: Origen’ y se pasara casi de puntillas (y a través de los créditos iniciales) por los acontecimientos históricos más importantes en los que participó Lobezno porque había una precuela que contar, pero ¡caramba! si en las películas de los ‘X-Men’ algo que precisamente atormentaba a Logan era su creación militar, entonces no puedes darle la “poca importancia” que se le da en este film, es absurdo.

arma-x-forum

En conclusión.
La conclusión es clara, ‘X-Men orígenes: Lobezno’ es una entretenida película de acción actual que ofrece un buen espectáculo para que pueda ser disfrutado por casi toda la familia y hacer, en consecuencia, una mayor recaudación. A los que pedimos algo más de “realismo” traducido en mayores dosis de violencia siempre nos quedarán otro tipo de films, pero desde luego este no será uno de ellos, al menos en ese sentido.

“Lo que busco es sangre no reglas de conducta… ni una ley”.-Lobezno.

X-Men Origins: Wolverine

Curiosidades.
-No dejéis de ver enteros los créditos finales pues la película continúa a los breves instantes de iniciarse estos y finaliza al acabar totalmente los mismos.
-Hugh Jackman no sólo dio vida a “Lobezno” sino que además también participó en la producción del film, además en la producción ejecutiva del mismo también participaron el mítico Stan Lee y Richard Donner.
Will.i.am que interpretó a Wraith proviene del mundo musical habiendo siendo líder del grupo “The Black Eyed Peas” y trabajado con gente como U2, Justin Timberlake, Sergio Mendes, Carlos Santana o the Pussycat Dolls. Además fue el autor de la canción “Yes we can” de las presidenciales norteamericanas del 2008.

Tráiler de X-Men orígenes: Lobezno