Independence Day: Contraataque
Comparte con tus amigos










Enviar

En 1996 ‘Independence Day’ fue todo un hito recaudando en taquilla 817.400.891 $ y dejando imágenes grabadas a fuego en la cultura popular (ese rayo que fulminó de un plumazo “La Casa Blanca”). En 2016 Roland Emmerich volvió por sus fueros expandiendo su particular universo. Llegó el momento de celebrar otro… ‘Independence Day: Contraataque’.

“El azar ha querido que hoy sea 4 de julio”.-Thomas J. Whitmore.

independence-day-2-estacion-lunar

Crítica de Independence Day: Contraataque

Veinte años pasaron desde que Roland Emmerich nos asombró conIndependence Day’. Veinte años en los que no se mostró un atisbo meridianamente claro de querer rodar una segunda parte. Y eso a pesar de los más de 800 millones de $ que el film dejó en la taquilla mundial. Ahora bien, como decía Gardel: “Veinte años no es nada”. Así pues, aquí nos encontramos con el regreso de la maquinaria alienígena de Roland Emmerich. Con esta cinta, su primera secuela como director, regresa dispuesto a abrir “la caja de pandora”. ¿El objetivo? darnos a conocer en profundidad (y con todo detalle) la mitología de esta “franquicia independentista”.

independence-day-2-cazas

En relación con lo expresado en el párrafo anterior, hay que resaltar que del guión se ha vuelto a ocupar el propio Roland Emmerich con su amigo Dean Devlin. Ambos mejoran el trabajo de escritura del primer libreto. Lo mejoran porque aquí se toman la molestia de crear toda la mitología de los alienígenas invasores. Una trama que no fue para nada desarrollada en la primera película. Ahora conoceremos el origen de los aliens, sus motivaciones y demás. Aspectos estos muy atractivos porque, entre otras cosas, dejan abierta la película para futuras entregas…

También son de agradecer los golpes de humor tan propios del cine del alemán y los guiños al primer film. De esta manera se recupera a personajes, o se recuerdan los motivos por los que otros ya no están. Este último es el caso del capitán Steve Hiller interpretado por Will Smith. Además, vemos cómo ha evolucionado la Tierra en todo este tiempo. También se dejan notar las consecuencias del anterior ataque, especialmente a nivel personal para determinados personajes.

Por otro lado, aspectos negativos del guión es imposible que no los haya al ser un film de Emmerich. En este sentido, hay cosas totalmente imposibles desde un punto de vista científico y/o técnico. Por ejemplo: esa tremebundísima nave de 5000 Kms de diámetro que se “adhiere” a la Tierra como si fuera una araña atrapando a su presa. Lo mejor en este caso es obviar estas “cosillas”. Al fin y al cabo en “ID2” estamos ante un espectáculo “Made in Emmerich”. Así pues, criticar por esto a la cinta no tiene sentido cuando sobradamente se conoce lo que hay.

independence-day-2-destruccion

Visualmente, y a nivel de dirección, la verdad es que esperaba muchísimo más. No olvidemos que esta “secuela” ha costado 165 millones de $, más el añadido de que estamos ante una película del “Maestro del Desastre”. Pues bien, aquí la destrucción es muy “limitada” y queda reservada (casi de manera exclusiva) para las secuencias de la llegada a la Tierra de la colosal nave alienígena ya anteriormente referida (devastadoras escenas, todo sea dicho). Por lo demás, y en este mismo apartado, seremos testigos de las batallas y escaramuzas aéreas del escuadrón “Legacy”. No obstante, no se ofrece aquí nada que nos vaya a quitar el hipo.

En lo que sí que destaca “ID2” es en la exhibición de los alienígenas, a los que en el primer film vimos con cuentagotas. Ahora no es que tengan muchas más escenas, pero por lo menos se les ve más (eso sí, siempre en planos con poca luz). En este sentido, a quién sí que veremos bien vista y a plena potencia es a “Ella”. Y hasta aquí puedo contar para no entrar en un brutal “spoiler”.

independence-day-2-ella

“Es mucho más grande”. ID4-2.

En el casting encontramos rostros del pasado, alguna ausencia y nuevas caras que se unen para evitar el contraataque alienígena. Entre los que repiten rol tenemos a Jeff Goldblum, Bill Pullman, Judd Hirsch, Brent Spiner, Vivica A. Fox y Robert Loggia. Atención a Brent Spiner, su disparatado Doctor Okun gozará de más minutos tras despertar de una siesta de 7300 días. También hacer referencia a un Bill Pullman cuyo personaje está tremendamente desgastado por las continúas pesadillas que sufre por culpa de los hechos pasados. Por su parte, los personajes de Jeff Goldblum y Judd Hirsch no sufren cambios significativos, salvo el hecho de que ahora David Levinson es asesor científico de la presidencia.

Respecto a la aparición de Vivica A. Fox decir que es muy pero que muy reducida en minutos. Finalmente, unos dos o tres segundos son los que llegó a salir el fallecido Robert Loggia (sale irreconocible y de pasada en un homenaje). De Will Smith hay que olvidarse, optó por no participar en esta segunda parte. Eso sí, su ausencia no se obvia, se justifica y se le recuerda con algún guiño. Ahora vamos con las nuevas caras.

independence-day-2-okun

Los nuevos personajes vienen liderados por un Liam Hemsworth que (por fin) saca algo de personalidad para destacar como el inadaptado Jake Morrison, un expiloto del escuadrón Legacy que ahora maneja una nave de mantenimiento (la Moon Tug) en la avanzadilla terrestre en la Luna. Otro que también le pone mucho interés a su personaje es Jessie T. Usher, siguiendo los pasos de su “padre” (Steven Hiller/Will Smith) se ha convertido en el líder del escuadrón Legacy. También destaca el carácter de Maika Monroe como la hija hecha y derecha del expresidente Whitmore. El papel de militar de turno va en esta ocasión para un siempre sólido William Fichtner. Roles claramente puestos buscando el taquillaje chino son los de Angelababy (única piloto femenina del Legacy) y Chin Han (comandante de la base lunar internacional).

Menciones para Travis Tope y Nicolas Wright como aportes más o menos cómicos. Y, finalmente, citar también a Deobia Oparei, Charlotte Gainsbourg y Sela Ward. El primero como gran cazador africano de aliens, la segunda como periodista/investigadora francesa y la tercera como “Hillary Clinton”, es decir, la presidenta de EEUU.

independence-day-2-liam-hemsworth

En conclusión.
Termino esta crítica de Independence Day: Contraataque, en este caso lo de “más es mejor” no se cumple. Emmerich tuvo veinte años por delante y 95 kilos más para superar a ID4 y no lo ha conseguido. Es cierto que ha mejorado en el libreto desarrollando una cuanto menos interesante y atractiva mitología… pero en lo demás (y quitando la valiente irrupción de “Ella”) no logra superar su propio legado del 96. Y no lo supera porque quizás al final (y tras veinte años esperando) las cosas se han hecho demasiado deprisa. Ahora bien, “ID2” es un producto fiel al original con cuya nostalgia y recuerdo pasaremos un entretenido rato.

Tráiler de Independence Day: Contraataque