La primera película de Robert Duvall
Comparte con tus amigos










Enviar

Toca seguir con la línea de resucitar las primeras apariciones de auténticos gigantes de la actuación. Hoy nos iremos hasta principios de los años 60 para conocer cómo fue la primera aparición de un gran actor. Un intérprete capaz de encarar cualquier papel y salir indemne, y no precisamente por su físico de galán, sino a base de talento puro y duro. Por ello, es el momento de jurarle admiración. Hoy viene a ser rescatada del olvido…

La primera película de Robert Duvall

el-juez-robert-duvall

Tras una carrera en ascenso en la Televisión participando en seriales como ‘Alfred Hitchcock Presenta’ o ‘La ciudad desnuda’, en 1962 Robert Duvall tuvo una electrizante presentación ante la audiencia americana. Fue en ‘Matar a un ruiseñor’ (Robert Mulligan), el académico drama judicial producido por Alan J. Pakula y protagonizado por un recto y honorable Gregory Peck.

Duvall interviene en los últimos minutos del film. Con su aparición, y sin decir ni una sola palabra, logró calar muy hondo en el público norteamericano. Su personaje, Boo Radley, estaba fuertemente ligado a la historia. Formaba parte de una de las sub-tramas del film que envolvía a los hijos de Atticus Finch, el abogado sureño que desafió al sistema defendiendo a un hombre negro injustamente acusado de violación en los años 30.

‘Matar a un ruiseñor’ fue todo un acontecimiento en su momento. Una cinta predestinada a convertirse en un clásico. La película fue rodada de forma altamente efectiva por Robert Mulligan. El realizador buscaba intencionadamente visualizar la historia desde el punto de vista de unos niños en un mundo de adultos que no entienden.

Gregory Peck ganó el Oscar por su papel de Atticus Finch. Además, consiguió la inmortalidad con una actuación que marcaría su carrera. Por su parte, Duvall siguió participando en series de televisión y apareciendo en papeles de reparto. Así lo pudimos ver en cintas comoLa jauría humana (Arthur Penn, 1966), ‘Bullit’ (Peter Yates, 1968), ‘Valor de ley’ (Henry Hathaway, 1969) o ‘Joe Kidd’ (John Sturges, 1972).

matar-a-un-ruisenor-robert-duvall

En 1974 lograría hacerse con uno de los papeles más recordados de su carrera en ‘El padrino’ (Francis Ford Coppola). En la mítica cinta de Coppola daba vida a Tom Hagen, el consejero de la familia Corleone. Su importancia en la saga fue resaltada por el propio Al Pacino cuando, en 1990, no pudo volver para el cierre de la franquicia. Esto motivó cambios drásticos en el guión que repercutieron negativamente en la calidad final.

Coppola le daría otro de los papeles referenciales de su filmografía. Fue en 1979 como el Teniente Coronel Kilgore que adoraba el olor a napalm por la mañana en la monumental ‘Apocalypse Now’. Dos años después trabajaría en uno de los films que menos repercusión tuvieron, pero que siempre se encargó de defender, ‘Confesiones verdaderas’ (Ulu Grosbard). Esta cinta la protagonizó junto a Robert De Niro y Burguess Meredith.

En los ochenta se centraría en compaginar papeles protagonistas en el ámbito dramático con apariciones secundarias en films taquilleros. Con esa fórmula lograría su único Oscar de la Academia. Fue en 1984 por ‘Gracias y favores’ (Bruce Beresford, 1983). Finalmente, y con el tiempo, acumularía hasta seis nominaciones.

Entre los films más comerciales donde se ha dejado ver destacan: ‘Días de trueno’ (Tony Scott, 1990), ‘Deep Impact’ (Mimi Leder, 1998), ‘60 segundos’ (Dominic Sena, 2000), ‘El sexto día’ (Roger Spottiswoode, 2000),Jack Reacher (Christopher McQuarrie, 2012) oEl juez (David Dobkin, 2014). Por el camino, trabajaría con gente de tanto talento como George Lucas, Sam Peckinpah y Robert Redford. También lo haría con Dennis Hopper, Walter Hill, Nick Cassavetes o James Gray.

robert-duvall-apocalypse-now

Orgulloso propietario de un rancho en la vida real, Duvall siempre huyó del status de estrella de cine. Además, y como actor, se mantuvo muy cercano al western. De esta manera, degustó roles en films como ‘Gerónimo’ (Walter Hill, 1993) y Open Range (Kevin Costner, 2003). Otro de sus films de cabecera, y que sería un pecado mortal no destacar, es Un día de furia (Joel Schumacher, 1993) al lado de Michael Douglas.

Uno de sus últimos largometrajes estrenados en nuestro país fue ‘Caballos salvajes’ (2015), película que él mismo escribió y dirigió. La cinta se estrenó directamente en DVD y estaba co-protagonizada por James Franco y, el muy prometedor en su momento, Josh Hartnett. Por la parte que nos toca, en 2013 fue el protagonista principal deUna noche en el viejo México de Emilio Aragón. El pasado 2018 lo vimos como parte del elenco de Viudas (Steve McQueen) compartiendo planos con Colin Farrell.

Robert Duvall siempre está en nuestro recuerdo gracias a su inabarcable arco interpretativo. Un actor capaz de encarar con tremendo aplomo y talento cualquier papel y salir ganador. A sus 88 años (nació un 5 de enero de 1931) su carrera está claramente más cercana a terminar. Desde aquí le brindamos este pequeño homenaje con este articulo. Larga vida a intérpretes de carácter tan grandes como Duvall. Un actor que engrandece la profesión y que nos hizo soñar durante décadas.

un-dia-de-furia-robert-duvall