Viudas
Comparte con tus amigos










Enviar

“Me identifiqué con estas mujeres. Sus adversarios las consideraban como personas incapaces de lograr nada, y lograron mucho. Dejaron una gran huella en mí”. Tras títulos como ‘Shame’ (2011) o ‘12 años de esclavitud’ (2013), Steve McQueen nos presenta su película más comercial. Una película en la que cuatro mujeres se alzarán por encima de la tragedia y marcarán su propio destino. Ellas son las… ‘Viudas’.

“Nuestra mayor ventaja es ser quienes somos”.-Verónica Rawlings.

Crítica de Viudas

Esta nueva película de Steve McQueen es una adaptación de la mini-serie británica conocida en España como ‘Las viudas’. Esta mini-serie de 6 episodios fue emitida por Thames Television en el año 1983 con guiones de Lynda La Plante. De adaptar la obra escrita por La Plante a un libreto para cines se han ocupado el propio McQueen y Gillian Flynn. Flynn es la famosa escritora norteamericana autora del bestseller Perdida que David Fincher llevó al cine en 2014.

McQueen y Flynn trasladan la acción desde el Londres original al Chicago actual. Quitando los cambios de raza de las protagonistas, la base que sustenta el material es la misma: el plan del robo. Ahora bien, este plan tan sólo es una parte de las varias temáticas del film. No cabe duda que es la parte más “importante” y la que hace avanzar la trama, pero el director y la guionista también se preocupan por mostrarnos el entorno. Un entorno que nos habla de corrupción política y de cómo unas mujeres se ven obligadas a reconstruir sus vidas. Si me apuran, estas subtramas son tan o más importante que el propio robo. Además, llegado el momento, también seremos sorprendidos con algún que otro giro que cambiará la perspectiva de según qué personajes.

Me detengo ahora un poco más en las temáticas que acabo de comentar. Respecto al robo, el film no ofrece un golpe espectacular ni nada por el estilo. Todo es lo más realista y austero que podamos imaginar. Hay que tener en cuenta que las “ladronas” son cuatro mujeres sencillas que, de un día para otro, reciben una tremenda bofetada. Así las cosas, la preparación de su plan y la ejecución no es “profesional”. Básicamente es como si nos reuniéramos cuatro personas de la calle para dar un golpe. Esa es la mejor definición.

En paralelo al robo tenemos todo el entorno que rodea a las protagonistas. De este entorno destacan las subtramas de sus vidas personales. En las que más incidencia se hacen son en las protagonizadas por Viola Davis (flashbacks al pasado) y Elizabeth Debicki (su relación de alto-standing con un arquitecto). El segmento de Michelle Rodríguez queda un poco más tapado. Eso sí, de ahí es de donde viene la incorporación de Cynthia Erivo al equipo.

Muy atractiva es la trama política del film que se nos narra en paralelo al robo. Aquí quedan reflejados los políticos de toda la vida y los nuevos arribistas. La corrupción, la herencia del poder, la imagen y el “salvoconducto” religioso son algunos de los temas expuestos en esta parte.

“Quiero mi dinero”… Cuatro mujeres y un destino.

De las protagonistas principales la que lleva la voz cantante es Viola Davis. La famosa actriz vuelve a demostrar su talento y fuerza en pantalla. Davis nos ofrece una mujer, Verónica, con mucha personalidad pero también vulnerable cuando recuerda a su esposo. Ella se convertirá en la jefa de la banda por derecho propio.

Sorprendentemente la segunda en importancia es Elizabeth Debicki como la sumisa Alice. Debicki sigue mejorando, ahora bien, lo cierto es que aquí tiene un rol como anillo al dedo. El perfil de su personaje está construido sobre su físico de modelo y esto es lo que la hace brillar. Amén también de algún momento inesperado donde saca el carácter a pasear. A su lado tiene a su madre Agnieszka, una polaca que le hace más mal que bien. De interpretarla se ocupa Jacki Weaver con muy pocos minutos.

Un poquito más tapadas quedan Michelle Rodriguez y Cynthia Erivo dando vida a Linda y Belle. Aquí van las dos juntas porque es Linda la que introduce a Belle en la banda. De las dos llama más la atención Cynthia Erivo por ser la parte atlética del equipo. Finalmente, el apoyo de estas cuatro mujeres es Bash, el fiel chofer de Verónica que no está dispuesto a dejarla sola. Lo interpreta Garret Dillahunt haciendo un buen trabajo y sabiendo destacar en sus escenas.

De los maridos de las viudas poco o nada se puede decir. Esto es debido a que su presencia en pantalla es mínima. Sólo los vemos al principio del film cuando son cosidos a tiros por la policía y en algún breve flashback. Aquí tenemos Jon Bernthal como Florek, el maltratador novio de Alice. Manuel Garcia-Rulfo es Carlos, un tendero hispano casado con Linda. Finalmente, Liam Neeson da vida a Harry Rawlings, el marido de Verónica y jefe de la banda. Hay que resaltar que Neeson es quien más minutos tiene por los varios flashbacks en los que su mujer recuerda determinados momentos juntos.

Entre los secundarios encontramos un gran plantel. En primer lugar merece ser destacado Robert Duvall. El veterano actor está sensacional dotando de un fuerte carácter a Tom Mulligan, un anciano político que no está dispuesto a perder “su distrito” a manos de los negros que “sólo saben tener hijos”. Aguantando sus réplicas tenemos a Colin Farrell como su hijo, Jack Mulligan. Farrell también logra destacar con un candidato que quiere apartarse de la política pero el pasado de su familia se lo impide. A destacar la tensa conversación de despacho padre e hijo escupiéndose reproches a la cara.

Haciendo frente a los Mulligan tenemos a los Manning por Brian Tyree Henry y Daniel Kaluuya. Ambos intérpretes recrean a dos hermanos que son casi polos opuestos. Tyree es Jamal, un “amo del barrio” que ahora quiere extender su parcela de poder pasándose a la política. Daniel es Jatemme, el brazo ejecutor de Jamal. Ambos intérpretes están bastante bien. No obstante, me quedo con Daniel Kaluuya porque nos vuelve a ofrecer otro cambio de registro en su corta carrera en cines.

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Viudas, una película con la que Steve McQueen ha rendido homenaje a la serie que le inspiró a los trece años. Una serie en la que cuatro mujeres comprendieron que si trabajaban juntas eran capaces de todo. El homenaje de McQueen termina siendo un buen thriller con grandes interpretaciones y con el que el realizador inglés se presenta en el terreno más comercial. La unión siempre hará la fuerza.

Tráiler de Viudas