Zona hostil
Comparte con tus amigos










Enviar

Aquí tenemos una nueva y valiente propuesta de nuestro cine. Un film que se adentra en el terreno bélico más total para contarnos una historia real de nuestros militares. Unos hombres y mujeres que, estando sirviendo en Afganistán, se vieron acorralados en una auténtica… ‘Zona hostil’.

“Lo más horrible es vivir siendo un cobarde” (Credo Legionario)

zona-hostil-ariadna-gil

Crítica de Zona hostil

Después de trabajar en Hollywood en grandes propuestas como Oblivion (Joseph Kosinski, 2013), Terminator Salvation (McG, 2009) oEl libro de la selva (Jon Favreau, 2016), el realizador español Adolfo Martínez firma con ‘Zona hostil’ su ópera prima. Una película configurada como un merecido homenaje a los hombres y mujeres de nuestro ejército. Un ejército olvidado por casi todos y al que sólo se le recuerda cuando hay alguna desgracia. A nivel personal, siempre he sentido admiración por nuestros militares. Así pues, yo también me sumo al homenaje tributado con esta película.

‘Zona hostil’ está basada en hechos reales ocurridos en Afganistán el 3 de agosto de 2012. En esa fecha, el helicóptero español HD.21-12 sufrió un percance quedando inutilizado en “territorio comanche”. Inevitablemente, en la película los hechos se adornan, se omiten ciertos detalles y se cambian otros (por ejemplo, los helicópteros Mangusta italianos de apoyo son sustituidos por dos Tigres españoles). Ahora bien, se trata de un film español y, como hacen todos con sus películas, veo perfecto que se tomen estas licencias. Para profundizar y conocer la historia real, les invito a leer el artículo del comandante Francisco Antonio Barbancho Leal. Su  artículo fue publicado en la “Revista del ejército, nº 874” (enero/febrero 2014). La foto justo debajo corresponde al suceso real.

zona-hostil-superpuma-real

Ahondando ya en la película, lo que más destaca es lo bien que Adolfo Martínez ha filmado todo lo relativo al rescate del Súper-Puma. Las secuencias aéreas son un lujo viendo en acción a los Chinooks y la presencia de los Tigres españoles haciendo pasadas para espantar al enemigo. También hay que resaltar que Martínez nos enseña los entresijos de la operación. En este sentido se remarca la importancia de no dejar un helicóptero abandonado. Además, se nos muestra el trabajo de los puestos de inteligencia y satélite. En este, y otros aspectos, el film contó con el apoyo del Ejército Español y esto se nota para bien.

En general, el trabajo del realizador nacido en EEUU, pero criado en España, es bastante bueno. Quizás se echa en falta algo más de garra, intensidad y/o visceralidad a lo largo del metraje en la filmación de los ataques insurgentes. Estas escaramuzas, salvo alguna escena en concreto, quedan algo descafeinadas para lo que habría sido deseable o esperable en este film. Por otro lado, apuntar el buen tino con las localizaciones en Almería, Canarias, Madrid y Zaragoza. Estos escenarios nos sitúan más que menos en Afganistán.

A la película hay que sumarle para bien la banda sonora de Roque Baños. En esta oportunidad el maestro nacido en Jumilla se aleja de sus más terroríficas composiciones para adentrarse en el género bélico. Y la apuesta le sale bien demostrando un cierto tino y elevando la calidad del producto final. Se suma a los créditos finales el rap “Zona hostil”.

zona-hostil-militares

Respecto al casting, el mayor protagonismo recae en Ariadna Gil que hace una buena labor como la médico/capitana Varela. Ahora bien, hay otros intérpretes que también tienen mucha importancia. Es el caso de Roberto Álamo que no desentona nada en su papel de capitán Torres (el mejor compañero de Varela). También destaca Raúl Mérida que se toma muy en serio su labor como el teniente Conte, el jefe legionario al mando de la patrulla de escolta. Por otro lado, Antonio Garrido no desmerece tampoco como el comandante Ledesma.

En roles más secundarios también es justo citar a Ingrid García Jonsson apareciendo como la novata Sánchez, la médico de apoyo a Varela. Finalmente encontramos a Jacobo Dicenta como el sargento Aguilar (el típico veterano que es la mano derecha y brazo armado de Conte) y unos breves minutos para Ruth Gabriel como la brigada Alvite, la copiloto de Ledesma.

Resaltar que todo el reparto recibió instrucción militar durante una semana con el ejército y los legionarios españoles en las secciones de oficiales, tropa, personal médico y pilotos. Por lo que se aprecia en pantalla esta “formación acelerada” les vino bastante bien a todos.

“Estamos en zona hostil”

zona-hostil-teniente

En conclusión.
Finalizo ya esta crítica de Zona hostil, una nueva apuesta del cine español por ir abarcando cada vez más temáticas y que más o menos da lo que promete: buena ambientación y conseguida exhibición de la maquinaria militar a través del manejo de la cámara de Adolfo Martínez. ¡Nueva meta conquistada por nuestro cine!

Tráiler de Zona hostil