Oblivion
Comparte con tus amigos










Enviar

Tras impresionar a medio mundo con ‘Tron Legacy’, Joseph Kosinski regresó al terreno de la ciencia ficción. Regresó acompañado de su fuerte estilo visual y nada más y nada menos que del mismísimo Tom Cruise como protagonista. ‘Oblivion’ promete ser una experiencia inolvidable en toda regla. Vamos ya con esta épica aventura.

“Te mintieron Jack, es hora de que sepas la verdad”.-Malcolm.

Jack Harper

Crítica de Oblivion

Dicen que el primer visionado es crucial a la hora de valorar una película. Pues bien, mi valoración con ‘Oblivion’ es tajante: estamos ante una de las mejores películas de ciencia-ficción recientes. Un film en el que, por fin, los efectos visuales no son la estrella de la función, sino la historia y sus personajes. Estos elementos están excepcionalmente acompañados del fuerte estilo visual de Joseph Kosinski (increíble que a este señor no le hayan ofrecido proyectos más interesantes) que firmó aquí su mejor película hasta la fecha.

Puede que las afirmaciones anteriores, probablemente, sean un tanto precipitadas por mi parte… No obstante, creo que con esta película Kosinski demuestra que es un realizador con un estilo y sello reconocibles. Un cineasta que siente una pasión por un género que ha sido bastante (a pesar de mi defensa de algunos proyectos vacuos) abandonado a cintas muy vacías y más en pro del espectáculo visual. Todo esto en vez de intentar aportar algo más que simple entretenimiento, pero si es con corazón, mejor que mejor.

Oblivion

La cinta de Kosinski rebosa una gran épica por los cuatro costados. Eso sí, usada con cabeza y con un sentido único. De hecho, y siendo francos, no me lo pasaba en grande viendo un film desde hacía bastante tiempo. Estamos ante un blockbuster inteligente y de un ritmo bastante cuidado. No se podría decir de ella que es la típica película de acción que suele traer Tom Cruise bajo el brazo en plan Noche y Día’ (James Mangold, 2010) oMisión Imposible’ (Brian De Palma, 1996). Más bien, esta cinta va más en la onda de la sentenciaria Jack Reacher (Christopher McQuarrie, 2012), otra película en la que Cruise dejaba bien claro que no sólo es una estrella para llenar el cartel de turno, sino un actor capaz de ofrecer interpretaciones más serias y competentes, como es el caso de esta cinta.

En este proyecto Tom Cruise demuestra que es un actor que no sólo sabe llevar una película, sino que también es capaz de compartir escenas con otros actores. Aquí rodeado de dos bellezones como son la ucraniana Olga Kurylenko y la británica Andrea Risenborugh. También con aportaciones de actores veteranos como Morgan Freeman, que vuelve a demostrar (una vez más) que es un actor capaz de comerse la pantalla aunque su papel sea corto… y ‘Oblivion’ no es una excepción. En general, las interpretaciones son bastante notables. Todos y cada uno de los miembros del reparto logran unas actuaciones muy convincentes.

Morgan Freeman

Por otra parte, la dirección de Joseph Kosinski es de absoluta perfección. El realizador demuestra que, sin necesidad de rodar en modo “parkinson”, se puede lograr un film con escenas de acción tremendamente espectaculares. Amén de contar con una nitidez y una brillantez que tenía bien demostradas en la espectacularTron Legacy’ (2010). Si en aquella, las set-pieces eran impecables… aquí rozan la perfección. Ojalá hubiera más realizadores como él, falta nos hacen.

El guión es claro, conciso y directo. Al mismo tiempo, también resulta profundo y bastante emocional… no en vano, fue escrito por el propio Kosinski (basado en una novela gráfica suya) y Michael Anrdt (guionista de Star Wars: El despertar de la Fuerza). Un guión que no deja ni un minuto de respiro al espectador. Además presenta ciertos giros que, aunque pueden ser un poco discutibles, no impiden un resultado final bastante completo y realmente impecable. Mi más sincero aplauso ante Kosinski y su equipo, se lo merecen.

Oblivion

Además de la dirección, los actores y el libreto, los efectos visuales y el diseño no se quedan atrás. Los primeros fueron creados por Digital Domain, una genial empresa de efectos visuales. DD es la creadora de efectos de algunas de las pelis más taquilleras de los últimos años. En ‘Oblivion’ hacen un enorme trabajo, especialmente en la recreación de los escenarios y los drones, todo ello sobresaliente. Además, el diseño de producción tampoco se queda atrás con diseños de Darren Gilford y con el toque de Kosinski. Todo esto te deja con la boca abierta, sin palabras.

La banda sonora recae en M83, un francés que entrega un trabajo realmente sobresaliente con las imágenes de Kosinski. Realmente la banda sonora funciona de maravilla con las secuencias. Atención especial al momento final, nuevamente sin palabras y aplausos con las orejas, ¡si señor!

“Sueña con nosotros”.-Jack Harper.

Oblivion

En conclusión.
La conclusión final de esta crítica de Oblivion es esta: una de las mejores propuestas de cine de ciencia-ficción actual. Cuenta con un Tom Cruise impecable y un reparto de actores sobresalientes. Además presenta unos efectos especiales increíbles y una dirección y trabajo de guión de referencia en este campo. En definitiva, increíble e imprescindible.

Tráiler de Oblivion