Transformers: La era de la extinción
Comparte con tus amigos










Enviar

La batalla y el desastre de Chicago dejaron más de 1300 muertes. En consecuencia, las relaciones entre humanos y Transformers ya no son como antes. Todo ha cambiado y hay intereses muy poderosos en que los “Autobots” desaparezcan. Parece ser la hora final de Optimus Prime y amigos. Ha llegado el momento de… ‘Transformers: La era de la extinción’.

“La era de los Transformers ha terminado”.-Harold Attinger.

transformers-4-optimus-prime-ko

Crítica de Transformers: La era de la extinción

Llegamos a la cuarta entrega de “La Saga Transformers” y lo hacemos con ‘Transformers: La era de la extinción’. A estas alturas ya nadie se puede llevar a engaño con lo que Michael Bay ofrece en estos films: espectáculo puro y duro. De eso se trata más que menos cuando pagas una entrada de cine. Al menos, en la mayoría de los casos eso es lo que yo busco. Y este espectáculo es la seña de identidad de esta franquicia con los “Autobots” de la HASBRO como protagonistas. Puede que las películas sean más o menos afortunadas, gusten unas más que otras… pero lo que nadie les puede negar es la tremenda dosis de buen showtime americano que Bay ofrece en ellas.

También me parece un tanto fuera de lugar juzgar el valor de Bay como director. Realmente su manejo y facturación en este tipo de películas, en lo que lo visual es tan importante, está fuera de toda duda. El suyo es un trabajo de notable o sobresaliente. No hay más que ver la nitidez de las escenas de acción con cámaras lentas (o sin ellas). Lo bien que lucen los Transformers a plena luz del día sin esconderlos en ningún momento con escenas nocturnas. Las fabulosas y trepidantes persecuciones de coches. El colosal y titánico despliegue de escenas catastróficas… Tema distinto es que luego acierte o no en otros campos como vamos a ver inmediatamente.

transformers-4-tessa

Los aciertos de “La era de la extinción” son varios. Entre ellos, puedo citar los siguientes: Seguir manteniendo a Ehren Kruger como guionista, ya que apuesta claramente por una línea de continuidad (este film es una continuación de Transformers: El lado oscuro de la Luna y no un reboot ni nada por el estilo). Al mismo tiempo, el guionista va tocando temas interesantes como son: “el origen de la vida”, el alma de los robots o el peligro de investigar y manipular según qué tecnologías que nos son incomprensibles por mucho que creamos que estamos a su altura… Además, se dan cabida a otros temas ya bastante “trillados” como la libertad, la familia y demás. Estos últimos están claramente para compensar el lado humano del film.

Otro aspecto positivo es la casi eliminación del humor tan ridículo procedente de los films anteriores. Un humor que en cada entrega iba desapareciendo paulatinamente (¡gracias a Dios!). Bien puedo decir que ‘Transformers: La era de la extinción’ es la película “más seria” de la franquicia. Aquí nos ofrecen algún que otro dramático y tremebundo momento (como la forma de eliminar a cierto personaje humano del film). Sí, claro que hay notas de humor (ese triángulo padre-hija-novio), pero son escasas y asumibles. Nada que ver con los irritantes padres de Sam Witwicky.

También podemos sumar otro tanto a favor del film con la incorporación de nuevos personajes humanos a la franquicia. Personalmente entiendo que todos los anteriores (interpretados principalmente por gente como Shia LaBeouf, John Turturro, Tyrese Gibson y Josh Duhamel) estaban plenamente “amortizados”. Y en el caso de los dos primeros me atrevería a decir que estaban “peligrosamente quemados y exprimidos al máximo”. Se hacían necesarias “caras humanas nuevas” que aportaran nuevos horizontes. En este sentido, la incorporación de intérpretes tan válidos como Mark Wahlberg, Stanley Tucci, Kelsey Grammer y Titus Welliver es el mayor acierto de Michael Bay en esta cuarta entrega. No me cabe ninguna duda. Aquí también hay que comentar la gran presencia que en pantalla muestra Lockdown, un nuevo, mortal y poderoso enemigo. Un mercenario que se muestra casi como un T-800 totalmente “imparable”.

transformers-4-lockdown

También nos encontramos con puntos negativos que no hay que pasar por alto. Aquí hay que decir que la película resulta muy excesiva en todos los sentidos. Especialmente acusada es su larguísima duración. Alguien debería decirle de una vez a Michael Bay que, para hacer un buen blockbuster, no hace falta irse a unos eternos 165 minutos, y más cuando vas por la cuarta entrega de una franquicia…

Comenté antes que la incorporación de nuevos personajes humanos era un acierto. Lo es, pero hay un “fallo” ligado a casi todos ellos. Me refiero a que determinados personajes humanos aparecen, desaparecen y vuelven a aparecer de manera totalmente abrupta (los que más acusan estas idas y venidas son Kelsey Grammer y Titus Welliver y encima son de los mejores aportando un toque siniestro fundamental en la saga). Ligado a este aspecto va también la mencionada irrupción de Lockdown. A pesar de todo su poderío y fuerza en pantalla, al final queda por debajo del Sentinel Prime de ‘El lado oscuro de la Luna’. Finalmente, los últimos e impresionantes 40-45 minutos de aquella batalla de Chicago no son, en ningún momento, superados en esta entrega.

Terminando con este aspecto entiendo que también sobraba insistir en traer de regreso, una y otra vez, a un personaje que ya ha dado bastante guerra. Además, en esta cinta es infrautilizado porque sencillamente “esta ya no era ni debía ser su película”. Y hasta aquí puedo contar. Conozcamos ahora un poco mejor a las caras nuevas de “Transformers 4”.

transformers-4-camion-prime

“Encontrar el tesoro entre la chatarra”… Humanos y Transformers.

Mark Wahlberg es el mejor amigo humano de Optimus en esta aventura. El actor de Boston da vida al “manitas” de Cade Yeager, un granjero e inventor fanático de la chatarra y padre sobreprotector. Ni qué decir tiene que Wahlberg es una gran y fresca aportación y se le nota disfrutando. A su lado tenemos a Nicola Peltz que interpreta a su hija adolescente (Tessa Yeager). Poca historia hay con Nicola. Se limita a ser la contraparte “madura” de su padre y a exhibir la belleza de la “típica chica Bay”.

Acompañando a padre e hija tenemos a T.J. Miller que se mete bastante correctamente bajo una manta de pelo y barba en el papel de Lucas, el mejor amigo y socio de Cade Yeager. Y, finalmente, del lado de los buenos tenemos a Jack Reynor (Shane), el típico chico guapo que se ha ligado a Tessa bajo la desaprobación de Cade. Precisamente son Tessa y Shane los personajes que menos me gustaron. Salvo meterse en líos no aportan nada o casi nada.

transformers-4-familia

En el lado malvado de los humanos es donde tenemos a los mejores personajes. Ellos son: un calculador, frío y duro Kelsey Grammer como Harold Attingeren, el mandamás de la sección de la CIA encargado de finiquitar a los “Transformers”. Esta participación de Grammer me ha parecido francamente buena. Creo que su personaje es el mejor por encima incluso de Wahlberg. La pena son sus idas y venidas que lo infrautilizan claramente. También muy bien está Titus Welliver como James, la mano derecha y ejecutora de Grammer. El tal James no se para ante nada a la hora de ejecutar las órdenes de su jefe.

Casi terminando este apartado tenemos a Stanley Tucci interpretando a Joshua Joyce, una especie de Steve Jobs capaz de capitalizar toda la tecnología y avances de los “Transformers” en su moderna y poderosa empresa conocida como KSI. Lamentablemente, en el tramo final, su personaje cae estrepitosamente en el histrionismo y parodias tan habitual de otros protagonistas de la saga, como puede ser el caso del propio John Turturro, por ejemplo. Finalmente, destacar a Sophia Myles y Bingbing Li como personal importante y de plena confianza de Joshua Joyce en KSI.

transformers-4-stanley-tucci

Por parte de los Transformers no voy a comentar casi nada para que disfrutéis al máximo viéndolos aparecer. Simplemente decir que Optimus Prime (voz de Peter Cullen) sigue al mando. Por su parte, la nueva amenaza ya comentada anteriormente se llama Lockdown (Mark Ryan). Ahora bien, sus motivaciones para ir contra Prime y sus Autobots ya las tendréis que descubrir vosotros viendo la película. Esto es lo mejor, y así además evito “spoilers” innecesarios que nunca me gustan.

“Cuando mires hacia el cielo y veas una estrella, piensa que es mi alma”.-Optimus Prime.

transformers-4-dragon

En conclusión.
Concluyo esta crítica de Transformers: La era de la extinción, una secuela que resulta mejor que ‘Transformers’ (en mi parecer, la más floja de las tres en todos los aspectos), y se sitúa al mismo nivel que “La venganza de los caídos” (le tengo cariño a ese film) y “El lado oscuro de la Luna” (buena temática pero con personajes trilladísimos). Sin embargo, y a pesar de que en esta cuarta entrega hay muchas cosas buenas con respecto a la anterior, al final también incurre en defectos que impiden a “La era de la extinción” superar a sus predecesoras. Tendremos que seguir esperando para que Michael Bay nos ofrezca la película definitiva de los “Transformers”.

Tráiler de Transformers: La era de la extinción