Plan de escape 3
Comparte con tus amigos










Enviar

Se dice que “no hay dos escapadas sin una tercera”… por eso aquí tenemos de regreso a Ray Breslin dispuesto a todo. Después del desastre que fue ‘Plan de escape 2: Hades’ cabe preguntarse si hay margen de mejora para esta saga. Para conocer la respuesta tendrás que leer la siguiente reseña de ‘Plan de escape 3’.

“Este lugar es un infierno que nunca has visto” (Trent DeRosa)

Crítica de Plan de escape 3

¡Qué lejos queda ya el recuerdo de Plan de escape (Mikael Håfström, 2013)! Aquel fue un entretenido thriller carcelario que nos dejó grandes momentos y la soñada unión entre Sylvester Stallone y Arnold Schwarzenegger. Sin embargo, la cinta no respondió en taquilla y las secuelas que se habían planeado quedaron en nada. Todo hasta que entró dinero chino al proyecto y se pensó en sacarlas directamente en VOD y formatos domésticos. Así fue como llegó Plan de escape 2: Hades (Steven C. Miller, 2018), un espantoso film que ni siquiera el propio Stallone quiso promocionar en sus redes sociales. Tan es así que la cinta fue estrenada directamente en España por Antena3TV. Y desde esa misma y lamentable manera nos llegó ‘Plan de escape 3’.

Esta tercera entrega incorpora al director John Herzfeld en lugar de al inútil de Steven C. Miller. Por lo menos, Herzfeld tiene algún título rescatable dentro de su variopinta filmografía: ‘15 minutos’ (2001), por ejemplo. Ahora bien, a la hora de la verdad, lo cierto es que Herzfeld apenas mejora el trabajo de Miller. Nuevamente todo lo visual es una enorme chapuza con tiroteos y explosiones falsísimos, y un acabado digno de telefilm de sobremesa. Una vez más me veo obligado a decir que ESTO NO ES CINE.

Por si lo anterior fuera poco, la película empieza como si nada. Sin ningún tipo de crédito ni título todo comienza con unas imágenes de la zona de Mansfield que parecen propias de un documental turístico: ancianos sentados en bancos, palomas en plazas, carteles de calles, semáforos,… ¡Es tal el desconcierto que esto provoca que llegas a pensar que te has equivocado al grabar la película! Todavía me pregunto a qué venían esas imágenes…

Por su parte, la trama es otra chapuza de mucho cuidado. Para empezar, se fulmina a casi todo el elenco secundario de ‘Plan de escape 2’ y la película prácticamente se obvia. Aquí se trata de enlazar, muy torpemente, con algunos sucesos y el final de ‘Plan de escape’. Para ello, nada mejor que rescatar el architípico y vago recurso de “el hijo de, el hermano de, el cuñado de,…”. En este caso se nos presenta al hijo de Lester Clark (el personaje de Vincent D’Onofrio en el film original) y se le añade como “leitmotiv” la trilladísima venganza. El tema es tan cantoso que, en un momento determinado, el propio guionista, otra vez Miles Chapman, hace que un personaje se despache con esta irónica frase: “Aquí hay muchos padres”. El desastre se completa cuando todos se olvidan del personaje interpretado por Harry Shum Jr.

Pese a lo expuesto hasta ahora, también hay que reconocer aspectos positivos que alzan esta cinta un poco por encima de su predecesora. En este caso especialmente destacadas son las secuencias de acción. En concreto lucen mucho las tres peleas uno contra uno del clímax final. Son tres combates que representan tres estilos de lucha diferentes: el estilo marcial de Zhang, la brutalidad de Bautista y la visceralidad de Stallone. Quizás, y sólo por ver estas peleas bastante bien filmadas, merezca la pena tragarnos todo lo anterior.

Otro aspecto positivo sobre el que podríamos incidir es la ambientación en la prisión letona donde se desarrolla el final. En esa parte la filmación no parece tan de telefilm y destaca por sus tonos anaranjados y amarillentos. La oscuridad y la humedad de las celdas y túneles también ayudan a tapar otras carencias. Además, este oscuro entorno es aprovechado para colar un par de emboscadas al estilo deRambo: Last Blood (Adrian Grunberg, 2019).

“Estación Diablo: Lugar peligroso”. Extraction.

El reparto se ve favorecido por la presencia de Sylvester Stallone que lo vuelve a dar todo con más minutos que en el anterior film. A Sly nada podemos reprocharle volviendo a encarnar a un Ray Breslin más duro que nunca. Eso sí, desde aquí le pido que no vuelva a manchar su filmografía con películas como estas. Por su parte, Dave Bautista también goza de más minutos que en ‘Plan de escape 2’. No obstante, tampoco hay que hacerse muchas ilusiones pues su intervención prácticamente queda relegada al asalto a “Estación Diablo”. Sobre 50 Cent y Jaime King nada que comentar pues ambas presencias son casi testimoniales, especialmente la del rapero.

Naturalmente, y con capital chino metido en el asunto (Leomus Pictures), no podían faltar los intérpretes asiáticos. En esta ocasión vienen representados por Jin Zhang y Harry Shum Jr. El primero interpreta a Shen, un misterioso personaje que se presenta paraguas en mano repartiendo de lo lindo. El segundo encarna a Bao, el guardaespaldas personal de Daya Zhang, la hija del magnate objeto del secuestro. Para Zhang y Shum van las dos primeras escenas de peleas del film. Terminando con los intérpretes orientales o con ascendencia oriental tenemos a Melise como Daya Zhang y a Russell Wong como su padre. Decir que cumple más la joven actriz sufriendo y llorando que Wong. A este último parece importarle todo bien poco y apenas se esfuerza en mostrar preocupación alguna.

Respecto a los villanos nada que resaltar porque vienen a ser carne de cañón. Ahora bien, sí que creo justo destacar los esfuerzos de Devon Sawa por parecer malo como el jefe villano de turno… y la siempre repartidora presencia de Daniel Bernhardt. El resto son una pandilla de forzudos, feos, sucios y gordos (especialmente esto último) dispuestos a dar y recibir por la causa.

“Los pecados del padre no son los del hijo” (Abigail)

En conclusión.
Termino esta crítica de Plan de escape 3, otra floja película que Sylvester Stallone entrega directa al VOD. Es una pena que el film original se haya visto ensuciado por dos calamitosas secuelas. Quizás esta tercera parte sea un poquito mejor que la segunda… pero, sinceramente, a estos niveles tan bajos da exactamente lo mismo. Si no son fans de Stallone no pierdan el tiempo con ella… y si son fans de Stallone tampoco se la recomiendo. Es mejor pasar página lo antes posible y que los chinos no sigan mareando más a Ray Breslin.

Tráiler de Plan de escape 3