Mamá te quiere
Comparte con tus amigos










Enviar

En su nueva película como protagonista, Sarah Paulson le da un retorcido giro de tuerca a la frase de “El amor de una madre no tiene límites”. Estamos ante su primer film después de su irrupción viral en Netflix con ‘Ratched’ de Ryan Murphy. Llegó el momento de saber porque ‘Mamá te quiere’.

“Soy tu madre. Mi deber es ocuparme de ti cuando me necesitas” (Diane)

Crítica de Mamá te quiere

Después de lograr el éxito de taquilla y crítica con Searching (2018), la dupla formada por el director Aneesh Chaganty y el guionista Sev Ohanian repiten colaboración. Y lo hacen con ‘Run’, película conocida en España como ‘Mamá te quiere’. Título este último algo más explícito que el original y que encierra un film de suspense y tensión. Una cinta en la que seguimos la pista de un bebé nacido prematuro con multitud de enfermedades y de una madre sobreprotectora que hará lo que haga falta para que no le pase nada. La música la firma Torrin Borrowdale y, por su parte, la fotografía va a manos de Hillary Spera.

Debido a las consecuencias de la pandemia del Covid-19, el film canceló su estreno en cines. Así las cosas, acabó siendo lanzada en USA en la plataforma de streaming conocida como Hulu. Por su parte, en España fue estrenada de tapadillo directa a Movistar+ y Vodafone para sus suscriptores del paquete cine el pasado 22 de enero de 2021. Recordar que su estreno en nuestro país fue pospuesto en varias ocasiones estando en manos de DeAPlaneta.

Desde su inicio, ‘Mamá te quiere’ no esconde para nada sus clarísimas referencias a Stephen King yMisery (Rob Reiner, 1990). Aunque también toma algunos elementos de Carrie (Brian De Palma, 1976) como la madre sobreprotectora. Además, hallaremos referencias no-argumentales, algunas más claras que otras, y es mejor dejar que el espectador las pille o no, ya que no es cuestión de destriparlas. Sobre la posibilidad o “no realidad” del argumento ya estamos ante otros menesteres. Digamos que, llegado el momento, todo el asunto se irá destapando quizás de una manera un tanto fácil. En este sentido, ojo con el abrupto final donde parece que la tijera en la sala de montaje hizo de las suyas. Eso sí, el último plano sube algunos puntos el global. Un global que, sin ese perverso giro, a lo mejor hablaríamos de una película por debajo del aprobado.

Conviene también apuntar que estamos ante una curiosa variante de las cintas de personajes atrapados. Y, al mismo tiempo, ante una especie de revisión de la premisa clásica ochentera de los padres/tutores/cuidadores que suponían una amenaza para los niños. No se olviden, por ejemplo, de la altamente espeluznante ‘El padrastro’ (Joseph Ruben, 1987) como gran referente. Además de algunas ideas interesantes mostradas y de un par de momentos más que menos terroríficos, conviene apuntar que la película no termina de despegar. Por si fuera poco, en el último tramo un personaje toma una decisión inesperada rompiendo con toda la estructura y cerrando, como ya remarqué, de manera sorpresiva. Así las cosas, ‘Mamá te quiere’ queda como una idea, un proyecto que pudo dar más de sí. Parece el episodio piloto de una serie que nunca pasó de los pases de prueba.

El principal aval del film es Sarah Paulson, actriz de gran actualidad el pasado 2020 por su gran reinterpretación del mito de la Enfermera Ratched en la serie homónima para Netflix. Ella es, junto a la debutante Kiera Allen, la gran protagonista de ‘Mamá te quiere’. Atención con Allen porque, además de ser su primera película, es de las primeras actrices en usar su discapacidad en pantalla. Desde los últimos tiempos de Christopher Reeve, tras su terrible accidente a caballo, no se recordaba un actor que usara sus limitaciones en la vida real para sus personajes. Al menos no con el calado y la publicidad (cuestionable o no) que se le ha dado a esta circunstancia.

Sobre las interpretaciones, como acabo de indicar, llamar la atención de la muy esforzada labor de Kiera Allen. La joven lleva sus capacidades físicas al máximo y destaca en la set-piece del vaso de agua, una idea claramente “De Palmiana” a la que se le sacan mucho partido. Ante ella tenemos a una inquietante Sarah Paulson con una presencia en pantalla por encima del global de la propuesta. Paulson demuestra lo gran actriz que es y sus grandes aptitudes dramáticas ya puestas a prueba durante años por Ryan Murphy en las series ‘American Horror Story’ y ‘Ratched’. Ojo a cuando aparece imperturbable, y vagamente iluminada y sentada en plena oscuridad, en un plano de fondo.

En resumidas cuentas.
Termino esta crítica de Mamá te quiere, viendo las alabanzas que recibió su director, incluidas las de esta misma web, con su film precedente, esta nueva película tan sólo resulta una idea muy ochentera que no termina de despegar. La película resulta algo más que salvable por algunos momentos que van de lo bizarro a lo angustiante y por la nerviosísima actuación de Sarah Paulson, que uno nunca sabe por dónde puede salir… Queda claro que Chaganty ha tirado aquí por el camino fácil y arriesgado lo justo. Ahora toca esperar su siguiente movimiento que resultará clave para verificar si su éxito primigenio fue o no cuestión de azar.

Tráiler de mamá te quiere