La Liga de la Justicia de Zack Snyder
Comparte con tus amigos










Enviar

Han tenido que pasar 4 años para que los aficionados al género superheroico hayamos podido ver la versión que Zack Snyder quiso filmar del equipo por excelencia de DC. La versión planeada antes de que la tragedia golpeara su vida personal y Warner Bros hiciese ciertos cambios al film. Ahora la tenemos entre nosotros gracias a HBO. Ha llegado la hora de ver el verdadero poder de ‘La Liga de la Justicia de Zack Snyder’.

“Me da igual a cuantos demonios se ha enfrentado. No se ha enfrentado contra nosotros unidos” (Batman)

Crítica de La Liga de la Justicia de Zack Snyder

La historia de este film es digna de que, algún día, Hollywood la adapte. Para conocerla hay que retroceder al año 2016. En ese tiempo, Zack Snyder se preparó para empezar su película de Liga de la Justicia’, el famoso supergrupo de los DC Cómics. Por aquel entonces, Snyder tenía unos planes originales bastante claros. Sin embargo, las duras críticas que recibió el film previo, Batman v Superman: El amanecer de la justicia’, llevaron a la Warner Bros a poner trabas a la producción. Una serie de trabas que llegaron a afectar de manera indirecta a otros films del estudio como serían Escuadrón Suicida (David Ayer, 2016) y Wonder Woman (Patty Jenkis, 2017).

De entrada se exigió al realizador que rebajara el tono serio que iba a tener la película. Recordemos que una de las ideas de Snyder incluía a Superman bajo las órdenes de Darkseid, quien lograba dominar la Tierra. Además se incorporaban gran cantidad de personajes como Doctor Veneno, Orm, Black Manta y, por supuesto, Lex Luthor. Este último terminaría aliándose con Darkseid para localizar la Ecuación Anti-vida… Todo esto y más se eliminó del planteamiento que Snyder y el guionista Chris Terrio tenían en mente. Aun así, el estudio siguió poniendo “peros”. En WB pensaban que había que meter más humor e introdujeron a Geoff Johns y Jon Berg como “supervisores” de la producción controlando que el metraje no sobrepasara las 2 horas. Snyder luchó por mantener su integridad artística… hasta que el fallecimiento de su hija, Autunm, le hizo abandonar la filmación.

Tras la partida de Snyder, el estudio trajo a Joss Whedon para que este cumpliera con sus exigencias. En un principio se vendió ante el público que Whedon simplemente iba a acabar el trabajo inicial de Snyder. Se procedía así a un lavado de cara de principio a fin. En palabras del director de fotografía solo se usó un 10% del metraje que Snyder había rodado antes de irse. Se cambiaron tramas, se redujeron personajes, se introdujo más humor e incluso se cambió al compositor Tom Holkenborg por Danny Elfman.

‘Liga de la Justicia’ no se saldó con buenas críticas. El intento de “marvelización” por parte de Warner se convirtió en un fracaso absoluto. Tan es así que esto llevó al estudio a quitarse de encima a varios de los responsables del film, los ya citados Geoff Johns, Jon Berg y Joss Whedon. Este último incluso iba a haber rodado una cinta sobre Batgirl.

Mientras tanto, entre bambalinas, se sabía que Zack Snyder había llegado a dejar acabado un montaje de su versión. A esa edición tan solo le quedaban por terminar los efectos visuales y la banda sonora. A pesar de las negaciones de algunos, en 2019 Snyder dejaba claro que “su versión” existía, y que tenía un corte de lo que algunos llegaron a decir que no había. Finalmente, y tras la presión de los fans, Warner Media y HBO Max aceptaron lanzarla en la plataforma de streaming el 18 de marzo de 2021. A día de hoy, todavía alguno sigue denigrando a Snyder afirmando que nunca tuvo “su versión” y que todo lo rodó antes de la fecha de estreno de la misma en HBO Max.

Aunque es cierto que el tronco narrativo de ‘La Liga de la Justicia de Zack Snyder’ es el mismo que el de su versión del 2017, este “nuevo film” es una obra continuista de lo visto enEl hombre de acero yBatman v Superman: El amanecer de la justicia’. De hecho, esta nueva JL empieza con la secuencia en la que Superman se sacrifica para derrotar a Doomsday. Eso sí, visualizada desde el punto de vista de Lois Lane. Además recupera todas las ideas originales que fueron eliminadas por el estudio cuando Snyder abandonó la producción. Estos aspectos permiten desarrollar los personajes con absoluta tranquilidad y sin perder el sentido narrativo. Los héroes tienen una mayor profundidad siendo los más beneficiados Cyborg y Flash.

Según lo expuesto, el personaje interpretado por Ray Fisher es, de largo, el más trágico y complejo en términos dramáticos. Por su parte, el Flash de Ezra Miller se beneficia de una secuencia introductoria de oro puro en la que Snyder despliega toda su artillería visual. También el villano Steppenwolf experimenta un cambio radical de imagen y obtiene unas motivaciones más claras. Inclusive se presenta al villano que iba a ser el definitivo: Darkseid, otro damnificado de la versión de cines al igual que su relación con Steppenwolf… Haciendo una comparación con la trilogía más famosa del cine, me atrevería a decir que ‘El hombre de acero’ es La guerra de las galaxias’, ‘Batman v Superman’ es El imperio contraataca y ‘La Liga de la Justicia de Zack Snyder’ seria El retorno del Jedi’. Todas ellas continuistas con el arco narrativo original pero “diferentes” en sus tonos.

El global del casting también resulta mejor parado en cuanto a desarrollo de lo visto en la otra versión. Ben Affleck mantiene su carácter como Bruce Wayne/Batman. Gal Gadot sigue siendo uno de los mayores descubrimientos en cuanto a su rol se refiere. Su Wonder Woman es aguerrida, valiente y fiel a lo visto en ‘BvS’. Y Henry Cavill como Superman nada que objetar ¡Es Superman!

Otro de los beneficiados es Jason Momoa como Aquaman. Curiosamente se encuentra cercano a lo que James Wan hizo en su película: un personaje marcado por un destino que no quiere y cuyo arco narrativo acabaría en la cinta de Wan. Y los ya citados Cyborg y Flash salen enormemente beneficiados en este montaje. Especialmente Ray Fisher que se entrega en cuerpo (literalmente) y alma a un personaje que los mandamases de Warner minimizaron al máximo… Aquí es el hilo y corazón de toda la cinta contando con un origen de 15 minutos y desarrollando ampliamente el espectro narrativo que el personaje lleva a cuestas. Amén de explorar la relación con su padre, Silas Stone, dotando así al film de un mayor impacto dramático.

El apartado de efectos visuales es puro Snyder. Me atrevería afirmar que este film es “el magnum opus” de su estilo. En sus 4 horas define todos sus elementos visuales con unas setpieces de puro infarto propias de su filmografía. ¡Qué duda cabe que para sus detractores será un blanco perfecto!

Finalmente, otro aspecto diferente es la banda sonora. Si Danny Elfman recuperaba los temas de Batman (el suyo de 1989) y el de Superman de John Williams, la recuperación de Tom Holkenborg se hace con la enorme variedad temática que Hans Zimmer presentó en las dos cintas anteriores. Aunque el tema de Batman de la cinta del 2016 no aparece, es sustituido por otro, la música de Holkenborg se acopla a las imágenes de una forma brutal. Su score eleva todos y cada uno de los momentos, inclusive las partes dramáticas, como la historia Cyborg.

En conclusión.
Concluyo esta crítica de La Liga de la Justicia de Zack Snyder, estamos ante la verdadera versión que el cineasta quiso estrenar sobre este grupo de superhéroes de DC. Es el “magnum opus” del estilo de Snyder en todos los sentidos. Profundidad de personajes, épica y dramatismo, y un titánico montaje que abre nuevas tramas que, en un futuro, puedan llegar a suceder.

Tráiler de La Liga de la Justicia de Zack Snyder