Jungle Cruise
Comparte con tus amigos










Enviar

Jaume Collet-Serra une fuerzas con Disney para traernos una película de aventuras a la antigua usanza. Un film protagonizado por dos estrellas con gran química, muchos gags y un sabor clásico a los films de antaño. Todos estos ingredientes dan forma a un divertido y trepidante film. Ya mismo nos vamos a Brasil en busca de “El Árbol de la Vida” a bordo del ‘Jungle Cruise’.

-“Conozco lo que hay en esa selva y créame, nadie va a la selva de vacaciones” (Frank)
-“No he venido de vacaciones” (Lily)

Crítica de Jungle Cruise

Disney nos entrega otra adaptación al cine de una de sus atracciones. En este caso hablamos de ‘Jungle Cruise’, una travesía por el río Amazonas en Disneyland. La recreación está repleta de elementos que despiertan la pasión de los más pequeños. El proyecto cinematográfico es bastante similar a lo que se hizo en su día con la atracción de ‘Piratas del Caribe’, llevada a cines por el productor Jerry Bruckheimer con Gore Verbinski como director. Disney parece que intenta replicar aquel éxito. Para ello ficharon a Dwayne Johnson como protagonista de la aventura, de un modo similar a lo que hicieron, en su día, con Johnny Depp cuando protagonizó Piratas del Caribe: La Maldición de la Perla Negra’. Esta vez también se han asegurado de sumar al evento a una contrapartida femenina a la altura: Emily Blunt. Para capitanearlo todo tenemos a Jaume Collet-Serra detrás de las cámaras.

Por supuesto destaca la enorme capacidad de los tres talentos anteriormente citados, cada uno a su manera. Dwayne Johnson es alguien que tiene más que demostrado su nivel de súper-estrella y carisma desbordante. Emily Blunt tiene un gran talento como actriz todoterreno. Esta característica le ha propiciado una buena carrera y capacidad desbordante para asumir cualquier rol, ya sea un drama intimista o un blockbuster. Finalmente, Jaume Collet-Serra es un artesano tremendamente eficiente y excesivamente ninguneado en España.

Ahondando en la trayectoria de Collet-Serra resaltar su enorme pericia y capacidad de amoldarse a casi cualquier género. Serra ha dirigido thrillers, cine de acción e incluso terror. Y ahora le toca codearse con las más grandes superproducciones. Tan es así que el propio Johnson (también productor de la película) lo ha fichado para ‘Black Adam’, la adaptación del personaje de DC Cómics. Un proyecto al que el director barcelonés se sumó cuando ‘Jungle Cruise’ estaba en plena post-producción y quedando tapada por la pandemia del Covid-19, que impidió su estreno hace un año.

Entrando ya en materia comentar que ‘Jungle Cruise’ es una película de aventuras muy Disney. El film está en la onda de producciones comoThe Mummy (Stephen Sommers, 1999), las películas de ‘Indiana Jones’ con esa clara referencia del villano que interpreta Jesse Plemons haciendo de alemán alocado… y también, en menor medida, se asemeja al estilo de las entregas de ‘Piratas del Caribe’ por su elemento sobrenatural. Elemento representado por Edgar Ramirez y sus conquistadores malditos.

Todos los ingredientes anteriores están bastante bien mezclados dando lugar a una energética cinta de aventuras. Una película repleta de humor y bien acompañada por la banda sonora de James Newton Howard. La música del maestro eleva más si cabe el material presente en la cinta de Collet-Serra. Este último apela desde un principio al cine de aventuras añejo. Un tipo de cine que prácticamente los grandes estudios parecen haber olvidado en favor de las cintas de superhéroes, superproducciones caras repletas de CGI y franquicias de multiverso.

En términos de planificación visual, y sentido narrativo, resalta la muy loable labor tras las cámaras de Jaume Collet-Serra. Gran competencia la suya a la hora de entregar un film de aventuras de humor blanco (que nadie olvide que estamos ante una producción Disney). El director español también entrega alguna set-piece bastante chula y cuenta con la ayuda de la buena fotografía del también español Flavio Labiano. La labor de este último le da un toque claramente colorista al film. En este sentido visual lo más criticable es el abuso del CGI, sobre todo en su tercio final con los conquistadores malditos

‘Jungle Cruise’ es una cinta con pretensiones simples: regalar una cinta familiar perfectamente equilibrada en sus intenciones y divertida. Quizás sus dos grandes problemas se encuentran a mitad del metraje. El primero es una cierta pérdida de fuelle narrativo que luego recupera brillantemente para su tercio final. Y el segundo son las ya habituales connotaciones sobre la diversidad. En este aspecto, el principio del film es el mejor ejemplo. Me refiero a una secuencia innecesaria que no hace sino introducir la dichosa cuota que últimamente se ve en el cine americano. Tampoco destaca cierta conversación entre el personaje de Dwayne Johnson y el de Jack Whitehall dando a entender ciertos detalles… que no eran necesarios para la trama y que se podían haber eliminado perfectamente del metraje. Por otro lado, la película dura 127 minutos que resultan algo largos.

En cuanto al casting tanto Dwayne Johnson como Emily Blunt soportan sobre sus hombros todo el peso del film. Ambos dan lugar a situaciones divertidísimas (aunque ciertos elementos de inclusión son metidos sin ningún tipo de pudor). Johnson y Blunt respiran un buen rollo que han demostrado incluso entre bastidores. Los dos ejecutan una camaradería eficaz y bien desarrollada. Bien puedo decir que Dwayne Johnson y Emily Blunt son el corazón y alma del proyecto en todos los sentidos.

También hay buen trabajo por parte de Edgar Ramirez. Sus lacayos son Quim Gutierrez y Dani Rovira hablando en español y bajo kilos de CGI. Efectos que, en ocasiones, terminan por quitar cierta sensación de realismo a sus personajes. Además hay que resaltar la flipada labor de Jesse Plemons como el príncipe alemán Joachim. Su papel es tremendamente delirante. Finalmente, y adaptándose al tono familiar de la propuesta, encontramos al personaje de Paul Giamatti, que podría haber sido interpretado por cualquier otro y a nadie le hubiera importado.

En conclusión.
Termino esta crítica de Jungle Cruise, una película que tiene todo lo que uno espera de una producción de aventuras de la marca Disney: humor, diversión para todos los públicos y mucha acción protagonizada por dos protagonistas desbordantes de carisma. En definitiva, una propuesta más que loable de un artesano tan solvente como es Jaume Collet-Serra.

Tráiler de Jungle Cruise