Contraband
Comparte con tus amigos










Enviar

¿Qué está dispuesto a hacer Mark Wahlberg para proteger a Kate Beckinsale y a sus hijos? ¿Hasta dónde está dispuesto a llegar para poder saldar una deuda familiar? ¿En quién puede confiar? Las respuestas las encontramos ya mismo en… ‘Contraband’.

“Si un tío muere… su familia hereda su deuda”.-Tim Briggs.

Chris Farraday

Crítica de Contraband

Sorpresa positiva la que ofrece ‘Contraband’. Entre manos tenemos un buen thriller con destacadas interpretaciones y cargado con varios momentos de gran tensión. Además, se incluye algún que otro momento para el recuerdo de la cinta. Aquí todos nos ponemos claramente del lado del personaje de Mark Wahlberg para desear que todo le salga bien. Atención, sobre todo, a la parte del film que transcurre en Panamá. Los sucesos que allí acontecen casi cortan la respiración del espectador. En la trama, ‘Contraband’ presenta una original forma de abordar un tema tan trillado como es el contrabando/tráfico de drogas. Para ello se vale de los barcos que hacen el recorrido de Nueva Orleans a Panamá.

En el montaje podemos apreciar cuatro partes bien diferenciadas. La primera es planteamiento inicial con la pérdida de la droga y la vuelta “al curro” de Chris. La segunda es el trayecto en barco. En tercer lugar están los ya referidos sucesos de Panamá. Finalmente tenemos la conclusión. Todo esto está bien contado y resuelto, y sin dejar nada al azar. No obstante, en el “debe” hay que apuntar algunas escenas que se cortan un tanto abruptamente.

Contraband

Con un presupuesto bajo establecido en el entorno de 24 a 40 millones, el islandés Baltasar Kormákur les saca el máximo brillo recreando los sucesos de esta entretenida película. Una cinta rodada íntegramente en decorados naturales en diversos barrios de Nueva Orleans y en la ciudad de Panamá. Además, se filmó usando cámaras múltiples con el propósito de captar la acción en tiempo real.

La película se basa en el film ‘Reykjavík-Rótterdam’ del año 2008. Resaltar que el propio Baltasar Kormákur fue el protagonista principal a las órdenes de Óscar Jónasson. Este último se encarga aquí de guionizar y “americanizar” esta adaptación. Por su parte, Mark Wahlberg tuvo la suficiente inteligencia para coger un material europeo y convertirlo en americano trayéndose a los responsables del mismo. En consecuencia, estamos ante gente que sabía lo que se hacía y esto se nota muy positivamente en el resultado. Una cosa es “remakear”, basarse en otra película o copiarla sin sentido alguno… y otra hacerlo con sentido y con un mínimo de inteligencia. El propio Baltasar Kormákur define así al film: “Se trata de un viaje. Para mí, ‘Contraband’ no es un remake, sino más bien una historia que ha sido usada para otra película. Creamos una nueva historia a partir de la original”.

En la música destaca que la banda sonora corre a cargo de Clinton Shorter. Las composiciones del maestro canadiense brillan especialmente como generadoras de tensión en el público ante los acontecimientos que tienen lugar en la película.

Contraband

“Voy a solucionar esto”… De Nueva Orleans a Panamá.

El reparto se encuentra liderado por Mark Wahlberg que está muy bien como Chris Farraday. Bien como padre de familia y mucho mejor como contrabandista de vuelta “al oficio”. Destaca, sobre todo, cuando tiene que poner firmes a golpe limpio a otros personajes de la película. A su lado encontramos a Kate Beckinsale que simplemente está correcta como Kate, la esposa de Chris. El papel de Kate no requiere de un gran esfuerzo. Simplemente es el punto débil a través del cual los malosos de turno atacan al personaje de Wahlberg. El tercer miembro de la familia es Caleb Landry Jones que cumple como Andy, el joven cuñado metepatas de Chris.

Kate Beckinsale

Dejando al margen al protagonista, y a su familia, tenemos al siempre notable Ben Foster.  En esta ocasión interpreta a Sebastian Abney, un tipo que pasa por ser el mejor amigo de Chris y que le ayudará todo lo que pueda. Por su parte, atención a la increíble transformación de Giovanni Ribisi para convertirse en el malvado Tim Briggs. Ribisi está fenomenal y sorprende muchísimo con este papel. Como curiosidad destacar que inicialmente hizo una prueba para un rol que no era el que acabó interpretando. El realizador sugirió que leyera los diálogos del personaje de Tim Briggs. Finalmente se le dio este villano porque podía aportar algo inesperado y mucho más peligroso al mismo.

Por último no puedo dejar de comentar el buen hacer de J.K. Simmons como el Capitán Camp, jefe del Borden (barco en el que Chris se apunta para ir a Panamá). Muy bien. ¡Ah! y atención a los minutos en pantalla del gigantesco William Lucking como padre “enchironado” de Chris Farraday.

Tim Briggs

En conclusión.
Termino esta crítica de Contraband, un interesante thriller que merece, al menos, un visionado. Con un presupuesto bajo sabe lucir al máximo en pantalla y atrapar al espectador desde el principio y hasta el final. Un final dónde todo quedará resuelto para bien o para mal de Chris Farraday.

“Siento decirte que el capullo de tu hermano nos ha jodido bien”.-Chris Farraday.

Contraband

Curiosidades.
-En una de las escenas de mayor acción que sucede en Panamá se llegaron a emplear unos 30000 casquillos de armas automáticas.
-Las escenas en las que Chris visita a su padre en la cárcel se rodaron en una auténtica prisión. La colaboración de la oficina del sheriff de Jefferson Parish fue imprescindible para conseguir rodar en la cárcel de Gretna, una pequeña ciudad cercana a Algiers.
-Gran parte de los interiores del barco del capitán Camp se rodaron en el S.S. Bellatrix, un buque perteneciente a la Administración Marítima de Estados Unidos, anclado en Marrero, Luisiana. Para las imágenes exteriores el barco empelado fue el B.B.B. Romania al que pintaron el casco de negro y añadieron una sección para que pareciera mucho mayor y se convirtiera en el Borden del capitán Camp.

Trailer de Contraband