Pacific Rim: Tierra de nadie: Temporada 1
Comparte con tus amigos










Enviar

Pensábamos que habíamos ganado la guerra contra los Kaijus pero estábamos equivocados. El abismo sigue abierto y Australia ha caído. Que Dios nos asista porque nadie nos salvará. Esto es el principio del fin. Sed bienvenidos a ‘Pacific Rim: Tierra de nadie’.

“Hermanas, el mesías kaiju ha llegado”

Resumen.
A continuación os dejo una breve sinopsis-resumen, sin destripes, de los 7 episodios que componen Pacific Rim: Tierra de nadie: Temporada 1. Esta serie fue vista en Netflix.

Episodio 1: Desde las sombras.
Australia ha sido sometida por el poder de los kaiju. Así las cosas, un matrimonio de pilotos se ven obligado a abandonar a sus hijos, Hayley y Taylor, para buscar ayuda en su jaeger de combate. 5 años después los progenitores todavía no han regresado y Taylor y Hayley encuentran un jaeger de formación: Atlas Destroyer.

Episodio 2: Hacia la oscuridad.
Hayley y Taylor llegan a una ciudad en ruinas al mismo tiempo que Atlas Destroyer se queda sin energía. Para solventar la incidencia, los hermanos se verán obligados a adentrarse en la ciudad en busca de baterías nuevas. Allí encontrarán muchos peligros y a un extraño Niño.

Episodio 3º: Bogan.
Niño ya forma equipo con Hayley y Taylor y los tres juntos llegan hasta un asentamiento de mercenarios dominado por un extraño individuo llamado Shane. Allí también conocerán a una adolescente fría y dura llamada Mei.

Episodio 4º: En marcha.
Taylor entra en deriva con Mei para poner en marcha a Atlas Destroyer y ponerlo a salvo de un poderoso kaiju que se dirige hacia Bogan.

Episodio 5º: La huida de Bogan.
Taylor se ve obligado a ejecutar una peligrosa maniobra conocida como “pilotaje fantasma” para activar a Atlas Destroyer y escapar definitivamente de Bogan.

Episodio 6º: El cementerio.
Mei abandona a Hayley, Taylor y Niño. Por si fuera poco, Niño se escapa y termina en un terrible cementerio de kaijus y jaegers.

Episodio 7º: La hora de la verdad.
Hayley, Taylor y Niño dan con los restos de Hunter Vértigo, el jaeger de combate de sus padres. Además se reencuentran con Mei. Finalmente, Niño revela su gran poder.

Crítica de Pacific Rim: Tierra de nadie: Temporada 1

El universo de las películas iniciado por Guillermo del Toro se expande en Netflix con este anime. Recordemos que todo empezó en 2013 con del Toro dirigiendo Pacific Rim’. Esta cinta nos introducía en una Tierra atacada por colosales monstruos surgidos de una grieta abisal. Estos monstruos fueron conocidos como Kaijus y frente a ellos los humanos construyeron gigantescos robots llamados Jaegers. El film funcionó lo suficiente para dar lugar a una muy infravalorada secuela,Pacific Rim: Insurrección’, dirigida por Steven S. DeKnight en 2018. Y ahora pasamos a ver lo que nos ofrece ‘Pacific Rim: Tierra de nadie’.

En primer lugar hay que resaltar que estamos ante un anime desarrollado por Polygon Pictures y Legendary Pictures. Esta última, responsable de los dos films citados y de otras franquicias cinematográficas como Kong: La isla calavera (Jordan Vogt-Roberts, 2017). Precisamente, Legendary ha firmado un acuerdo con Netflix que se plasma en ‘Tierra de nadie’ y en otros animes que irán viendo la luz en la plataforma de streaming.

‘Tierra de nadie’ es una especie de spin-off y/o continuación de lo visto en ‘Pacific Rim’ y en ‘Insurrección’. De hecho, en algunos episodios nos dejarán referencias directas o indirectas a las mismas. Recuerdo ahora, por ejemplo, la cita que se hace al comandante Pentecost o a las guerras de la “insurrección”. No obstante, el tono del anime difiere mucho de lo visto en las películas. Aquí no hay tiempo para gracietas y todo adquiere un sentimiento deprimente, post-apocalíptico, dramático y serio. Los creadores, Greg Johnson y Craig Kyle, apuestan por ofrecernos un estado de situación en el que los jaegers están perdiendo claramente la batalla contra los kaijus.

Lo anterior queda ambientado en una Australia tipo Mad Max con gran parte de sus ciudades destruidas y abandonadas. En sus desiertos, campamentos y urbes defenestradas es donde se desarrolla la acción del anime. Un anime bastante intimista centrado en dos hermanos adolescentes (un chico y una chica) y un misterioso niño pequeño que se encontrarán por el camino. Sin olvidar tampoco a la fría y dura Mei. A lo largo de los siete capítulos estos personajes tendrán que aprender a controlar su pasado, sus recuerdos, sus miedos y al jaeger conocido como Atlas Destroyer. También tendrán que aprender a confiar los unos en los otros quedando desnudos ante la deriva. Todo esto en mitad de un viaje imposible para encontrar a sus padres teniendo Sídney como destino final.

Al margen de lo comentado, la serie también incorpora novedades y algún misterio. Las novedades son los nuevos “kaiju-perros” y unos misteriosos personajes que aparecen en el final. También tendremos pinceladas de algunos aberrantes experimentos de la PPDC que han cruzado a kaijus con jaegers y con los propios humanos. Y, por supuesto, el enigma que envuelve a las figuras de Shane y Niño. Quizás sea este último enigma el más fácil de revelar pero también el que abre las puertas de lleno a lo que puede ser una nueva temporada.

Un aspecto que me gustó mucho fue la animación. Hablamos de un anime que combina CGI con los dibujos y que resulta totalmente espectacular. No hay más que ver los diferentes juegos de luces y diseños holográficos de la cabina del Atlas Destroyer. Por no hablar de lo tremendamente llamativos que lucen los kaijus cada vez que aparecen en pantalla con un aire hiperrealista, tal cual los vimos en las películas o incluso superiores. En esta línea, ojo a las fabulosas escenas de combate entre los jaegers y los kaijus. No son muchas pero las que hay lucen a un nivel superior y perfectamente ejecutadas.

Por otro lado, destaca también todo el detalle puesto en recrear los diferentes ambientes: el desierto, el campamento, las ciudades en ruinas, el fuego,… Igualmente no se excluye el derramamiento de sangre, kaiju o humana, cuando llega el caso. Entre los pocos “peros” que le pongo al trabajo de animación serían algunos desplazamientos de los protagonistas humanos que se sienten “lentos” como en Castlevania: Temporada 1 (2017). También es cierto que algunas animaciones faciales deberían haber sido más expresivas.

Por su parte, la banda sonora es francamente buena con todo tipo de momentos. Eso sí, estamos ante una música que, en su mayor parte, se revela como dramática e intimista redondeando la situación de Hayley y Taylor. No obstante, también tiene momentos épicos y aventureros. Muy buen trabajo del compositor Brandon Campbell.

Ahora un breve repaso a los protagonistas. Empiezo con Hayley y Taylor, los hermanos protagonistas. Hayley (voz de Gideon Adlon) es una adolescente impulsiva y alegre. Siempre dispuesta a probar y aprender cosas nuevas. También destaca su espíritu y naturaleza protectora hacia Niño. Por su parte, Taylor (Calum Worthy) es el mayor y, lógicamente, es serio y vigilante. Siempre está preocupado por Hayley y por lo que pueda pasar. Antes de que sus padres desparecieran casi había terminado el curso de formación como piloto Jaeger. Sus padres le encargaron el cuidado de su hermana y no piensa fallar. Al lado de Hayley y Taylor tenemos a Niño que aparecerá relativamente pronto. Poco se puede decir del mismo puesto que siempre está callado. Ahora bien, encierra un gran y poderoso poder cuya naturaleza podría ser destructiva y que sólo parece calmar el amor de “madre” que Hayley le profesa.

Del resto de personajes que desfilarán por la serie destaca Mei (Victoria Grace), una chica endurecida por la vida que ha tenido que soportar. Mei es fría, de pocas palabras y es la mejor asesina de un grupo de mercenarios asentados en el desierto. Tan sólo Hayley parece ser capaz de sacarla de su duro caparazón. Al frente de los mercenarios tenemos a Shane (Andy McPhee), un individuo misterioso y sin escrúpulos. Shane se configura como el villano humano de la función y parece que en el pasado hizo daño a Mei. Finalmente, en la cabina de manos del Atlas Destroyer está Loa (Erica Lindbeck). Pese a ser sólo la IA del jaeger varias veces demuestra tener sentimientos humanos y fidelidad hacia Taylor, preocupándose y advirtiéndole de los inminentes peligros y consecuencias.

“Los kaijus han tomado el continente”

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Pacific Rim: Tierra de nadie: Temporada 1, una gran primera tanda de episodios en los que queda claro que nadie está a salvo. El peligro es una constante a lo largo de una serie que apuesta claramente por la madurez. Como spin-off/continuación de las dos películas creo que se termina situando uno o dos escalones por encima de ambas. Recomendada.

Imágenes: Netflix.

Tráiler de Pacific Rim: Tierra de nadie: Temporada 1