Pacific Rim
Comparte con tus amigos










Enviar

Guillermo del Toro nos trajo con ‘Pacific Rim’ la que fue una de las películas más disfrutables del verano 2013. Más allá de los consabidos superhéroes, aquí se nos ofrece una batalla épica entre robots (o mechas) contra unos monstruos venidos de las profundidades. La propuesta, sin lugar a dudas, prometía hacernos pasar un rato endiabladamente entretenido y puedo asegurar que así fue…

«Hoy nos enfrentamos a los monstruos que nos acechan, hoy vamos a cancelar el Apocalipsis» (Mariscal)

Crítica de Pacific Rim

Después de haber dirigido en 2008 Hellboy 2: El ejército dorado’ (2008), a Guillermo del Toro se le abrieron enteramente las puertas de Hollywood. También tuvo que ver en parte la producción española El laberinto del fauno’ (2006). Esta última le reportó al cineasta mexicano un enorme status dentro de la industria, ya que fue un éxito de taquilla y el sector de la crítica especializada lo recibió con los brazos abiertos. Sin embargo, esto fue el preludio de uno de los infiernos más indeseables para cualquier cineasta…

En su inicio fue Peter Jackson quién le eligió para dirigirEl Hobbit’, una elección magnífica. No obstante, y a partir de aquí, surgieron una serie de contratiempos. Contratiempos como los problemas financieros con la MGM que provocaron retrasos en la producción… hasta provocar el abandono de del Toro. El cineasta quedó herido en su corazón aunque quedó acreditado como guionista. Aún así, la suerte pareció sonreírle con la Universal y su monumental proyecto de Las montañas de la locura’ (con 3D incluido) y con dos potenciales nombres para su taquillazo: James Cameron y Tom Cruise como potencial protagonista. Pero, nuevamente, la situación tomó un giro imprevisto cuando la Universal realizó sucesivos recortes que acabaron cancelando el proyecto.

Por otro lado, y casi al mismo tiempo, Travis Beacham (uno de los guionistas del remake de Furia de Titanes) se curró un libreto para un potencial blockbuster titulado ‘Pacific Rim’. Travis se lo entregó a la Warner Bros. y esta, a través de su (por aquel entonces) filial, Legendary Pictures, buscó al cineasta más adecuado para dirigirla: Guillermo del Toro. Y del Toro aceptó dirigir el film con una condición: que se reescribiera el film bajo su tutela para lograr el mejor producto posible. Warner Bros. dio luz verde y así surgió la película que hoy nos ocupa.

A pesar de que en tierras norteamericanas no fue capaz de recuperar costes (apenas 101 millones para un elevado presupuesto de 190 millones), puedo asegurar que ‘Pacific Rim’ presume de ser una de las cintas más entretenidas y espectaculares del año 2013. De hecho, mi interés por el proyecto no vino solamente por el hecho de que un cineasta tan bueno y afincado dentro del cine fantástico como Guillermo del Toro se hiciera cargo de la dirección, sino también por ocuparse él mismo de la escritura del guión. Un libreto con una increíble historia: robots gigantes dándose mamporros contra monstruos gigantes interdimensionales en el Océano Pacífico. Aquí tenemos «el sueño húmedo» de cualquier aficionado al cine fantástico en general…

‘Pacific Rim’ tiene una ventaja sobre otros blockbusters veraniegos y es que no engaña. A diferencia de las campañas de marketing preocupadas por subir el hype del público, la cinta de del Toro ofrece lo prometido: colosales mamporros, monstruos y robots… No hay más que ver los primeros minutos donde se muestra el origen de semejante situación y el primer combate entre titanes. Un choque sencillamente genial. Este servidor «lloró de alegría» porque: ¿Quién no jugó en su infancia con los “Action Man” contra el «Godzilla» de turno? Este film nos da eso y más.

La principal base de inspiración de del Toro son los mangas/animes y el cine de monstruos japonés. De hecho, a ratos, podríamos estar ante el futuro de adaptaciones de animes (la saga de los robots de la Hasbro no entra en esta categoría, a pesar de algunos). Sin embargo, esta inspiración se convierte en un arma de doble filo: por un lado quizás es lo más fiel que se puede acercar al anime japonés. No obstante, he ahí el problema. Esto conlleva que todos y cada uno de los tópicos, situaciones y personajes sean llevados hasta el extremo… así pues, una de las mejores virtudes del film es, a su vez, su mayor defecto. Del Toro debería haber pulido las posibilidades de que su trama no fuera tan previsible… porque cuando uno ve por dónde van los derroteros esto puede convertirse en su mayor enemigo durante el visionado.

Dejando a un lado los clichés, y la previsibilidad de la película, el director mexicano se rodea de un reparto de actores competentes (atención al cameo de uno de nuestros actores españoles más divertidos). Actores tales como: Idris Elba, Ron Pearlman (que ofrece uno de los momentos más hilarantes de la cinta) y de una carismática Rinko Kikuchi. Esta última es una actriz nipona que se desenvuelve de manera impresionante tanto en un blockbuster de estas características como en un drama de Isabel Coixet. Por otra parte, el que consigue ser una revelación es Charlie Hunnam. Hablamos de un actor curtido en la televisión que entró en escena en cines comerciales con este film. Debo decir que sale excelentemente parado: tiene carisma y lo demuestra en todas sus escenas. Sin lugar a dudas ¡toda una sorpresa!

El aspecto técnico y de diseño de producción del film resulta un lujazo. Todos y cada uno de los escenarios están realmente conseguidos: la base de los Jaegers o ese Hong Kong futurista son una auténtica delicia. Además, la fotografía de Guillermo Navarro va totalmente acorde con la estética de la producción.

Y no nos olvidemos de los espectaculares efectos visuales, sin ellos, la cinta no sería nada. En este aspecto, ‘Pacific Rim’ ofrece unas secuencias de pelea que quitan el hipo. Son escenas rodadas de manera magistral y con una nitidez de infarto (la secuencia de la lucha entre Gipsy Danger y Otachi esta entre mis favoritas desde ya). Aquí se logra el «mayhem» más palomitero y potente. Ese el enorme punto fuerte de la película: unas peleas brutales y espectaculares, a la altura de las mejores y más caras producciones superheróicas. Una gozada.

En conclusión.
Concluyo esta crítica de Pacific Rim, uno de los blockbusters más entretenidos y espectaculares del 2013. Una «carta de amor» para aquellos que disfrutamos enfrentando Action-Man contra monstruitos. Con esta cinta nos vemos recompensados de manera genial y entretenida. Un aplauso para Guillermo del Toro.

Atención: Tras los créditos iniciales hay una “sorprendente” y divertida escena final…

Tráiler de Pacific Rim

Escucha nuestro último episodio del podcast