The Lovely Bones
Comparte con tus amigos










Enviar

Peter Jackson, tras haber visitado la Tierra Media y la Isla Calavera, se adentró en una empresa menos épica. En este film nos presenta la historia de la joven Susie Salmon. Asesinada en la Tierra desde el Cielo observa impotente nuevos y dramáticos acontecimientos. Celebremos junto a Saoirse Ronan el ¡10 aniversario! de ‘The Lovely Bones’.

“Me llamo Susie Salmon, como el pez… y esta es mi historia” (Susie)

Crítica de The Lovely Bones

Después de finalizar su adaptación de El señor de los anillos y de cumplir su sueño de remakearKing Kong (2005), Peter Jackson se tomó unos años sabáticos estudiando diferentes proyectos. Lo más llamativo fue su cita con Steven Spielberg para llevar a cines a Tintín, el famoso personaje de Hergé. Precisamente fue Spielberg quien le habló de un proyecto que tenía en el tintero desde hacía varias décadas: la adaptación de ‘Desde mi cielo’ (The Lovely Bones), la novela de Alice Sebold. A Spielberg le había atraído la historia y la combinación entre thriller dramático y elemento fantástico. El famoso realizador no había perdido el interés en realizarla, pero diversas tareas le impedían afrontarla. Así pues, se la “ofreció” a Peter Jackson. Este aceptó a cambio de que Spielberg fuese el primero en filmar la primera película de la supuesta trilogía de Tintín.

Jackson se trajo a su equipo habitual con el que ya había trabajado tanto en la trilogía de Tolkien como en ‘King Kong’. El realizador neozelandés entraba en lo que se antojaba, a priori, un terreno desconocido para él. El presupuesto fue de 65 millones de dólares y se contó un variopinto casting. ‘The Lovely Bones’ estaba ya en marcha para ser filmada en escenarios reales de Pennsylvania y Nueva Zelanda. Además, en post-producción se aplicaría el tan de moda CGI. Lo más llamativo es que el film tenía previsto un estreno en marzo de 2009. Sin embargo, la Paramount pensó que podría competir en los premios gordos y la retrasó hasta diciembre del mismo año para proyectarla en cines limitados. Finalmente se lanzó a todas las salas el 15 de enero de 2010 siendo un fracaso de crítica.

‘The Lovely Bones’ no es un fiasco pero si un producto regular dentro de la filmografía de Peter Jackson. Creo que en manos de alguien más metido en el género dramático se podría haber logrado una mezcla más interesante entre el drama y lo fantástico. A Jackson este film se le fue de las manos. Principalmente destaca la descompensación entre la parte dramática (la mejor) frente al edulcoramiento de la parte fantástica. Esta última, y en lo referente a los escenarios digitales, parece postales de la Cruz Roja. Así pues, terminan por no acabar cuajando dentro de la película.

Por otro lado, también destaca para mal el alargamiento del metraje. Hablamos de una cinta de 135 minutos donde se denota una “arritmia” narrativa con el guión de Fran Walsh, Philippa Boyens y el propio Peter Jackson. Este trío demuestra no saber cómo priorizar sus elementos narrativos. La historia de amor resulta muy débil (salvo un momento puntual casi al final de la cinta) y la investigación para atrapar al asesino tampoco brilla. Eso sí, Jackson nos regala una gran secuencia de suspense dentro de la casa de George Harvey.

Entrando en el reparto decir que resulta excesivamente heterogéneo y poco aprovechado. Es decepcionante ver a Rachel Weisz tan aparcada dentro del relato encarnando a Abigail Salmon. Por su parte, Mark Wahlberg no termina de cuajar en su rol de Jack Salmon, el padre-detective. Por no hablar de Susan Sarandon en versión cómica y que no cuadra dentro de las capacidades de su personaje, la abuela de Susie.

Los que sí que resaltan mucho son Saoirse Ronan y Stanley Tucci. La primera interpreta a Susie Salmon y ya demostraba sus muy buenas maneras como actriz. Saoirse nos va llevando por ese proceso de aceptación del más allá e incluso disfrutándolo. Por su parte, Stanley es el mejor de todos. Tan es así que fue nominado al Oscar por su rol de George Harvey. Aquí tenemos a un afable vecino que resulta ser un auténtico asesino en serie. Un criminal que no muestra ningún tipo de arrepentimiento por las atrocidades que comete (¡ojo a la secuencia de la bañera que es descomunal!) y es metódico hasta la médula.

Otro aspecto bastante cuestionable es el apartado de efectos visuales. Y esto resulta curioso porque Peter Jackson nunca había decepcionado en este aspecto. No obstante, en este film se sienten como un “mixbag” dentro de la propuesta. Hay tomas tremendamente efectivas frente a otras excesivamente dulcificadas y que parecen sacadas de libros infantiles.

En conclusión.
Termino esta crítica de The Lovely Bones, una obra cargada de buenas intenciones pero que termina siendo un film regular. No logra encontrar un equilibrio en cuanto a géneros y desaprovecha su casting. En definitiva, quizás sea esta la película menos loable e interesante de toda la carrera de Peter Jackson como director.

Tráiler de The Lovely Bones