Resident Evil 2: Apocalipsis
Comparte con tus amigos










Enviar

En su momento, cuando vi esta película en oferta ni me lo pensé. Se me había escapado en cines y la primera parte no me había decepcionado para nada. Además, tanto Paul W.S. Anderson como Milla Jovovich son para mí toda una garantía: el primero por sus espectaculares películas, y la segunda porque es una actriz de acción como la copa de un pino. Era el momento de saber cómo continuaban las aventuras de Alice en… ‘Resident Evil 2: Apocalipsis’.

“¿Y tu quién coño eres?”.

residentevil2_nemesis

Crítica de Resident Evil 2: Apocalipsis.
Hasta hace unos años era un fanático de los videojuegos de “Resident evil”, los acabé todos hasta el cuarto incluido cuya acción transcurría en España. Al respecto de las películas y estando ahora en el momento de comentar la segunda no tengo decepción alguna. Repasemos el asunto…

-R.E.1: Todo el tema del complejo subterráneo sobre la ciudad de Raccoon City en el que se originó el incidente me pareció una buena idea, con una sólida base para hacer una segunda parte y nos proporcionó unos entretenidos minutos de terror, ciencia ficción y suspense. Todo eso lo vimos en Resident Evil (Paul W.S. Anderson, 2002).
-R.E.2: Aquí me encantó la idea de que, tomando cómo base el incidente ocurrido en “La Colmena”, toda la acción se vuelca en una ciudad casi amurallada cómo Raccoon City (Toronto en la realidad), una ciudad gobernada por la todopoderosa UMBRELLA a modo de un Gran Hermano que vigila todos y cada uno de los pasos de los protagonistas rigiendo sus destinos.

residentevil2_alice

Entrando en esta segunda parte, cabe decir que mantiene el nivel del primer film y va más allá, superándola en determinados momentos, sobre todo gracias a los 12 millones más de presupuesto con los que contó este film, 45 por 33 de la primera. En este sentido, ‘Resident Evil 2: Apocalipsis’ es todo acción, entretenimiento y divertimento durante la hora y treinta minutos que viene a durar. Hacía tiempo que no veía una película tan cargada de acción de principio a fin como esta.

Al margen de la acción, destacaron todas y cada una de las presentaciones del trío de protagonistas, a cual más espectacular: Alice irrumpiendo en una Iglesia por la ventana con una moto, Jill Valentine despachando zombies en la comisaría de Raccon City y Carlos Olivera lanzándose al vacío desde un helicóptero. ¡Flipante!
Además, el film vino cargado de homenajes/guiños a otras películas del género como: Terminator 2, ‘Scanners’, ‘Cyborg‘… y a los propios videojuegos de la saga como el ‘Resident Evil 2’, el ‘Resident Evil Némesis’ (la presencia constante de la amenaza del gigantesco Némesis) o el ‘Code Verónica X’ (esa escena en la que Alice cae y coge la pistola al mismo tiempo mientras es perseguida por un helicóptero con una ametralladora implacable. Secuencias que, por cierto, fueron rodadas en el impresionante marco del Ayuntamiento de Toronto).

Hay que recordar que no es nada fácil llevar a cabo la adaptación de un videojuego al cine, esto es complicado, muy complicado y suele terminar mal. Esto, en mi modo de ver, no pasa en las películas de “RE”, y no pasa precisamente por haberse alejado de los videojuegos y haber seguido su propio destino, empleando ocasionalmente elementos y personajes comunes. Una idea en principio arriesgada pero válida. Muy válida. Ahí están las películas y sus cifras de recaudación.

residentevil2_jill

En campo de las interpretaciones tengo que destacar a una tremendísma Milla Jovovich que, cómo “la nueva Alice”, ya no deja títere con cabeza y sólo es capaz de zurrarla la ruda versión de Némesis. Milla protagonizó en esta secuela increíbles escenas de acción, repartiendo de lo lindo y arriesgando al máximo. Mencionar que entrenó del orden de 4 a 5 horas al día durante 4 meses con los especialistas del film para poder darlo todo en su personaje.
A su lado, destacó también una explosiva Sienna Guillory vestida con un “palabra de honor”, minifalda y botas negras repartiendo también sus buenas dosis de plomo y cera, y es que las chicas de RE son guerreras y marcan el camino a seguir.
De la parte masculina, cabe mencionar a Oded Fehr que dio vida a un correctísimo Carlos Olivera de los STARS. También se dejó ver un simpático Mike Epps como L.J.
El papel del villano de la función recayó en el destacado intérprete alemán Thomas Kreschmann que por aquel entonces estaba bastante en alza. Al respecto de Némesis, decir que bajo su traje de más de 30 kgs de peso se encontraba el gigante de más de dos metros, Matthew G. Taylor. Finalmente, es importante resaltar la aparición final del siempre válido Iain Glen que se haría cargo del malvado de la siguiente entrega.

residentevil2_alice

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Resident Evil 2, una muy buena y destacada secuela deResident Evil que vuelve a incidir en la acción, el terror y la ciencia ficción de la primera parte, pero elevando las apuestas de manera considerable. Especialmente recomendada para los que, como yo, somos amantes del cine de acción protagonizado por Milla Jovovich.

“Activen el proyecto Alice”.

residentevil2_umbrella