Lobezno inmortal
Comparte con tus amigos










Enviar

Después de ‘X-Men orígenes: Lobezno’, James Mangold tomó el testigo de Gavin Hood. De esta manera se unió a Hugh Jackman para tratar de buscar un significado a la inmortalidad. Es la hora de… ‘Lobezno inmortal’.

La eternidad puede ser una condena”.

Lobezno

Crítica de Lobezno inmortal

Regreso a la pantalla grande de Lobezno con este entretenido film de James Mangold. Un film “inspirado” en diversos personajes y cómics de Wolverine y La Patrulla X. El que más os puede sonar es, sin duda alguna,Honor, serie-limitada que reseñó mi compañero José Luis C. hace ya algún tiempo. Pero lo que hay es eso: “una cierta inspiración”, nada más. Lo digo siempre, pero lo repetiré una vez más: no debemos olvidar que estamos ante “adaptaciones” de la Marvel Cómics a cines. En este sentido, a los que somos fans de los cómics siempre habrá cosas que nos gusten y otras que nos disgusten.

La clave para disfrutar de toda la avalancha de superhéroes al cine es concebir estas películas como un “Universo al margen” de los cómics. Un “Universo inspirado” en los cómics pero nada más. Si nos ponemos a buscar fidelidades máximas vamos a ir muy mal y no disfrutaríamos casi de ninguna cinta superheróica. Yo al menos así me lo planteo. Lo contrario es querer buscarse una úlcera.

Jean Grey y Lobezno

Ahora bien, aún no queriendo establecer comparaciones hay cosas que en ‘Lobezno inmortal’ que me chocan mucho. Me refiero, por ejemplo, al hecho de que Lobezno no sepa hablar japonés y sea un inculto de dicha cultura. Me causa sonrojo escucharle a Mariko decirle a Logan: “No espero que lo entiendas. Tú no eres japonés”. En este sentido, cualquiera que conozca a Lobezno sabe que no es japonés, pero también sabe de su tremendo conocimiento de esta cultura e idioma. Conocimientos adquiridos durante su pasado anterior a unirse a “La Patrulla X”. Así pues, resulta una pena que nos encontremos con este “ignorante” Lobezno. Además, entiendo que el guión con Logan como conocedor del país del sol naciente habría ganado mucho en solemnidad y presencia y menos en alguna gracieta sobrante.

Por otro lado, me sigue pareciendo negativo el hecho de la total ausencia de sangre en pantalla. Lobezno arrasa con multitud de esbirros sin que estos derramen ni una sola gota de sangre. Resulta casi ridículo que el único que sangre aquí sea el propio Lobezno. Da pena ver estas películas tan censuradas en busca de un mayor taquillaje.

Lobezno

Por otro lado, hay otros cambios que me resultan satisfactorios. Este es el caso de los nuevos diseños dados a determinados personajes. En pantalla tenemos a un Silver Samurái convertido en una amenaza verdaderamente colosal. También está Yukio con una imagen puramente manga que hará las delicias de los otakus del manga y del anime. Y la más espectacular resulta Víbora. En su caso, el cambio no sólo es plantarte una rubia por una morena con “mechas” verdes…

Dejando ya de lado lo que serían las inevitables comparaciones con los cómics, James Mangold nos ofrece una película con una buena y entretenida trama. Este es un film que se toma su tiempo para ir presentando a los personajes, las situaciones y las motivaciones. Todo para culminar con una sobresaliente parte final. No estamos ante “una montaña rusa de acción sin otro propósito que divertir”. ‘Lobezno inmortal’ es una película bastante cuidada y que deja notar la mano de Mangold en este aspecto.

El propio director presentaba así la película: “Lo que me interesaba en ‘Lobezno inmortal’ era hacer algo muy distinto a la típica película de superhéroes, en la que todo gira en torno a detener el diabólico complot de un villano. En esta historia, la acción y el suspense se erigen más sobre el personaje y se encuadran dentro de un mundo que proporciona un tipo de experiencia completamente diferente, una que nadie ha visto antes”.

Víbora

La historia también nos muestra a un Logan más vulnerable y humano que nunca. Este hecho se agradece porque va en beneficio de las posibilidades de la cinta. Un Logan que, al inicio de la película, recuerda al típico héroe retirado de la sociedad. Héroes “estilo Nolan”: atormentados y solitarios… Y, en el caso de Logan, con una vida casi inmortal y repleta de desgracias que parecen no tener final.

Al respecto de las peleas decir que estas me parecieron irregulares y con altibajos. Me explico, hay escenas muy conseguidas (las de la parte final y las protagonizadas por Yukio) y otras que no me terminaron de gustar (básicamente las del principio) debido a que no eran todo lo “nítidas” que yo (como buen sibarita del cine de acción) le exijo a este tipo de films. El resto de secuencias de acción son bastante buenas y sin grandes pegas.

Silver Samurái Vs Lobezno

Nunca volveré a hacerle daño a nadie. Hice una promesa”. Road to Tokyo.

Hugh Jackman es el gran protagonista en el pellejo de Lobezno, siendo la quinta ocasión en la que lo encarnaba. El Lobezno que encontramos en esta cinta malvive en los bosques canadienses renegando de cualquier contacto con la sociedad. Eso sí, físicamente encontramos a un Jackman más cachitas que nunca. No hay más que ver lo trabajados que tiene los músculos y como se le marcan las venas de los brazos. Resulta irónico que este Lobezno tan musculoso y fortachón sea el que más castigo se lleve de todas sus películas.

Al respecto del plano físico resaltar que Jackman adquirió un firme compromiso de llevar a su personaje a nuevos niveles. Esto le llevó a volcarse en el más extremo y disciplinado régimen de entrenamiento al que se había sometido nunca. Un entrenamiento combinado con una rigurosa dieta, una fuerte preparación física y una intensa instrucción en artes marciales. Jackman habló así de su preparación física: “Empecé a prepararme e inicié una dieta muy estricta con mucha anticipación. Todo esto desde que comenzamos el período de entrenamiento. Creo que los resultados han compensado porque, cuando miro la pantalla, veo a Lobezno”.

Lobezno Inmortal

Sigo con Rila Fukushima y Svetlana Khodchenkova que interpretan a Yukio y Víbora. Yukio es una especie de “guardaespaldas” del clan Yashida. Por su parte, Víbora es una “médica” contratada por el patriarca para velar por su salud. Con ambas actrices tenemos dos de las sorpresas positivas de la película. En el caso de la joven Fukushima su experiencia cinematográfica era nula y en el caso de Khodchenkova casi limitada a su país. Sin embargo, las dos actrices están sobresalientes haciendo que sus personajes brillen mucho y no queden empequeñecidas por el carisma de Hugh Jackman. La verdad es que disfruté mucho con las dos. Además, en el caso de Rila Fukushima hay que decir que destaca en las escenas de peleas.

Respecto al clan Yashida decir que está compuesto por Tao Okamoto, Hiroyuki Sanada y Hal Yamanouchi. Tao Okamoto da vida a Mariko Yashida, el gran amor de Logan en los cómics. Hiroyuki Sanda es Shingen Yashida, el padre de Mariko e hijo de Yashida. Y Hal Yamanouchi interpreta a Yashida, un anciano millonario que quiere volver a ver a Logan para cerrar un asunto del pasado de ambos y al que los Yakuza se la tienen jurada. Cerrando el casting importante hay que citar la aparición de Will Yun Lee en el papel del enamoradizo y valiente Harada. Finalmente, cameo para Famke Janssen que se deja ver en las pesadillas/sueños de Lobezno.

Yukio

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Lobezno inmortal, una “secuela” con una trama entretenida y bien llevada. Se incorporan además las sorpresas positivas de Rila Fukushima y Svetlana Khodchenkova y un  buen clímax. Globalmente supera aX-Men Orígenes: Lobezno’. No obstante, sigo esperando la película definitiva sobre este personaje. Resulta muy curioso que Wolverine funcione mejor en los films de los X-Men que en los suyos propios. Ya lo dice el refrán: “lo bueno… si breve, dos veces bueno”.

-“¿Qué clase de monstruo eres?”.
-“Soy Lobezno”.

Víbora y Lobezno

Curiosidades y declaraciones.
-Al final de los títulos de crédito principales hay una sorprendente escena post-créditos que nadie debe perderse.
-El rodaje de ‘Lobezno inmortal’ transcurrió durante 80 días entre Japón y los estudios de la Fox en Sidney (Australia).
Silver Samurái se creó absolutamente desde la nada. Fue construido en Sidney por un equipo de extraordinario ingenio a lo largo de, aproximadamente, cinco meses. El traje estaba compuesto por más de 600 partes, cada una de las cuales fue diseñada por separado y configurada con ordenador. Fue una creación muy exigente de casi cuatro metros de altura.

Tráiler de Lobezno inmortal