Reminiscencia
Comparte con tus amigos










Enviar

Lisa Joy nos presenta un futuro donde los océanos han subido su nivel y una guerra lo ha devastado todo. Ahora la gente tiende a ahondar en el pasado como medio para olvidar el presente… y Hugh Jackman es un experto en ello. Su próximo objetivo es embarcarse en un viaje al interior de la memoria para encontrar a la mujer a la que ama. Nosotros vamos a acompañarle y a descubrir de lo que trata realmente ‘Reminiscencia’.

“Vas a hacer un viaje, un viaje a través de la memoria. ¿El destino? Un lugar en el tiempo en el que has estado. Para llegar solo tienes que seguir mi voz” (Nick Bannister)

Crítica de Reminiscencia

Hay ciertos films que entran en la categoría de “películas ambiciosas”. Sin embargo, y llegado el momento, no alcanzan los objetivos que sus responsables planteaban. En esta clasificación entraría ‘Reminiscencia’. Hablamos del debut en un largometraje de Lisa Joy, una directora curtida en la televisión y popularmente conocida por ser la co-creadora de ‘Westworld’. En la citada ficción fue donde conoció a su marido, Jonathan Nolan, hermano del prestigioso director Christopher Nolan. Este dato es de suma importancia porque al hablar sobre ‘Reminiscencia’ Joy confesaba su inspiración enMemento’, película de Nolan que trata sobre la memoria y los recuerdos adoptando la forma del thriller puro y duro.

Lisa Joy ha querido ir muy lejos en su ópera prima. ‘Reminiscencia’ es una mezcla del noir de los años 40 (Humphrey Bogart como inspiración para el personaje de Hugh Jackman) con la moderna ciencia-ficción. El marco temporal y ambiental es el ya establecido en la sinopsis: tenemos un futuro donde las aguas han engullido Miami y el mundo ha sufrido una guerra global. Además se presenta la posibilidad de visitar los recuerdos de la gente gracias a la máquina que Nick tiene como “herramienta de trabajo”. Una “herramienta” que usa tanto para ayudar a la policía como para algunos de sus compañeros de “trinchera”.

Expuestos los elementos anteriores, se demuestra que Lisa Joy tenía una ambición tremenda con este film o, al menos, pretendía abarcar mucho. Y, por descontado, queda claro que se buscaba una buena repercusión en taquilla… si el Covid no hubiera estado. Aunque, viendo el resultado final, incluso sin la pandemia creo que el film de Joy no habría tenido éxito.

Insisto en que ‘Reminiscencia’ no es un film para ser un éxito de taquilla. Y eso aun contando con una dupla protagonista como Hugh Jackman y Rebecca Ferguson. Una pareja carismática y talentosa donde las haya. Pero sucede que estamos ante un film que, por su tono, está en las antípodas de lo que el público actual suele ver en las salas. A esto añadir que el film parece haber tenido varios recortes, presenta mucha voz en off por parte de Jackman y cortes extraños que dan una sensación caótica en algunas de las decisiones de la historia. Por si fuera poco, la pandemia le otorgó el dudoso honor de ser el estreno con peor apertura en cines en Estados Unidos… lo cual tampoco animó al resto del público a ir a verla.

No obstante lo anterior, ‘Reminiscencia’ no es un film horrible ni tampoco el truño del año. La crítica norteamericana sigue en sus trece a la hora machacar determinadas películas y luego ensalzar hasta el infinito al habitual blockbuster del MCU o de Disney… A pesar de los problemas comentados, ‘Reminiscencia’ tiene cierta clase y resulta competente como thriller noir de ciencia-ficción.

El film presenta un curioso diseño de producción, una trama más o menos enganchante y una fotografía muy lograda de Paul Cameron. Además están las intenciones de Joy de seguir la senda de Christopher Nolan. Intenciones también plasmadas en la banda sonora de Ramin Djawadi con sus guitarras eléctricas sonando en muchos momentos de la cinta. Los ecos de Djawadi a su mentor Hans Zimmer en Origen (Christopher Nolan, 2010) son evidentes.

Respecto a la acción, las escasas set-pieces chocan entre sí. Esto es debido al tono con el que están filmadas. Por ejemplo, cierto tiroteo en un bar que se visiona de una forma extraña y chocante… y que contrasta con otra secuencia de acción que ocurre en un edificio y que está filmada lateralmente. Es como si Joy, o los productores, tuviesen dudas sobre el enfoque de la acción del film y hubiesen hecho un experimento. En consecuencia, se nos ofrece una secuencia filmada con una coreografía propia de un blockbuster y la otra con una personalidad más propia al tono de la película. Queda así una sensación de irregularidad dentro de la propuesta.

En las interpretaciones, y tal y como ya indiqué anteriormente, nos encontramos con Hugh Jackman abanderando la producción. Jackman es un actor que ha sabido desenvolverse bien fuera de la sombra del mítico Lobezno. Aquí encarna a Nick Bannister, un detective atormentado por los recuerdos. Un tipo de personaje muy en sintonía con el noir de los 40. El actor australiano mantiene a flote en buena parte al film de Lisa Joy.

Al lado de Jackman tenemos un reparto repleto de caras conocidas como Thandiwe Newton encarnando a “Watts”, la asociada de Bannister. También está Cliff Curtis y un Daniel Wu pasado de rosca como un gánster local. Por supuesto citar a una electrizante Rebecca Ferguson que interpreta a Mae. Precisamente el eje central de la trama es su desaparición. Con ella se recorren lugares conocidos por el aficionado aunque su revelación no es tan original. Bien podemos decir que Mae es el macguffin y que este rol de “femme fatale” le viene como anillo al dedo a la actriz. Su química con Jackman es parte de lo mejor y más interesante de la propuesta.

En conclusión.
Concluyo esta crítica de Reminiscencia, una producción que acaba siendo engullida por las ambiciones de su directora y los probables problemas con el estudio. No obstante, y aun no siendo el resultado final el deseado por sus responsables, creo que es un film eficiente, bien interpretado y con un curioso diseño de producción y fotografía.

Tráiler de Reminiscencia