El niño 44
Comparte con tus amigos










Enviar

Un asesino de niños anda suelto en el Moscú de los años 50 y la policía de Stalin no puede permitir que el caso vaya más allá. Un antiguo héroe de guerra reconvertido a inspector de la MGB deberá terminar con los “accidentes” y archivar el caso de… ‘El niño 44’.

“El asesinato es una enfermedad capitalista” (Mayor Kuzmin)

child-44-child

Crítica de El niño 44

Tras El invitado (2012), el director sueco Daniel Espinosa nos sorprendió con ‘El niño 44’. Aquí tenemos un film en cuya narración se juntan varios temas tratados con desigual fortuna. Entremos ya en materia para comprobar lo que funciona (y lo que no) en esta adaptación de la obra del escritor y guionista inglés Tom Rob Smith.

Dentro de la temática del film queda notablemente expuesta la denuncia de las injusticias, barbaridades y crímenes del régimen comunista de Stalin. De esta forma, asistiremos a las “aleatorias” denuncias contra los supuestos enemigos del régimen. Enemigos que serán detenidos sin más pruebas que las delaciones, siendo obligados además a la “prueba maldita” de probar su inocencia bajo todo tipo de presiones. Este aberrante sistema dictatorial, y el miedo de la población, queda bastante bien recogido por Espinosa.

No obstante lo anterior, el tema cambia cuando pasamos a lo que debería ser la trama principal: la investigación de los asesinatos de los niños. Esta temática de intriga queda totalmente en un segundo plano al respecto de la otra… ¡cuando debería haber sido al revés! Y eso pese a que el personaje de Tom Hardy se involucra de lleno en la investigación. Sin embargo, y en todo momento, las pesquisas quedan “desdibujadas” por los “avatares” que su personaje sufre debido al propio sistema dictatorial ya comentado. “Avatares” que, además, abren otras subtramas como la que afecta a Raisa, su esposa.

child-44-leo-and-vasili

En medio de todo queda la figura del asesino. Una figura cuya personalidad no la veo todo lo bien expuesta y desarrollada que debería haber estado. Además, sus motivaciones para cometer los crímenes casi son pasadas muy por encima en escenas de escaso metraje en una cinta que dura 137 minutos. Amén de que su identidad queda revelada más o menos pronto. Así pues, este aliciente se pierde y sólo queda ver si Leo Demidov conseguirá detenerlo o no, superando las imposibles trabas que el propio sistema le pone por delante.

Volviendo con aspectos positivos, es obligado destacar la muy conseguida ambientación del film, tanto la urbana de la URSS de los años 50 (edificios, viejas fábricas, coches, vestuario, muebles, suburbios…) como la que tiene lugar en los escenarios naturales de la película como son los campos y bosques. Por otro lado, y en lo relativo a las escenas de acción, comentar que no hay muchas (lógicamente ya que “supuestamente” estamos ante un thriller de investigación criminal) y las que hay están resueltas de manera muy irregular. Unas están bien (aquella en la que Demidov detiene a un veterinario fugado) y otras están rodadas de manera calamitosa y sin que se consiga ver casi nada (cierta pelea que tiene lugar hacia el final de la película o el comienzo con la escaramuza de Berlín).

child-44-fabrica

“¿Por qué son tan importantes esos niños para Moscú?”… El asesino de los caramelos.

El reparto de ‘El niño 44’ es espectacular. No obstante, a la hora de la verdad, no todos los nombres del póster tienen el mismo peso. Eso sí, ya sea con más o menos minutos todos están a un gran nivel interpretativo. La pareja protagonista está formada por Tom Hardy y Noomi Rapace dando vida al matrimonio Demidov.

Tom Hardy como el policía Leo hace un gran papel llenado por completo los zapatos de su personaje. Un personaje que pasa por diferentes estados muy bien conseguidos por el intérprete inglés. Noomi Rapace como Raisa está fenomenal y totalmente implicada con su personaje, una mujer con temperamento y ganas de sobrevivir pase lo que pase. A destacar que Hardy y Rapace tienen buenísimas escenas conjuntas que ya sólo por ellas merece la pena ver esta película. Por ejemplo, recuerdo una escena totalmente desgarradora en la que Leo abraza a Raisa en el patio de la muerte del edificio de la MGB…

child-44-leo-and-raisa

El otro gran protagonista del film vendría a ser Joel Kinnaman en su papel de Vasili, el rival más directo y envidioso que Leo Demidov tiene en su propio departamento. Muy buena la interpretación de Kinnaman recreando a un tipo odioso que realmente llega a caer peor que el propio asesino de los niños, el cual ya expuse antes en esta crítica de El niño 44 que pasa bastante “de puntillas”.

Otros grandes intérpretes que desfilan con más o menos minutos e importancia son: Gary Oldman que vuelve a estar muy controlado y metido en su papel del general Mikhail Nesterov, un militar que tuvo tiempos mejores. Ahora es un oficial que controla un empobrecido pueblo del que ya nadie parece acordarse. Un papel de relevancia en la trama va para el inglés Paddy Considine dando vida al trabajador de fábrica Vladimir Malevich que será uno de los sospechosos. Menos minutos tienen Vincent Cassel y Jason Clarke. Para el francés va el rol del Mayor Kuzmin (jefe del departamento de Leo) y para el australiano va un pequeño papel como veterinario acusado de traición al estado, un “cameo expendable” en toda regla. Finalmente, breve aparición del veterano Charles Dance.

“Recuerda: No hay asesinatos en el paraíso”.-Leo Demidov.

child-44-nesterov

En conclusión.
Con sus virtudes y defectos expuestos a lo largo de esta reseña, creo que el balance general de ‘El niño 44’ es positivo. Y lo es en gran medida por el gran trabajo interpretativo de su pareja protagonista, por su conseguida ambientación y por la trama que trata sobre las delaciones. Ahora bien, entiendo que la cinta no puede llegar a destacar más porque la mezcla de tramas y subtramas juega en su contra y no están todo lo bien desarrolladas que deberían… con el agravante de haber tenido casi 140 minutos para ello. A veces tratar de abarcar demasiado no es bueno.

Tráiler de El niño 44