Beowulf
Comparte con tus amigos










Enviar

Robert Zemeckis es ante todo un innovador, cada film suyo es todo un acontecimiento, y con ‘Beowulf’  da un paso más hacia la perfección de la técnica de captura de movimiento en actores reales, que ya utilizó con discretos resultados en Polar Express (2004). En esta su nueva incursión cuenta con más presupuesto, subsana errores pasados en cuanto a la animación de personajes y adapta a la pantalla una de las grandes historias de la literatura inglesa épica. Preparáos para conocer al mayor guerrero que ha existido.

Beowulf

Crítica de Beowulf.

Recreando a los actores.
Los avances en el campo de la animación son increíbles y en este film llegan a su punto más álgido, gracias a la llamada técnica de captura de movimientos, que consiste en filmar a los actores reales con el cuerpo cubierto de sensores en platós vacíos bajo pantalla verde. Estos sensores captan cada una de sus reacciones que luego son retocadas mediante ordenador para conferir el aspecto que finalmente disfrutamos en la película.
El grado de realismo es realmente casi perfecto, la textura de la piel, el sudor en sus caras, el movimiento de los ojos, la forma de andar… están realmente conseguidos y dejarán al espectador con la boca abierta en más de una ocasión durante el visionado de la cinta.

Comparación de los actores reales y sus réplicas animadas:

BeowulfBeowulf

HopkinsHothgraf

MalkovichUnfletr

Robin WrightWeathlow

Angelina JolieMadre de Grendel

La leyenda del indomable vikingo (Cuidado, posibles spoilers).
Tras una brutal masacre en la sala de fiesta del reino en la que Grendel (el monstruo con otitis más asqueroso que se recuerde en el cine) liquida a gran parte de la soldadesca del anciano Rey Hrothgar (un magnífico Anthony Hopkins pixelado), este decide suprimir las celebraciones hasta que algún insensato hombre con ganas de convertirse en leyenda acabe con el demonio. Hasta Dinamarca llega cruzando los mares bajo una tempestad que deja en paños menores a la “Tormenta Perfecta”, el guerrero Vikingo Beowulf (impresionante Ray Winstone) acompañado por su fiel compañero Wiglat (Blendan Gleeson) conocido por sus hazañas a lo largo del mundo. Su objetivo es matar al monstruo y beber la famoso hidromiel del Rey Hrothgar.

Beowulf

Apesar de su fama no faltan recelos hacia él, sobre todo de parte de Unferth (John Malkovich) consejero del rey, que intenta desprestigiar a Beowulf y su leyenda delante del veterano monarca. Mientras, el guerrero recién llegado empieza a sentirse atraído por la joven esposa del rey, la angelical Wealthow (Robin Wright). Pero para demostrar su valía Beowulf afirma ante la atónita mirada de todos que no sólo matará esa misma noche al monstruo sino que lo hará desnudo y con sus propias manos. Tras un enfrentamiento memorable Beowulf acaba con la maldición del Grendel, pero la verdadera amenaza no era el monstruo sino su madre, un ser mitad humana mitad anfibio con las facciones de Angelina Jolie, capaz con su belleza de volver loco a cualquier hombre. Beowulf acude a la cueva donde viven ambos, para traer de vuelta la cabeza de Grendel y acabar con su madre. Al volver cumple su promesa, lleva consigo los restos del monstruo y dice haber acabado con su madre también.

Beowulf

Pasan los años…y  Beowulf ya Rey, vive una vida incompleta, las batallas y su leyenda no son bastante para darle la felicidad, y una nueva amenaza se cierne sobre su pueblo: un  gigantesco dragón busca saldar viejas deudas con el ya ajado héroe. Pero el paso del tiempo no ha hecho mella en su valor y el guerrero no cesará en su empeño y demostrará su grandeza enfrentándose cara a cara al mitológico ser, en lo que promete ser uno de los mayores duelos jamás vistos en pantalla.

Beowulf

El motivo por el cual ‘Beowulf’ no ha sido el taquillazo que esperaban (aunque las ventas de DVDs y la taquilla europea lo conviertan en un éxito moderado), puede residir en que llega después de obras como El Señor de los Anillos, ‘Troya’ o 300, films con los que tiene en común gran parecido argumental, pero exceptuando la trilogía de Peter Jackson, las otras dos obras son inferiores al film de Zemeckis. Una por ser demasiado artificial (la cinta protagonizada por Brad Pitt) y la otra por lo escaso de su guión y de un personaje con el que sentirse verdaderamente identificado.

A pesar de ser un film de animación en 3D, los personajes que vemos en pantalla transmiten con una gran fuerza todos sus sentimientos, y logran que nos transportemos a esa época legendaria que de forma tan brillante recrea, para acompañar al valiente Beowulf en sus históricas hazañas, que gracias al tremendo despliegue de medios con el que cuenta el film 150 millones de dólares de presupuesto contando publicidad, se pueden ver en todo su esplendor. Ya sea en momentos de relax en los que la historia avanza, en las que podemos visionar perplejos desde nuestra butaca el gran grado de definición de la técnica usada por Zemeckis, tales como los movimiento de los actores, su expresividad y lo conseguido de la ambientación, deudora de ‘El Guerrero numero 13’ (film con el que guarda muchas similitudes y basado en la obra “Devoradores de Cadáveres” de Michael Critchon, que toma muchas referencias del poema homónimo en el que esta basado el largometraje del director de la saga “Regreso al futuro”) o en las cruentas batallas que libra el gran Beowulf el más osado de los héroes que haya existido jamás.

Beowulf

Reconstruyendo la historia.
No sólo de unos imponentes efectos especiales y animados vive ‘Beowulf’. El guión y los diálogos también están a la altura, haciendo de la obra un film casi perfecto. Detrás de la escritura del script se encuentran Roger Avary (‘Pulp Fiction’, ‘Las reglas del juego’) y Neil Gaiman autor del libreto de la reciente ‘Stardust’, que no solo debían de adaptar el poema original al ámbito cinematográfico sino también redactar de nuevo buena parte de el mismo, ya que durante un incendio en 1731 se perdieron buena parte de la trama central del relato. Así que, ambos se pusieron mano a mano a reescribir y definir la historia añadiendo unos jugosos ingredientes al pastel: la valerosidad del héroe está a la misma altura de su talón de Aquiles: las mujeres que están presentes durante buena parte del film en la lucha marina contra los seres acuáticos o en lo poco que tarde Beowulf en enamorarse perdidamente de la joven esposa del rey, por no entrar en spoilers hablando de su encuentro con la madre de Grendel. También añadieron la desmitificación final del protagonista, sin duda lo mejor de la cinta y que hace elevar al conjunto hasta altas cotas de entretenimiento y diversión a la par que la define como la producción animada para adultos mejor realizada del cine.

Beowulf

El plano: Ese indescriptible plano final tan bello como abierto a debates.
La frase: Soy el que hiere, destripa, raja y arranca. Soy dientes en la oscuridad y garras en la noche… mias son la fuerza, la furia y el poder… Yo soy ¡¡¡Beooooowuuuulf!!