Cobra Kai: Temporada 2
Comparte con tus amigos










Enviar

“Felicidades. Hoy por fin lo has conseguido. Has ganado. Cobra Kai vuelve a estar en su sitio. Arriba del todo. Todo el mundo nos cerró las puertas. Pensaban que estábamos acabados. Ahora verán que nuestra historia acaba de empezar. He estado fuera mucho tiempo. Aún tienes el carácter fuerte, pero me gusta. Por eso tu alumno ha ganado el campeonato. Lo has entrenado bien. Igual que yo te entrené a ti”. Llegó la hora de seguir entrenando en el dojo de ‘Cobra Kai: Temporada 2’.

“¿Algún problema con eso?” (John Kreese)

Resumen.
A continuación, una breve descripción-sinopsis de los diez episodios que componen la segunda temporada de Cobra Kai. Los títulos de cada capítulo son los facilitados en español.

Episodio 1: Piedad II parte.
A pesar de la victoria, Johnny no está del todo satisfecho con lo visto en el torneo y quiere que sus alumnos diferencien entre sin piedad y sin honor. Por su parte, Daniel está más dispuesto que nunca a recuperar el espíritu Miyagi con la apertura definitiva de su propio dojo.

Episodio 2: De vuelta al negro.
Daniel se vuelca por completo en las enseñanzas sobre Robbie y Sam. Johnny acepta la ayuda de Kreese pero con sus propias reglas. Por otro lado, Autos LaRusso comienza a notar la falta de implicación de Daniel.

Episodio 3: Fuego y hielo.
Miguel descubre la identidad de Robbie y su vínculo con el Sensei Lawrence. Daniel busca volver a sus orígenes y respuestas en forma de una señal de Miyagi. Finalmente, una demostración en una feria anual no sale como estaba prevista.

Episodio 4: El momento de la verdad.
Johnny comienza a sospechar que Kreese no está siendo sincero. Daniel ve como la promoción de Miyagi-Do no termina de despegar. Por su parte, Robbie debe de enfrentarse a unos compañeros de su pasado.

Episodio 5: A por todas.
Demetri renuncia a ser un Cobra Kai viendo que no comulga con su filosofía. Eli/Halcón no se toma nada bien su traición y se desata una pelea en el centro comercial. Johnny descubre que Robbie vive con Daniel y que estos piensan en obtener su custodia legal.

Episodio 6: Echa un ojo.
Los alumnos de Johnny deben de aprender a limar sus diferencias. Al mismo tiempo una amenaza de Daniel sobre el dojo despierta sospechas en Johnny. Este último debe visitar a un amigo enfermo y asuntarse de las clases que deja a cargo de Kreese.

Episodio 7: Pausa.
Las enseñanzas de los dojos chocan entre sí y Kreese prepara a sus alumnos para la guerra. Autos LaRusso comienza a resquebrajarse sin su líder. Miguel y Tory cada vez más cerca de iniciar un romance.

Episodio 8: La gloria del amor.
Sam y Robbie buscan dar el paso definitivo en su relación. Una fiesta retro reúne a los dos clanes de Karate en un mismo lugar. Por último, Johnny intenta remontar su vida sentimental con una app de ligues.

Episodio 9: Pulpo.
Johnny y Daniel se encuentran en un restaurante y buscan limar sus diferencias con una tregua auspiciada por sus parejas. Mientras tanto, las tensiones entre los estudiantes se acrecientan en una fiesta de despedida del verano.

Episodio 10: Sin piedad.
El verano llega a su fin y Robbie intenta acercarse a su padre. Finalmente, las rencillas abiertas durante el verano terminan por estallar en una monumental pelea fatídica en el Instituto.

Crítica de Cobra Kai: Temporada 2

Después de la inenarrable aparición de John Kreese, que cerraba la primera temporada, ahora toca mirar cara a cara a todos los demonios del pasado. Una de dos, o los destruyes para siempre pasando por encima de ellos… o te haces un ovillo con el corazón y se van de paseo juntos camino al ocaso. Johnny Lawrence logró vencer en All Valley con su alumno estrella, Miguel Diaz. Y lo hizo ¡nada más y nada menos que contra su propio hijo, Robbie Keene! el pupilo predilecto del Miyagi-Do Karate de Daniel LaRusso. Sin embargo, la prueba de fuego surge en estos momentos.

Todos llevámos un Cobra-Kai dentro… pero los verdaderos luchadores, aquellos que valen la pena, saben diferenciar entre sin piedad y sin honor. Recordemos las palabras de LaRusso: “Yo también fui un Cobra Kai. Cobra Kai vende poder y fuerza. Cuando me apunté yo era… era muy débil. Era el año 85. Acababa de ganar el campeonato de All Valley y el señor Miyagi no quería que competiera más. Nunca le gustó la idea de combatir para conseguir trofeos. Total, que al final discutimos mucho. ¿Y qué hice yo? Me apunté a Cobra Kai. Aprendí a pegar primero. A pegar duro y sin piedad. Y me convertí en un chico enfurruñado y violento. Me transformó”.

Esta segunda temporada de Cobra Kai presenta la tremebunda incorporación al elenco del mítico Martin Kove. El veterano actor retoma su papel del Sensei John Kreese. Hablamos de un antiguo veterano de guerra, desaparecido durante décadas y dado por muerto en varias ocasiones. La vuelta de Kreese abre numerosas posibilidades argumentales para los creadores. Amén de traer de regreso a uno de los villanos más legendarios de los años ochenta. El Sensei que fue totalmente ridiculizado por Miyagi en el inicio de Karate Kid II (John G. Avildsen, 1986). Sin duda, la vuelta de Kreese y los cameos despedidas del capítulo seis, ‘Echa un ojo’, junto a la aparición justa y necesaria de Tory (la némesis de Samantha Larruso a la que da vida Peyton List) son las grandes bazas para que ‘Cobra Kai II’ se pueda codear o incluso superar a su predecesora.

Las referencias a las películas de la franquicia siguen muy presentes, igual que a la década de los ochenta. Incluso, en la versión original, se hará mención al film ‘Yo, el halcón’ (Menahem Golam, 1987) con la frase “A por todas”, en inglés “Over the Top”, que promueve sin cesar el dinosaurio andante de John Kreese. Kreese se mueve por la trama como una serpiente que ha estado durante décadas en estado de brumación y ahora reaparece renacido dispuesto a ir a por todas. Uno, como espectador, nunca sabe que paso dará Kreese y si realmente tiene voluntad de cambiar y ayudar a Johnny a elegir el camino correcto para sus alumnos o todo para él sigue siendo una guerra perpetua. Sin duda, Kove se eleva como parte de lo mejor esta nueva tanda de capítulos.

Por su parte, los habituales lucen mejor incluso que en la anterior. Johnny Lawrence está en permanente lucha contra sus propios demonios. Al mismo tiempo intenta confiar en Kreese y dejar de lado su enemistad con LaRusso. William Zabka raya a un gran nivel, igual que Ralph Macchio mucho más motivado o por lo menos mucho más como el Ralph Macchio que conocíamos en la saga Karate Kid. Llegado el momento no dudará incluso en sacar toda la artillería y pasar al ataque. Lo hará en “un momento Señor Miyagi” en la playa o ya totalmente desatado en el capítulo final. Al lado de LaRusso, y como núcleo duro de Miyagi-Do, Robbie (Tanner Buchanan) y Samantha (Mary Mouser), los dos alumnos “fundadores” que lucharán por pelear juntos como si fueran uno, al mismo tiempo que deben lidiar contra su irremediable amor.

Pero no es oro todo lo que reluce. En los diez episodios tendremos que enfrentarnos también con una especie de banco de pruebas en donde algunos personajes tomarán protagonismo o mutarán en potenciales peligros para los demás… y lo que es peor, para ellos mismos. Me refiero, por ejemplo, a Halcón (Jacob Bertrand) que se verá al borde de perderse totalmente por la incapacidad de conducir correctamente su rabia. Otros como Miguel (Xolo Maridueña) deberán saber en quién confiar y en quién no y, llegado el momento, qué filosofía quiera aplicar en su vida. Además, no ayudará la entrada de Tory (Peyton List), el reverso tenebroso de su exnovia, Sam.

Por otro lado, quedan como alivios cómicos Demetri (Gianni Decenzo) y Rechoncho/Rayo Látigo (Paul Walter Hauser). Uno con un humor y forma de ser más pasable que el otro. Personalmente, la neurótica presencia de Demetri, y su protagonismo en diversos capítulos, se mi hizo algo cuesta arriba. Hay que puntualizar que incluso hace perder la paciencia a Daniel LaRusso en varios momentos, lo cual dice mucho sobre su persona y forma de ser.

Sobre la dirección, decir que tenemos la baja de Steve Pink que es sustituido por Michael Grossman. No obstante, ya sabemos que los directores en las series, salvo contadas excepciones, son meros funcionarios que se pliegan al estilo ya marcado por los showrunners y el equipo de guionistas. De nuevo quedan para la dupla formada por Jon Hurwitz & Hayden Schlossberg los episodios claves.

Finalmente, el apartado musical luce a un gran nivel rescatando, nuevamente, grandes clásicos de los ochenta. Por supuesto sigue trayendo momentos míticos, sobre todo, del segundo film. Inclusive habrá una mención clave a la tercera película.

“La guerra nunca acaba. La paz es solo una pausa entre batallas. Reza porque tus alumnos estén preparados. Porque te garantizo que los nuestros lo estarán. Recuerdos al Señor Miyagi” (John Kreese)

En resumidas cuentas.
Termino esta crítica de Cobra Kai: Temporada 2, una serie que sigue agrandando el legado de Miyagi-Do y de las enseñanzas de vida del Señor Miyagi. Una continuación que podemos decir que supera a la original, llevando al extremo a todos sus personajes y trazando una línea aún más fina sobre buenos y malos, y como ser uno u otro depende de una decisión o la misma fatalidad. Sensacional, emocionante, referencial y absolutamente genial. Elige tu bando y prepárate para luchar.

Relacionado: Cobra Kai: Temporada 1.

Tráiler de Cobra Kai: Temporada 2