Los nuevos mutantes
Comparte con tus amigos










Enviar

“Cuando me mudé a Los Ángeles por primera vez, antes de hacer películas, sabía que, si me convertía en realizador, me gustaría hacer una cinta sobre Los Nuevos Mutantes. Eran más oscuros, más atmosféricos y más surrealistas que los típicos cómics. Cuando el artista Bill Sienkiewicz empezó a trabajar con Chris Claremont, el tono cambió y adquirió un estilo que tenía mucho en común con el terror. Me pareció que era muy diferente de cualquier otro cómic de esa época”. El director y guionista Josh Boone nos presenta su visión de ‘Los nuevos mutantes’.

“¿Sabes lo que son los mutantes?” (Doctora Reyes)

Crítica de Los nuevos mutantes

La película que todos pensábamos que no íbamos a ver nunca en cines, finalmente, llega a nuestras grandes salas. Y lo hace en una de las peores épocas posibles: el estallido de la segunda ola del coronavirus. Sinceramente, todo lo que ha pasado con ‘Los nuevos mutantes’ es una odisea cinematográfica con continuos desmentidos y un final que apuntaba directamente al streaming. Sin embargo, esta larga travesía por el desierto ha terminado bien, al menos en su destino final: el cine.

Todo comenzó en 2015 cuando Josh Boone cosechó un gran éxito con ‘Bajo la misma estrella’. Rápidamente fichó por FOX para el inicio de su franquicia de los nuevos mutantes en cines. Todo iba bien hasta que Disney se hizo con el mítico estudio y empezaron los bailes de fechas de estreno. El proyecto quedó un año parado y Boone vio alterada su concepción inicial del proyecto como una trilogía con la introducción de actores como Antonio Banderas. Eso sí, Disney le permitió acabar la película que, por aquel entonces, estaba al 75%. Finalmente, la cinta, que tenía que haberse estrenado el 13 de abril de 2018, quedó en suspenso. Paralelamente, Disney lanzó su canal de streaming y los rumores de estrenar la película allí se dispararon. Al final la han sacado del cajón para lanzarla en una época tan incierta como la actual.

Respecto a la filmación y la fotografía decir que son absolutamente austeras y tremendamente oscuras. En la película tan sólo veremos un escenario, la residencia, con contadas estancias y todo ello con la acción transcurriendo principalmente de noche o en habitaciones/celdas poco iluminadas. También choca bastante que, en toda la residencia, no veamos a nadie más que a los chicos y a la doctora Reyes. Ni tan siquiera hay un cocinero pues la comida la prepara Roberto… Todo esto denota claramente que no estamos ante un film de gran presupuesto. En lo relativo a la exhibición de los poderes mutantes de nuestros protagonistas decir que, a lo largo del metraje, tan sólo los veremos mediante breves flashes. No será hasta el tramo final cuando podamos ver más de todos ellos.

La trama ha sido escrita por Josh Boone y Knate Lee sobre los cómics publicados por Chris Claremont y Bill Sienkiewicz. De hecho, a ambos artistas se les agradece su colaboración en los créditos. El punto central del film es el miedo interior y/o pesadilla personal de cada personaje. A lo largo del metraje iremos conociendo, brevemente, cuál es el temor principal de cada mutante y lo que les impide desarrollar todo su potencial. De este tema es de dónde surge el terror del film con alguna que otra imagen propia del cine de género. Es también en este aspecto donde podemos apreciar influencias de cintas comoPesadilla en Elm Street 3 (Chuck Russell, 1987) y guiños a figuras de pesadilla como Slender-Man.

En relación a lo anterior, la temática también ahonda en el control personal. Tan es así que la propia Doctora Reyes insiste en el “control” en las sesiones con los muchachos. Sesiones colectivas que nos llevan a recordar clásicos como ‘Alguien voló sobre el nido del cuco’ (Milos Forman, 1975) o films más recientes comoGlass (M. Night Shyamalan, 2019). Sin olvidar otro clásico ochentero que, seguramente, se nos vendrá a la mente al ver alguna que otra imagen de esta película. Me refiero a ‘El club de los cinco’ (John Hughes, 1985).

Por supuesto, la cinta no es ajena al universo mutante de la Fox con varias referencias a los X-Men. Inclusive se llega a citar a un gran profesor, aparece también el nombre de una determinada organización y veremos casi en un flash alguna imagen sacada deLogan (James Mangold, 2017). Como vemos, el libreto de ‘Los nuevos mutantes’ bebe de muchas fuentes y coge de cada una lo que más le interesa para configurar su propio universo. La pregunta ahora es si en Disney dejarán a Josh Boone continuar su obra o le darán carpetazo adoptándola a su propia visión del MCU. El tiempo nos lo dirá aunque la segunda opción es la más clara.

“Es una jaula y estamos atrapados para siempre”. El club de los jóvenes mutantes.

En el casting todo el reparto se ve absolutamente ensombrecido por la labor de Anya Taylor-Joy encarnando a Illyana Rasputin aka Magik. Ya no es sólo que Anya sea perfecta para el personaje, sino que encima le mete una rebeldía, desparpajo, chulería y valentía que la hace sobresalir en cada escena. Por si fuera poco, también tiene los poderes más espectaculares de todos. Estamos ante uno de esos casos en el que actriz y personaje van totalmente de la mano. Por mi parte, quiero más de Anya como Illyana/Magik…

Por su parte, Maisie Williams también hace una buena labor como Rahne Sinclair alias Wolfsbane. Destacar que su nombre es el primero en salir en los créditos finales y atención a algún momento terrorífico que pasará su personaje. Otro punto positivo para ella es la delicada pareja que logra formar con Blu Hunt que interpreta a Danielle Moonstar. Esta última viene a ser la verdadera protagonista del film marcando con su misterioso poder toda la trama. Hay que decir que esta es la primera película de Blu y eso se aprecia en determinados momentos. Para apoyarla se nota claramente que los guionistas buscaron el apoyo que representa Maisie Williams. Además, esto les permite un punto de inclusión.

Respecto a los chicos decir que no consiguen estar a la altura de sus compañeras de reparto. Este es el caso de Charlie Heaton (Sam Guthrie/Bala de cañón) que nuevamente repite su papel de chico apagado, triste y/o sufridor por el que se dio a conocer en Stranger Things’. Ojo porque si no cambia de registro corre el riesgo de quedarse encasillado. Otro que tampoco consigue sobresalir mucho es Henry Zaga (Roberto da Costa/Mancha solar). En su descargo hay que decir que quizás su personaje sea el menos trabajado por los guionistas.

Finalmente, hay que dejar un párrafo al margen para Alice Braga como la doctora Reyes. Su performance es muy hierática y seria. Esta representación está buscada intencionadamente para mantener a los mutantes bajo control. Sin embargo, termina por alejar al público totalmente de su personaje pues su grado de empatía es cero.

“¿Qué oso gana al final?” (Danielle Moonstar)

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Los nuevos mutantes, una película que logra mantenerse en pie de manera digna gracias a la labor de su joven elenco, especialmente las actrices. También supone una cierta curiosidad y aire fresco en el género superheróico/mutante por sus coqueteos con el terror y el cine adolescente. Y, finalmente, el clímax contribuye a subirle medio punto haciendo que nos olvidemos de otros aspectos no tan positivos.

Tráiler de Los nuevos mutantes