La gran revancha
Comparte con tus amigos










Enviar

Peter Segal logra que dos de los “boxeadores” más famosos de la historia del cine choquen guantes. El combate está servido en esta comedia deportiva repleta de guiños. Una comedia que hará las delicias de los que somos seguidores de Sylvester Stallone y Robert De Niro. Dos “dinosaurios” del cine que se resisten a extinguirse y que nos hacen cómplices de… ‘La gran revancha’.

“Estamos orgullosos de vosotros”.

la-gran-revancha-vs

Crítica de La gran revancha

Recuerdo perfectamente la primera vez que tuve noticia de ‘Grudge Match’ en los foros de Cineycine. Siendo sinceros, esta película me pareció una auténtica tontería. Ahora bien, cuando vi el primer trailer mis pésimas impresiones iniciales cambiaron por otras mucho más agradables. Finalmente, y tras visionar la película, las segundas terminaron por imponerse definitivamente a las primeras. ‘La gran revancha’ es una comedia deportiva tremendamente agradable, cinéfila, nostálgica, divertida, emotiva y sincera. Es una película para pasarlo bien con dos Leyendas Vivientes del cine (Stallone y De Niro) que no se avergüenzan de sus años y a los que arropa un reparto muy bien escogido.

Tanto Peter Segal como Stallone y De Niro han sido muy conscientes del material con el que estaban trabajando y de su propia edad. Por ello, esta película no es un “nuevo Rocky” ni un “nuevo Toro Salvaje”. Evidentemente hay varios guiños divertidísimos, nostálgicos e impagables a sendos personajes y a otras películas. Ahora bien, uno de los aciertos de Segal, y los guionistas, es lograr crear en sus 113 minutos a dos personajes (Sharp y Kid) con un pasado. Dos protagonistas con los que resulta fácil empatizar gracias a la labor de sus actores.

Además de su diversión y de su carácter cinéfilo, ‘La gran revancha’ resulta francamente agradable por su mirada al paso de la vida y sus circunstancias, los años y la edad, y las segundas oportunidades. Una película que cuenta con un combate realmente emotivo y muy bien filmado. El choque tiene planos al estilo Rocky IV y ‘Toro salvaje’. Por si fuera poco, se cuenta con el famoso Michael Buffer y su mítico “let’s get ready to rumble”. El combate llega al corazón del espectador y lo de menos es el resultado final. De hecho, tanto Stallone como De Niro antes del evento ya se han hecho con nuestros corazones y ambos merecen la victoria. Como decía uno de los lemas de la promoción del vs en la película: “Estamos orgullosos de vosotros”.

“¿Por qué todos quieren resucitar el pasado?”.-Razor.

la-gran-revancha-basinger

En esta película no se trata de escupir sobre el recuerdo del Balboa y del LaMotta cinematográfico, para nada. Se trata simplemente de pasar 113 minutos de nostalgia en compañía de dos actores que lo han sido todo en este mundo del “séptimo arte”. Dos grandes que se han vuelto a reunir (ya estuvieron juntos en ‘Copland’) para regalarnos a los amantes del cine y del boxeo una honesta y sincera película. El film queda así muy lejos de escupir sobre su pasado, sino más bien de homenajearlo de manera muy divertida.

No puedo decir en esta crítica de La gran revancha que esta película sea una Obra Maestra, pero sí que es una película notable. Una cinta que, sobre todo, sabremos apreciar los ídolos de estos colosos cinematográficos que son Sylvester Stallone y Robert De Niro. Es más que probable que este film “no les diga nada ni les llegue” a las nuevas generaciones de espectadores, pero si como yo crecisteis viendo los films de estos dos “dinosaurios” no podéis dejar de verla porque os va a encantar. Sly y De Niro saben reírse de sí mismos y hacernos a nosotros partícipes y cómplices. En mi modo de ver esto ya dice muchísimo a favor de ellos y de ‘La gran revancha’.

“No estamos muertos”.-Kid.

la-gran-revancha-prensa

“¿Este combate es alguna clase de broma?”. La gran pelea.

Sylvester Stallone es Henry “Razor” Sharp. Razor fue un gran campeón que, inexplicablemente, se retiró en su mejor momento profesional tras conseguir el Título de los Semipesados con un récord de 33 victorias y 1 derrota. Ahora malvive trabajando en una fábrica hasta que le llegue la jubilación. Stallone demuestra, una vez más, que con el paso de los años se ha convertido en muchísimo mejor actor de lo que muchos lo consideraban. En esta nueva etapa de resurgimiento que está teniendo es claro que ya no puede seguir usando a plena potencia su físico, por ello se ha convertido en un intérprete mucho más sólido que antaño. Aún así, aquí todavía nos regala alguna que otra proeza física digna del Rocky más clásico.

Atención a la gran pareja que forma Sly con Alan Arkin. Este último parece una especie de reencarnación del mítico Burgess Meredith. Eso sí, con una tremenda y grandiosa ironía y sarcasmo. Arkin provocará más de una situación incómoda para Razor a la vez que levantará la carcajada del respetable.

“¿Los boxeadores aún hacen esto?”.-Razor.

la-gran-revancha-razor

Robert De Niro es Billy “The Kid” McDonnen. The Kid fue el rival más duro al que tuvo que enfrentarse “Razor” en sus buenos tiempos. También consiguió el Título de los Semipesados con un registro de 41 victorias y 1 derrota. Ahora vive cómodamente y es propietario de un restaurante y de un concesionario de coches. De Niro es el intérprete que más saborea su papel. Está genial, y su personaje destaca por una tremenda labia que saca de sus casillas a Razor contínuamente. Además, decir que en el ring se muestra muchísimo más brillante de lo que yo pude imaginar. El veterano actor reparte unos buenos guantazos en la cara de Sly.

Y si Sly forma una gran pareja con Alan Arkin pues Robert De Niro hace lo propio con Jon Bernthal. El “Punisher” televisivo le da la réplica seria. Bernthal demuestra estar en este film a la misma altura que este titán del cine. Bien, muy bien Jon Bernthal. También es muy de justicia mencionar los importantes papeles de Kevin Hart y Kim Basinger. El primero está tremendo y francamente implicado en su personaje de “manager-promotor” teniendo varios enfrentamientos dialécticos simpatiquísimos con el personaje de Alan Arkin. Kim Basinger, por su parte, aporta gran personalidad, elegancia y naturalidad a un personaje importante en el guión. Su rol en manos de otra actriz quedaría completamente perdido y desdibujado. Atención al cameo de su hija Ireland Baldwin en los flashbacks del pasado.

“Eres un viejo y estás acabado”.-Frankie Brite.

la-gran-revancha-kid

En conclusión.
‘La gran revancha’ es una película muy simpática, cinéfila, nostálgica y notablemente bien interpretada. Un film de esos que te hace pasar un rato muy agradable terminando con una sonrisa en la cara. Aquí somos cómplices de un divertido guiño de dos actores que se resisten a ser enterrados en estos “furiosos” tiempos del CGI, de los superhéroes y de esas arrolladoras adaptaciones que tan poco nos dicen a los que somos de la vieja escuela.

Tráiler de La gran revancha