Estados Unidos: El peliculón
Comparte con tus amigos










Enviar

Netflix apadrina, junto a Phil Lord y Chris Miller, una de las propuestas más alocadas hasta el momento. Una cinta que nos “retrotrae” al nacimiento de los Estados Unidos de América. En la pantalla de nuestro salón tenemos una historia delirante, mordaz y satírica. Una de las producciones más disparatadas de la plataforma de streaming cargada de referencias tanto metafílmicas como reales y una gran cantidad de personajes “históricos”. Seamos testigos del verdadero origen de los Estados Unidos en… ‘Estados Unidos: El peliculón’.

“Toc-Toc, Estados Unidos, hijo puta” (George “Bon Jovi” Washington)

Crítica de Estados Unidos: El peliculón

Si alguien ha llegado a este punto de la review, después haber leído la delirante sinopsis y la introducción, entonces, puede aceptar la tremenda locura que es este film. Un film dirigido por Matt Thompson que viene apadrinado por Phil Lord & Chris Miller, y por Matt Adams. Para los que no lo sepan, Adams es el creador de ‘Archer’. Hablamos de una serie adulta que parodia indiscriminadamente todos los tópicos del cine de espías, especialmente las películas de James Bond protagonizadas por Sean Connery y Roger Moore.

Teniendo en cuenta los promotores e inspiración del film, uno ya puede imaginarse el producto a visionar. Bajo la delirante línea de marketing, “La verdadera historia de la fundación de los Estados Unidos”, el resultado es un despelote abrumadoramente divertido, políticamente incorrecto y muy adulto. La referencia anterior a ‘Archer’ no es casual porque ‘Estados Unidos: El peliculón’ bebe mucho de ella. Tanto que la animación de la serie se reproduce aquí. Además encontramos una ingente cantidad de homenajes al cine y a las películas más populares. Por si fuera poco, también hay inclusiones brillantes y se menciona a cierta plataforma de streaming en uno de los diálogos.

Lo principal de ‘Estados Unidos: El peliculón’ es ofrecer una película de 94 minutos que sea un disfrute para aquellos que están versados en la historia americana. El público neófito podrá reconocer a los personajes más famosos como Abraham Lincoln o George Washington pero, a la larga, la cantidad de personajes y eventos pueden desbordarles. Personajes muchos de ellos sacados de periodos tan distintos que no se llegaron a conocer en la realidad. Y algunos de ellos satirizados como George “Bon Jovi” Washington, que pasa de ser general del ejército americano a todo un revolucionario con dos motosierras en sus muñecas y que gusta de tocar la guitarra eléctrica… Por no hablar de Thomas Edison reconvertido en mujer asiática a lo Iron Man.

Lo anterior son sólo algunos ejemplos delirantes salidos la mente del guionista, Dave Callaham. Su libreto no deja títere con cabeza en una producción destinada, simplemente, a ser un paródico, demencial y satírico disfrute adulto. Prueba de esto son sus primeros 5 minutos: o se aceptan o lo mejor es que el espectador abandona la película en ese mismo instante. ‘Estados Unidos: El peliculón’ es una obra puramente pensada para el chiste rápido y cuanto más demencial posible, mejor. Aunque eso no deja de ser un arma de doble filo… El otro elemento que se usa constantemente es la referencia política actual a los tiempos que corren. Callaham explota los temas más candentes convirtiéndolos en objeto de carne de cañón a lo “Team America”. Esto termina por hacer la historia todavía más disparatada si cabe.

El casting de voces capta a la perfección el tono demencial de la propuesta. Nombres tales como los de Channing Tatum (George Washington), Olivia Munn (Thomas Edison), Simon Pegg (Rey Jacobo) o Raoul Max Trujillo (Geronimo), se meten de ello en prestar su voz a los principales protagonistas. Los intérpretes saben captar totalmente el tono paródico que destilan las versiones de sus personajes. Incluso hay algún cameo cuanto menos curioso entre el cúmulo de voces que se escuchan en el film. También comentar aquí la banda sonora de Mark Mothersbaugh, colaborador habitual de Lord y Miller. El compositor termina de finiquitar el asunto con una score que alterna entre el rock más duro y las canciones no originales. Una de ellas es muy famosa… si se adora el género policiaco de los 90, sumándose así a la enorme cantidad de homenajes/parodias de la cinta.

Quizás el mayor problema del film es el que suele encontrarse en la mayoría de películas paródicas recientes: sólo tiene un único fin y es buscar la gracia y la diversión para luego, probablemente, pasar al olvido. He aquí la gran diferencia con algunas de los más grandes del género como las obras de Zucker & Abrams. Aquellas películas todavía hoy se recuerdan… y este no va ser el caso de ‘Estados Unidos: El peliculón’ y de tantas otras actuales. Por otro lado, vuelvo a insistir que su público más potencial son aquellos conocedores de la historia americana. La pena es que, viniendo “avalada” por la dupla Lord & Miller más Matt Adams, estamos ante una obra menor dentro de la filmografía de los tres.

En conclusión.
Termino esta crítica de Estados Unidos: El peliculón, un film que solo pretende hacer pasar un rato divertido con los tópicos americanos y no dejando títere con cabeza. Si uno es fan de ‘Archer’ notará como la película es deudora en todos los sentidos de aquella. Sin embargo, y a pesar de su diversión, no queda grabada a fuego ni pasará a la posteridad.

Tráiler de Estados Unidos: El peliculón

Escucha nuestro último episodio del podcast