Escape Room 2: Mueres por salir
Comparte con tus amigos










Enviar

“La presión en las escape rooms es la falta de tiempo. Solo tienes una hora para resolver todos los puzles y salir. Nos hemos centrado en eso para hacer una película más sofisticada, que haya más suspense en vez de sangre. Esa es la diversión: coger cosas agradables y convertirlas en mortíferas”. Adam Robitel vuelve a ejercer como Maestro de Juegos y nos invita a una nueva ‘Escape Room 2: Mueres por salir’.

“Si no lo has visto… no ha pasado”

Crítica de Escape Room 2: Mueres por salir

En el año 2019 Adam Robitel consiguió toda una sorpresa positiva, y un gran éxito de taquilla, conEscape Room’. La película consiguió recaudar 155 millones de $ para un bajísimo coste de 9 millones aprovechados hasta el último dólar. La trama era sencilla pero muy atractiva y adictiva: seis desconocidos eran invitados a jugar en las tan de moda “escape rooms”, pero con consecuencias mortales.

Ahora, y dos años después del éxito del film precedente, Robitel nos presenta su secuela con el título ‘Escape Room 2: Mueres por salir’. Esta última coletilla, “mueres por salir”, es fruto de la “traducción española” y le da un aire realmente cutre y a film de sobremesa o de madrugada. Nada que ver con el original norteamericano, “tournament of champions”. Esta última refleja perfectamente la trama de esta continuación… porque de eso, precisamente, trata ‘Escape Room 2’. Aquí presenciamos el reclutamiento forzoso de varios supervivientes/campeones de este macabro juego para obligarles a participar en una nueva edición.

Hay un dicho popular que reza: “si no está roto no lo arregles”. Y esta frase la respeta al cien por cien Adam Robitel en esta segunda parte. Una segunda parte que, básicamente, es una repetición de lo visto en el primer film. Tan sólo se cambian las “salas de escape” y algunos de los participantes. El resto de la película prácticamente es idéntico a su antecesora. Así pues, los que disfrutamos con ‘Escape Room’ seguiremos disfrutando con ‘Escape Room 2: Mueres por salir’. A veces, sólo hay que dejar las cosas como están para seguir pasándolo bien.

No obstante lo anterior, la trama sí que presenta pequeñas novedades. Entre ellas está el tratar de ahondar en el pasado Zoey dejando caer que el accidente de avión en el que se vio involucrada de pequeña no fuera precisamente eso: “un accidente…”. También se intenta dar una visión más global de MINO, la mortal y enigmática empresa que diseña las trampas. Por supuesto se presentan nuevos protagonistas y, lógicamente, nuevas habitaciones de las que escapar. Por último, la trama se completa con algún giro sorprendente que nos vuelve a remitir al primer film y, afortunadamente, esta vez la película no empieza por el final con lo que la podremos disfrutar plenamente.

Al respecto de las salas de las que escapar se sigue con las pautas ya establecidas. Aquí tendremos varias “habitaciones” como un vagón de metro, un moderno banco, una postal playera,… El objetivo es conseguir escapar antes de que el escenario se convierta en una trampa mortal. En este sentido, y nuevamente, cada habitación está repleta de pistas, adivinanzas y acertijos imposibles que ayudan a conseguir ítems para poder acceder a la salida. Durante todo el transitar entre las cuatro paredes los protagonistas irán siendo finiquitados al caer en mortales y sádicas trampas. Eso sí, una vez más, el gore y la sangre se obvian por completo. Todas y cada una de las muertes (y accidentes) son limpias.

Al respecto de la dirección, tampoco cambia nada y Robitel sigue haciendo brillar cada dólar y cada “escape room”. Nuevamente la filmación es totalmente nítida con una transición entre habitaciones que se sigue sintiendo muy natural. Por su parte, el ritmo del film no deja tiempo para el respiro. Pasado el prólogo inicial en el que se recuerda lo sucedido en la primera película, y se expone la nueva situación de Zoey y Ben, pasamos a un entretenimiento bárbaro que nos tiene enganchados hasta el final. Al igual que en ‘Escape Room’, la película va como un tiro. Claramente estamos ante dos películas que se pueden visionar seguidas y de una sentada. Y ojo porque si la recaudación de esta secuela funciona podríamos tener, al menos, otra entrega más que completara la historia de Zoey.

“El torneo de los campeones”. Cube 2.

Entrando ahora en el reparto decir que la protagonista más importante vuelve a ser Taylor Russell como Zoey. Tal y como ya sucediera en la primera entrega, su actuación sigue siendo muy agradable, inteligente y valiente. Además, para esta ocasión añade un plus de fuerza y venganza al querer desenmascarar a los villanos de MINO. Por si fuera poco, y tal como manifesté antes, resulta muy clara la intención del equipo del film en convertir a Russell en la figura sobre la que sustentar esta saga. Apoyando a Taylor Russell aka Zoey también regresa Logan Miller como Ben. Y cuando digo que está “apoyando” quiero decir exactamente eso. El propio Ben lo deja claro cuando habla de su fidelidad y lealtad hacia todas las decisiones de Zoey habida cuenta de lo sucedido en la anterior película.

Por otro lado tenemos a los nuevos “campeones”. En primer lugar está Carlito Olivero rapado al estilo Vin Diesel de joven con camiseta blanca incluida. Interpreta a Theo, un joven cachitas que destaca por su nerviosismo. También tenemos a Thomas Cocquerel como Nathan. Su interpretación es todo lo contraria a la de Carlito entregando a un hombre acabado y de pasado misterioso. Finalmente tenemos a dos nuevas “campeonas”. Ellas son Indya Moore (Brianna) y Holland Roden (Rachel). La primera interpreta a una influencer y la segunda a una chica con carácter. Personalmente prefiero la recreación que hace Holland metiéndole mucha valentía a su personaje y yendo a por todas.

“Todos sabemos cómo va esto. O jugamos o morimos” (Rachel)

En conclusión.
Termino esta crítica de Escape Room 2: Mueres por salir, una secuela que toma todo lo bueno de la primera entrega para seguir ofreciendo un destacado rato de entretenimiento. En este sentido es una apuesta segura y realizada con el mínimo riesgo. La taquilla dictaminará si tenemos más entregas. En mi caso, pueden seguir contando conmigo.

Tráiler de Escape Room 2: Mueres por salir