Emma.
Comparte con tus amigos










Enviar

“Una nunca se cansa de Jane Austen. Sus personajes son tan humanos, tan emblemáticos y tan familiares que la distancia que sentimos en años se evapora rápidamente en cuanto cobramos consciencia de nuestros propios fallos. Seguimos siendo necios en nuestra lucha por el amor y la amistad”. Autumn de Wilde debuta en la dirección presentándonos su personal versión de ‘Emma.’

“El matrimonio no entra en mis planes” (Emma)

Crítica de Emma.

Esta película supone una nueva versión de la famosísima novela publicada en 1815 por la escritora británica Jane Austen. Recordemos que Austen configuró su obra como una novela cómica y satírica sobre la clase alta de la época. Un relato en el que su joven y vanidosa protagonista, Emma, ejercía de casamentera de la zona tras haber finalizado su educación y haberse “jubilado” su institutriz. Una de las adaptaciones cinematográficas más recientes tuvo lugar en 1996 con el estreno del film protagonizado por Gwyneth Paltrow bajo la dirección de Douglas McGrath.

Expuesto lo anterior hay que destacar que ‘Emma.’ es la ópera prima de Autumn de Wilde, una directora especializada en cortos y videos musicales que también destaca por su trabajo como fotógrafa. Y esto último se nota mucho en la filmación. Aquí nos encontramos con una filmación realizada con sumo gusto estético. Tan es así que, en según qué escenas y uso de colores, puede recordar a algunas imágenes de las películas de Wes Anderson, especialmente las desarrolladas en determinados interiores como la mercería local. Por lo demás, es una dirección que se apoya con acierto en un gran trabajo actoral para ofrecernos un agradable y simpático entretenimiento.

La elegancia estética en la filmación se ve acompañada por todo el lujo del vestuario, maquillaje y peluquería. En este aspecto todos los trajes de las protagonistas, especialmente los de Emma, son elegantísimos. No en vano, el vestuario es obra de Alexandra Byrne, ganadora de un Oscar en este campo por su labor en ‘Elizabeth: La edad de oro’ (Shekhar Kapur, 2007). En ‘Emma.’ apuesta claramente por vestidos de tonos amarillos que te entran por los ojos y blancos con toques rosas que resaltan la “i-nocencia” de la época que diría el señor Elton.

En cuanto al guión nos encontramos también con una escritora debutante con un libreto para cines, Eleanor Catton. Seguramente muchos la conocen por su novela ‘Las luminarias’. En ‘Emma.’ su trabajo es bastante fiel a la novela de Jane Austen y las fans ya saben lo que pueden esperar. Así las cosas, la trama se centra en seguir las andanzas de Emma buscando amoríos para Harriet, su ingenua y joven “padawan”. A lo largo del metraje iremos viendo cómo van evolucionando sus planes con sus aciertos y sus meteduras de pata y cómo estas últimas le obligarán a rectificar. También seremos testigos de los chismes, relaciones, cotilleos, bailes, pasatiempos,… de la aristocracia de la época y su relación con sus “iguales” y con los “pobres”.

En el libreto también tiene mucha importancia la relación que se establece entre Emma y Mister Knightley. Hablamos de una relación casi de “competencia” y que irá evolucionando a lo largo del film. Por supuesto también tendrá gran incidencia en parte de la trama la llegada de Frank Churchhill, un rico heredero al que nadie ha visto y que pronto se dejará caer por la zona para hacerse cargo de su legado. Todos estos sucesos nos serán narrados a lo largo de las cuatro estaciones del año comenzando por el otoño.

En la banda sonora encontramos a David Schweitzer e Isobel Waller-Bridge. Esta pareja de compositores han venido trabajando juntos en diferentes series y películas de escasa resonancia. En ‘Emma.’ han tenido su gran oportunidad comercial y la han aprovechado totalmente. Su música se hermana por completo con las imágenes y destaca por su divertido y clásico tono con instrumentos como el arpa, la trompa, el violín o la flauta. Una simpática partitura que no pasa desapercibida contribuyendo a sumar en positivo al conjunto.

“Hermosa, lista y rica”. Emma’s World.

Entrando a valorar las actuaciones decir que todas ellas son ideales para los roles asignados. Naturalmente destaca el liderazgo de Anya Taylor-Joy que domina por completo a Emma y al film. El aire de vanidad, hermosura y mando unido al increíble uso de sus ojos para controlar las situaciones y transmitir emociones es impresionante. He comentado en más de una ocasión que estamos ante una de las grandes artistas del futuro y ya del presente. Si todavía no la siguen… háganlo ya mismo.

Emma tiene bajo su manto de protección a Harriet Smith interpretada también estupendamente por Mia Goth. La actriz inglesa nos regala a una joven absolutamente inocente. Una chiquilla cuya herencia se cuestiona y que ve en Emma a un modelo a imitar y seguir. La otra gran relación de Emma la representa Mister Knightley encarnado por Johnny Flynn. Esta cinta ha significado una gran oportunidad para este músico británico y entiendo que la aprovecha de manera sobresaliente. Flynn destaca en todas las réplicas y pullas que su personaje le lanza a Emma y en su control de cada secuencia llenando por completo los zapatos de su importante personaje. Finalmente, el ámbito personal de Emma lo completa Mister Woodhouse, su padre. En este caso es Bill Nighy quien le da vida quedando para las risas con su miedo a las corrientes de aire.

Del resto de intérpretes destacan los personajes claramente bufonescos y divertidos. En el primer grupo sobresalen Josh O’Connor (Señor Elton, el joven cura conquistador) y Tanya Reynolds que aparece ya avanzado el metraje pero que no deja indiferente por su esperpéntico papel. En el segundo grupo destacan Miranda Hart y Myra McFadyen como la Señorita y Señora Bates. La primera es una mujer muy espontánea que para Emma es una auténtica pesada y siempre intenta escabullirse de ella. La segunda es su anciana madre que ya poco pinta.

Y ya para cerrar conviene no pasar por alto otros dos protagonistas importantes. El primero es el misterioso Señor Churchhill y la segunda es Jane Fairfax. Churchhill es recreado con gran porte por Callum Turner y se presenta como alguien bastante sobrado en algunos aspectos y capaz de hacer palidecer a Emma. Sin embargo, según el señor Knightley no es más que “un vanidoso petimetre”. Por su parte, Jane es la sobrina favorita de Miss Bates destacando por su seriedad y quizás por no estar su rol todo lo desarrollado que habría cabido esperar. En pantalla le da vida la actriz Amber Anderson en la interpretación más apagada del film.

“¡Señorita Woodhouse, Señorita Woodhouse! ¡Hay noticia!” (Miss Bates)

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Emma., una película divertida, irónica y realizada con muy buen gusto. Además cuenta con grandes interpretaciones que asimilan el tono del guión empujándote a compartir los avatares de los personajes. Creo que gustará bastante a las fans de Jane Austen y también a aquellos que quieran pasar un simpático y agradable rato en el cine siendo testigos de los cotilleos rosas de la alta sociedad de Highbury.

Tráiler de Emma.