Déjame salir

by

Calificada como “la mejor peli de terror de este 2017”, este film ha entrado fuerte en términos de recepción por parte de los medios especializados, destacando su mezcla de terror con elementos de comedia y satíricos sobre los temas raciales. Ahora la pregunta que nos hacemos es: ¿Realmente es tan buena? Para contestarla entremos ya mismo en la residencia de los Armitage y descubrámoslo en… ‘Déjame salir’.

dejame-salir-llorando

Crítica de Déjame salir.
Hasta la fecha, estamos ante el título más taquillero en USA de Blumhouse Productions, la compañía de Jason Blum, productor que se ha venido “forrando” a base de proyectos de terror de muy bajo presupuesto. Proyectos tales como: The Purge (James DeMonaco, 2013), Ouija (Stiles White, 2014) o la más recienteMúltiple (M. Night Shyamalan, 2017). Además, Jordan Peele (director y guionista) se ha convertido en el primer realizador afroamericano que consigue, en su debut detrás de las cámaras, 100 millones de dólares o más en taquilla, habiendo sido también número 1 en el fin de semana de su estreno (24 al 26 de febrero).

La sorpresa se debe, específicamente, a que se trata de uno de los títulos de terror recientes que ha pegado el pelotazo al haberse estrenado en la época en la que estamos… un film de terror con elementos de crítica racial. Esto ha despertado un alabamiento entre la prensa americana como casi nunca antes se había visto en los últimos años dentro del género.

dejame-salir-chris-y-rose

‘Déjame salir’ es un soplo de aire fresco dentro del terror actual. La premisa es cuanto menos interesante… pero se suele decir que “aunque tengas un buen planteamiento, esto no quiere decir que tengas una buena película”. Ahora bien, Jordan Peele, cómico reciclado a director y guionista, sale bastante airoso de su debut como director. Y lo hace con una película que mantiene su “tempo” de manera constante, gracias a un sentido de dirección bastante clásico y, sobre todo, a su atmósfera. Una ambientación donde se crea cierta incomodidad (que no “mal rollo”) a lo largo y ancho del metraje. Además, destaca el uso de la música de Michael Abels que es brillante y recuerda al mejor James Newton Howard.

dejame-salir-mal-rollo

Principalmente, el film se sustenta en la dirección de Peele, quien demuestra tener un manejo exquisito en términos de planificación y dirección de actores (ciertas secuencias con los criados de los Armitage dan una sensación de inquietud muy, muy conseguida).

También destacan las interpretaciones de su variopinto reparto: Daniel Kaluuya, Allison Williams, Bradley Whitford o la veterana Catherine Keener. Kaluuya está muy bien en su rol de Chris, ese chaval de color que sabe que algo no cuadra en la situación, mientras que su novia, Rose (Allison Williams), es la que intenta mantenerle con los pies en la tierra en torno a su relación, a la que no le da importancia el color de la piel. Mención también para LilRel Howery como Rod, el amigo de Chris y alivio cómico en momentos puntuales.

dejame-salir-familia-armitage

Parte del acierto de la película se puede resumir en esa satírica idea sobre los temas raciales, como se puede ver en la fiesta de los Armitage, donde todos los invitados “admiran” la figura de Chris y le preguntan sobre sus aficiones y deportes… Además del portentoso clímax que transcurre en la casa de los Armitage.

Pero el film tiene un “pero”: el giro de guión de Peele me sacó bastante de la propuesta en general. En primera instancia no se puede negar la originalidad, pero termina chocando con la temática y atmósfera realista del film (resulta curioso que enLa cura del bienestar se echaba en cara el giro de guión, cuando la propuesta daba pie a ello… y aquí se acepte sin ningún tipo de crítica). El hecho es que resulta tan cambiante de género y tan chocante que termina restando un tanto al film de Peele.

dejame-salir-chris

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Déjame salir, una propuesta bastante fresca dentro del cine de terror y un sorprendente debut de Jordan Peele, director que demuestra tener una buena mano para dirigir actores y crear ambientes de angustia.