The Purge: La noche de las bestias
Comparte con tus amigos










Enviar

Estados Unidos en el 2022. Una noche al año el crimen compensa porque es legal. Esa noche se “purgan” las rabias, las envidias y las frustraciones internas. A esa noche se la conoce ya como… ‘The Purge: La noche de las bestias’.

“Queremos nuestra purga”.-Líder.

The Purge

Crítica de The Purge: La noche de las bestias

‘The Purge: La noche de las bestias’ es un film que arranca con un cuanto menos curioso planteamiento. Un planteamiento argumental que pone sobre la mesa, en plan bruto, una de esas soluciones que suelen usar los psiquiatras de las telecomedias norteamericanas. Me refiero a cuando van los miembros de una familia disfuncional a la consulta, y el psiquiatra de turno les da unos palos de goma para que se aporreen a base de bien, sacando así al exterior todos sus sentimientos e ira contenidos. Pues más o menos esto es ‘The Purge’… sólo que aquí es toda la ciudadanía de un país la que se curte a palos durante una noche en la que todo vale.

Una noche ideada por los nuevos gobernantes y que es usada por los ciudadanos para dar rienda suelta a su más bajos instintos, envidias y venganzas particulares y personales. Además, es una noche en la que se aprovecha para acabar con los más débiles… y he aquí la carga crítica del film: presenta a una ciudadanía vengativa y una noche totalmente radical en la que los más desprotegidos serán pasados a cuchillo por los más poderosos. Y luego queda toda la crítica a la moral y modo de vida americano con esos debates televisivos en torno al bien que hace “La Purga”, y a las continuas bendiciones que sus sádicos seguidores lanzan al país y a la moral americana.

El planteamiento a James DeMonaco le salió maravillosamente bien porque su “purga” tuvo un coste ridículo de tan sólo 3 millones de $ y se fue hasta los casi 90, amasando cerca de 65 sólo en USA. Resaltar que la idea para escribir el guión de ‘The Purge’ le vino a DeMonaco como consecuencia de una frase que le dijo su después de una discusión que DeMonaco tuvo con un conductor: “¿No sería genial si tuviéramos total libertad una vez al año?”.

“Que Dios les acompañe a todos”.-Televisión Estatal.

The Purge

Pero bueno, dejando críticas, mensajes y éxitos al margen, lo que tenemos entre manos con este film es otra película de “asaltos a chalets”. Un asalto en el que la familia del interior (liderada por Ethan Hawke) deberá hacer frente a unos malvados que, por una serie de circunstancias, quieren colarse en su casa en la noche de “La Purga”. La cinta, en ese sentido, más o menos funciona correctamente y sin florituras. Ofrece entretenimiento de consumo rápido y olvidable (86 minutos de duración), y notas de suspense, tensión, acción y violencia (eso sí, no tanta como habría cabido esperar viendo el póster y algunas de sus frases promocionales).

Respecto al guión decir que, pese a su original planteamiento, al final uno ya se imagina lo que va a ir sucediendo. La historia, por su parte queda dividida claramente en tres partes, a saber: la presentación de la familia Sandin, la información de lo que es “La Purga” y el estallido de la violencia. Todo ello expuesto de manera rápida, sencilla y directa.

Se podría haber esperado una mayor visión global de los acontecimientos de “La Purga”, pero el ya referido y limitado presupuesto no da para mucho más que para asaltar una casa, “recordándonos” así a películas como La noche de los muertos vivientes’, ‘Asalto al distrito 13’ (guión del propio director de ‘The Purge’, James DeMonaco), o a las películas en las que los indios atacaban los fuertes del séptimo de caballería.

“Sobreviviremos a esta noche”.-James.

The Purge

El principal y más conocido actor que interviene en este film es Ethan Hawke que se mete en el rol de James Sandin, un especialista en ventas de sistemas de seguridad que pasará junto a su familia la peor “purga” de su vida. Junto a Ethan Hawke también habría que destacar a la actriz Lena Headey que interpreta a Mary Sandin, y que aquí la encontré bastante mejor como víctima que como la villana Ma-Ma que interpretó enDredd(Pete Travis, 2012).

Del resto de intérpretes, mencionar a los jóvenes Max Burkholder y Adelaide Kane en los papeles de los hijos del matrimonio Sandin, y a Rhys Wakefield que da vida a un maloso que cae rematadamente mal, y al que viéndolo en pantalla te dan ganas de estamparle la cabeza contra la pared para ver si se le refrescan las ideas…Y con los hijos mucho cuidado porque sus acciones en el film son terriblemente absurdas e incomprensibles.

“Que tengáis una noche segura”.-Grace.

James Sandin

En conclusión.
Partiendo de una idea curiosa y original (y de su carga crítica inicial) tengo que terminar diciendo en esta crítica de The Purge: La noche de las bestias, que este film termina por convertirse en “otra cinta más de asaltos a chalets” o invasiones domésticas. Un film en el que, al final, todo se reduce a ver cómo se las ingenian los sufridos inquilinos para poder salir con vida de una noche de pesadilla. Su título, carátula y frases promocionales prometían bastante más…

Tráiler de The Purge: La noche de las bestias