(Des)encanto: Parte 2
Comparte con tus amigos










Enviar

Antes de la llegada este próximo viernes de los nuevos capítulos seguimos echando la vista atrás. En las siguientes líneas conoceremos el desino de Elfo y la maldición familiar de Bean. Por si fuera poco descenderemos al mismísimo Infierno y conoceremos el fabuloso reino de Vaporlandia. ¿Hay quién ofrezca más? Llegó el momento de repasar lo sucedido en ‘(Des)encanto: Parte 2’.

“Serás la mujer más formidable que haya en este maldito reino” (Dagmar)

Resumen.
A continuación, una breve descripción-sinopsis de los diez capítulos que componen la segunda temporada de ‘(Des)encanto’. Esta serie fue vista en exclusiva en Netflix a través de Vodafone. Los resúmenes se presentan con títulos en español y sin importantes destripes.

Episodio 1 (XI): La (Des)encantadora.
Dagmar lleva a Bean a su exótico reino de Maru donde conocerá a sus tíos Claude, Becky y Jerry. Además descubrirá que Dagmar le tiene preparada una siniestra ceremonia. Por su parte, Zøg lamenta su suerte y la de su reino, Utopía.

Episodio 2 (XII): Escalera al Infierno.
Bean y Luci descienden hasta el mismísimo Infierno en busca del alma de Elfo. Mientras tanto, Zøg se encuentra con Merkimer.

Episodio 3 (XIII): Lo más preciado.
Bean, Luci y Elfo regresan a Utopía pero Zøg no está dispuesto a perdonar su traición. Por su parte, Oona se convierte en la nueva líder de los piratas de un elfo llamado Deserto.

Episodio 4 (XIV): El corazón solitario es un cazador.
La vida se ha reestablecido en Utopía con la ayuda de los elfos que se han establecido allí en el denominado “Callejón del Elfo”. Bean empieza a ver apariciones fantasmales de Dagmar y descubre extraños símbolos marubianos en los muros de Utopía. Finalmente Zøg se enamora de una poderosa mujer osa llamada Úrsula.

Episodio 5 (XV): Nuestros cuerpos. Nuestros elfos.
“El Callejón del Elfo” es puesto en cuarentena y confinamiento a causa de una grave infección. Los elfos sólo podrán curarse gracias a unas míticas leyen-bayas que están en territorio orco.

Episodio 6 (XVI): El robo a Utopía.
Zøg fríe a impuestos a los elfos generando su descontento. Para darle una lección, Bean planea robar el dinero recaudado con la ayuda de un grupo de elfos circenses.

Episodio 7 (XVII): El viscoso abrazo del amor.
Derek se siente triste y solo y Elfo trata de entablar amistad con él. Por otro lado, Zøg se empeña en contraer gota al enterarse de que es una enfermedad de reyes.

Episodio 8 (XVIII): De su puño y letra.
Bean se entusiasma con la escritura y escribe una gran obra de teatro pero no la puede representar por el hecho de ser mujer.

Episodio 9 (XIX): La princesa eléctrica.
Como consecuencia de la irrupción de un “dragón” en Utopía, Bean descubre un nuevo reino llamado Vaporlandia. Además, también saca a la luz un complot para asesinar a Zøg.

Episodio 10 (XX): Tiabeanie hace aguas.
Odval culpa a Bean del asesinato de Zøg y consigue que sea juzgada por bruja.

Crítica de (Des)encanto: Parte 2

Una vez presentado el show en la Parte 1, ahora vamos a centrarnos en lo que nos ofrece Matt Groening en esta Parte 2. Para empezar, la historia continúa justo dónde la dejamos. Así pues, Bean y Dagmar desembarcan en el reino de Maru habiendo dejado atrás Utopía con Zøg maldiciendo el destino de su reino. Por su parte, Luci sigue desaparecido y Elfo muerto. A partir de aquí comienzan las nuevas aventuras…

Y estas nuevas aventuras nos van a traer un montón de misterios e intrigas. Incluso descubriremos nuevos reinos. El equipo de guionistas supervisado por Jamie Angell, Jeff Rowe y Shion Takeuchi nos tienen reservadas grandes sorpresas. Muy pronto descubriremos la existencia de una antigua profecía-maldición que afecta a Bean por parte de Dagmar. También sabremos que esta última y sus hermanos son poco de fiar y que tienen una “deuda infernal”. Respecto al destino de Luci y Elfo basta decir que se volverán a reunir con Bean en los dos primeros capítulos.

Dejando al margen el misterio de la profecía-maldición de Bean, la presencia de los elfos nos traerá el enigma de saber qué es “lo más preciado”. De momento tan sólo sabemos que parece estar en las catacumbas del reino de Utopía y que el elfo llamado Deserto lo quiere. Por si fuera poco, en esas mismas cuevas descubriremos unas misteriosas ánforas que no sabemos realmente qué nos depararán…

Y aquí no queda la cosa, ya que en los dos últimos capítulos nos adentraremos en el reino de Vaporlandia y en la trama para asesinar a Zøg. Todo esto sin contar con que seguimos sin saber quién fue la madre de Elfo, los signos marubianos en Utopía, el fantasma de Dagmar o las verdaderas intenciones de Odval, Conjurio y los demás religiosos y magos de la Corte. Como vemos, las tramas no pueden ser más variadas y da gusto seguirlas todas.

Al margen de las tramas principales, también tendremos capítulos sueltos que aportarán su propia temática. Este es el caso del capítulo ‘De su puño y letra’ (8) que es una total crítica a la sociedad machista. Una sociedad que se niega a reconocer el valor intelectual de la mujer, en este caso de Bean. Algo que se repite en ‘Tiabeanie hace aguas’ (10) cuando se le resta credibilidad e incluso se la acusa de bruja. Ojo en este mismo capítulo a cómo la masa social es fácilmente influenciable y manipulable. Por otro lado, resulta interesante comprobar la soledad de Derek en ‘El viscoso abrazo del amor’ (7) o la farsa del supuesto héroe de leyenda en ‘Nuestros cuerpos. Nuestros elfos’ (5). Por si fuera poco, hasta el mismísimo Dios hará acto de presencia y sus actos cuestionados en ‘Escalera al Infierno’ (2). Eso sí, con humor y respeto.

Respecto a la animación decir que se vuelve mucho más detallista y espectacular. Para probar esto que digo basta con ver la cantidad de detalles que se pueden apreciar en el reino de Maru, la espectacularidad del Infierno o la genialidad de Vaporlandia. Ahondando más cabe decir que Maru responde a unos diseños que nos harán recordar la decadencia del antiguo Egipto. Por su parte, el Infierno resulta absolutamente llamativo con sus tonos rojizos, anaranjados y amarillos. Por no hablar de su logrado aspecto plataformero ¡Impresionante el despliegue de animación allí! Finalmente, Vaporlandia es todo un manjar para los fans del estilo Steampunk. En la gran ciudad veremos todo tipo de inventos, easter-eggs y guiños culturales.

Entrando en los personajes Bean, Luci y Elfo siguen siendo los amos del show, especialmente Bean. Luci y Elfo ya no van con ella a casi todas partes como antes. Inclusive, Luci se apoderará de la taberna principal de Utopía y montará su propio negocio como tabernero. Por lo que le toca, Elfo se mostrará un tanto receloso por la decisión que tomó Bean al final de la Parte 1. ¿Y nuestra princesa favorita, qué? Pues a Bean la veremos acosada por el fantasma de Dagmar y su extraña cajita de música. Por otro lado, ella sola viajará hacia Vaporlandia para averiguar la procedencia del misterioso “dragón” que atacó a Utopía y en general se la ve mucho más resuelta y capaz de cualquier cosa. No obstante, al final… Bean, Luci y Elfo ¡compartirán un mismo y dramático destino!

En cuanto al rey Zøg sigue siendo un personaje que combina algunas buenas decisiones con sus burradas habituales. Entre las primeras cabe destacar su buen corazón al devolverle a Úrsula su traje de osa. Y, entre las segundas, resaltar su imbecilidad al querer enfermar de gota. Entrando en la pareja de reinas, Dagmar y Oona, resalto que las dos me sorprendieron. La primera acentuando al máximo su reverso oscuro ya apuntado al final de la Parte 1. Y la segunda convirtiéndose en toda una “mujer” empoderada y capitaneando a sus propios piratas.

Sobre otros personajes decir que siguen las conspiraciones de Odval y Conjurio que no parecen lo que se dice “buena gente”. Quien sí que destaca positivamente es Merkimer. Convertido denigrantemente en cerdo, parece tener más cabeza y sensatez que cuando era humano. Finalmente, aparece un personaje nuevo. Me refiero al viejo elfo conocido como Deserto. Antaño capitán de su propio barco pirata parece que su máximo interés es encontrar “Lo más preciado”. En fin, como podemos ver… los personajes y sus características están muy ligadas al rico argumento de esta Parte 2.

“Puedes parar una pesadilla… si resuelves lo que la provoca” (Zøg)

En conclusión.
Finalizo esta crítica de (Des)encanto: Parte 2, una serie que sigue marcando su propio estilo y haciendo sobresalir sus aventuras, misterios e intrigas palaciegas y familiares. Todo ello sazonándolas con toques humorísticos e irónicos y un gran despliegue de animación con escenarios bien diferentes e individualizados. Si la Parte 1 ya era buena, estos nuevos capítulos son mejores. La sigo recomendando.

Imágenes: Netflix.
Relacionado: ‘(Des)encanto: Parte 1’.

Tráiler de (Des)encanto: Parte 2