Ha muerto Brian Dennehy
Comparte con tus amigos










Enviar

Siempre es duro, para los que somos amantes del cine, ver como algunos de los actores que nos han acompañado, en parte desde nuestra infancia, se van. Hoy nos toca decir “adiós” a uno de esos rostros grabados a fuego en la memoria. Tenemos que despedir con suma tristeza al único y durísimo Brian Dennehy.

RIP BRIAN DENNEHY (1938-2020)

“Si quieres un consejo de amigo: córtate el pelo y date un baño. Hazme caso muchacho, te ahorras muchos problemas. Y pórtate bien ¿eh?” (Sheriff Teasle)

Durante la tarde del jueves 16 de abril se anunciaba el fallecimiento, a los 81 años, de Brian Dennehy. El actor, al parecer, fallecía por causas naturales en su casa natal de Connecticut.

Dennehy nació el 9 de julio de 1938 en Bridgeport (Connecticut, USA). Durante su juventud, debido a su impresionante físico y complexión, jugó en el equipo de fútbol americano de su universidad de Yale, donde estudió arte. Incluso sirvió en los Marines, aunque nunca llegó a entrar en combate. A finales de los 70 comenzó a introducirse en el cine tras llamar la atención en una obra de teatro. Así fue como llegó en papeles de reparto a aparecer en series como ‘M.A.S.H’ o en películas como ‘F.I.S.T’ (Norman Jewison, 1978), un film protagonizado por Sylvester Stallone inspirado en la figura de Jimmy Hoffa. En esa época también lo pudimos ver en ‘Los primeros golpes de Butch Cassidy y Sundance’ (Richard Lester, 1979), una precuela muy poco conocida de ‘Dos hombres y un destino’ (George Roy Hill, 1969).

Pero como muchos recuerdan, su gran papel, y el que lo llevó a la inmortalidad, fue el durísimo Sheriff Teasle. Un hombre de la Ley que no soportaba los pelos largos y las guerreras. A Teasle lo conocimos en Acorralado (Ted Kotcheff, 1982) como el primer gran rival de John Rambo. Con el adiós de Dennehy no sólo se ha ido el Sheriff Teasle, sino que también despedimos al no menos inolvidable cacique de ‘Silverado’ (Lawrence Kasdan, 1985), al Walter de ‘Cocoon’ (Ron Howard, 1985), al sabueso de ‘F/X Efectos mortales’ (Robert Mandel, 1986) o al escritor de misterio de ‘Best Seller’ (John Flynn, 1987). Dennehy siempre lograba llevar a cabo muy buenas interpretaciones en ambos lados de la ley y sobresalía con su imponente 1,90 de altura.

Su década de esplendor fueron los años ochenta y parte de los noventa. Ya a finales de esta última empezó su declive debido a problemas con la bebida que él mismo dio a conocer para ayudar a otros. En esa década pasó de la primera línea a protagonizar, sobre todo, telefilms. La gran mayoría de ellos de corte detectivescos de sobremesa con su papel de Jack Reed. Este personaje le permitió acomodarse y el lujo de ponerse detrás de las cámaras. Aun con todo, en algunos telefilms aún pudo dar muestra de su innato talento. Me refiero a la versión televisiva de ‘Muerte de un viajante’ (Kirk Browning, 2000) que el mismo declararía su mejor papel. No en vano, le valió su único globo de oro como mejor actor de televisión en 2001.

En 2005 hizo un amago de comeback con un papel de acabado sargento de policía irlandés en el más que recuperable remake de ‘Asalto al distrito 13’ (Jean-Francois Richet). Este rol le valió para ganarse algunos secundarios durante el siguiente lustro. Así lo veríamos de nuevo en films para la gran pantalla comoLos próximos tres días (Paul Haggis, 2010).

Con la perdida de Brian Dennehy se nos va un intérprete de carácter irrepetible y de una presencia en pantalla inigualable. Uno de esos rostros claramente nacidos para la gran pantalla. En el ámbito personal deja en vida a una segunda esposa (Jennifer Arnott) y cinco vástagos, Elizabeth y Kathleen (ambas actrices) y Dierdre, Cormac y Sarah.

Como siempre decimos, sus películas son su gran legado. Sirva este pequeño artículo como un justo y necesario último adiós. Le toca a su estrella alumbrarnos desde lo más alto brillando con toda su fuerza en el gran salón de la fama que es el cielo.