Al Pacino próximas películas
Comparte con tus amigos










Enviar

En el pasado Festival de Venecia celebrado durante el mes de agosto y principios de septiembre, hemos podido ver en persona a uno de los más legendarios actores americanos vivos; Al Pacino, quien acudió a presentar dos de sus últimos films: ‘The Humbling’ y ‘Manglehorn’. En la siguiente noticia hablaremos un poco de ambas cintas.

al-pacino-venecia

Al Pacino próximas películas: A la vejez grandes films.
Son ya 74 años los que lleva Al Pacino a sus espaldas, y el actor, con un look rejuvenecido y el pelo más corto, se presentó en Venecia dispuesto a seguir dando guerra, pleno de vitalidad, y vestido de negro, como es habitual en él.

Pacino acudió junto al director Barry Levinson, quien le dirige de nuevo (por tercera vez) en The Humbling, una especie de acercamiento al mito del actor venido a menos, del ídolo cuyo tiempo ya pasó, del ocaso del ser humano; en donde Pacino da vida a un actor y autor teatral sumido en una profunda crisis de la edad madura que se niega a retirarse de los escenarios, y que termina enamorándose de una treintañera.
En ‘The Humbling’, Pacino rehace un acercamiento al mito del autor destruido, uno de los temas básicos que más ha fascinado al intérprete italoamericano ya sea en cine, teatro o en la literatura, a un tipo cuyos mejores años ya pasaron. Algo parecido hizo ya en cintas como ‘Simone’, o mismamente ‘Donnie Brasco’ (también de Levinson).

El film se llevó los aplausos del respetable, y grandes elogios por parte de la crítica allí desplazada. ‘The Humbling’, cuenta con el apoyo de ese pequeño “Fuerte de Dinosaurios” que es Millenium Films (productora que parece ser la única que apuesta por actores de más de 50 años para protagonizar sus films hoy día).
El libreto del film parte de la novela de Philip Roth: “La Humillación”, título español que esperemos respeten para su estreno en nuestro país. Greta Gerwick es quien da vida al interés amoroso del relato, y un avejentadísimo y casi irreconocible Charles Grodin (‘Huida a medianoche’, ‘Beethoven’) al agente y amigo del personaje de Pacino.

al-pacino-the-humbling

El otro film que trajo consigo el mítico protagonista de cintas como Tarde de perros’, ‘Scarfaceo ‘Esencia de mujer’, fue Manglehorn de David Gordon Green, quien parece (aunque sea momentáneamente) dejar de lado las comedias gamberras del palo de ‘Superfumados’, para situarse detrás de la cámara en este contemplativo drama independiente, en donde, de nuevo, Pacino da vida a un hombre cuyos mejores años ya quedaron atrás, y por desgracia para él, se desvanecieron mientras estaba entre rejas. Ahora, ya como hombre libre intenta retomar un pasado amor de juventud, que el mismo dio por terminado abruptamente antes de entrar en prisión, mientras pasa sus últimas noches en solitario con la sola compañía de su gata, y gasta los días como dependiente de un pequeño comercio de cerrajería.

Como sucedió con el film de Levinson, ‘Manglehorn’, visualiza la vida desde un punto de vista (casi) siempre derrotado, teniendo ambas como nexo de unión la figura desgarbada y plena de manierismos y amor por el detalle de Pacino (que en sus declaraciones durante el citado Festival no dudó en alejarse de este tipo de roles una vez abandona el set de rodaje, y afirmó sentirse plenamente realizado y estabilizado en su vida real, declarando que era un padre feliz y cuya vida sentimental parece marchar mejor que nunca desde que hace ya casi un lustro sale con una mujer argentina que no llega a la cuarentena). Un Al Pacino que parece haber recuperado el amor por el séptimo arte pasados los setenta, después de dejarse ver en varios telefilms para HBO (‘No conoces a Jack’, ‘Phil Spector’), y en films menores en donde el mayor atractivo era contemplar su grandeza bañada en una merecida aura de figura ineludible del cine americano, ya fuera acompañado de un coetáneo con un pasado igual de glorioso como Robert De Niro (Asesinato justo) o tirando de favores bien pagados para amigos (Jon Avnet) como aquel imposible thriller contrarreloj que era 88 minutos’.

al-pacino-manglehorn

Quizás su paso por un film como Tipos legales haya ayudado a recuperar su fe, ya que, aquel sin ser un film notable, sí que tenía todo a su favor para reconciliar al espectador, y al propio Pacino con el cine que lo hizo grande. Ahora falta que alguna distribuidora valiente se anima apostando por estos dos largometrajes, dos films que se alejan totalmente del cine de moda de hoy día, ese que bascula entre los superhéroes, el found footage y la comedia festiva para menores de 25 años.