Séptimo
Comparte con tus amigos










Enviar

Ricardo Darín y Belén Rueda han perdido a sus hijos en un edificio de Buenos Aires. Ahora intentarán encontrarlos de la mano del director Patxi Amezcua subiendo al piso… ‘Séptimo’.

“¿Cómo van a desaparecer así de repente… de la nada?” (Sebastián)

septimo-escaleras

Crítica de Séptimo

En su momento comenté el sobresaliente film Prisioneros (Denis Villeneuve) que recogía como temática principal la desaparición de unas niñas. Hoy os comento ‘Séptimo’, película que se estrenó también en 2013 y en fechas cercanas al film de Villeneuve. Pues bien, su argumento central es también la desaparición de dos menores: Luca y Luna. Sin embargo, y a diferencia ‘Prisioneros’, aquí no encontramos tantísima carga dramática…

Es cierto y verdad que en esta película de Patxi Amezcua existe drama y tensión por la desaparición de los niños. Ahora bien, no se llega ni de lejos a los niveles de dolor, sufrimiento e implicación que pudimos sentir con ‘Prisioneros’. En este sentido, a esta película le falta claramente una mayor fuerza y chispa dramática.

septimo-llamando

Por otro lado, lo que no faltan son sus buenas dosis de intriga y misterio. Hay que tener en cuenta que Luca y Luna desaparecen casi nada más iniciarse la película. Así pues, el resto del metraje recoge la frenética búsqueda de los niños por parte de sus padres. A lo largo del film nos encontraremos con otros personajes del edificio que pasan a ser inmediatamente sospechosos, tanto para Sebastián y Delia como para el espectador. A destacar que incluso podemos apreciar en Amezcua un intento bastante convincente de convertir al edificio casi en un personaje más. Esta intriga por saber qué ha pasado con los pequeños es sin lugar a dudas lo mejor de la propuesta con vecinos de los que sospechar y pisos por recorrer…

Otro punto importante es ver como Patxi Amezcua inserta con más o menos acierto unas tramas secundarias que afectaban a los protagonistas. Especialmente destacado es el caso de Sebastián. Estas subtramas de algún modo pueden ayudar a centrar o desviar la búsqueda de los pequeños. Por así decirlo son “pistas o trampas” que el personaje de Ricardo Darín intenta relacionar para hacerse una idea de lo que puede haber pasado con sus hijos.

septimo-sospechosos

En el terreno actoral es clarísimo que sobresalen las figuras de Ricardo Darín y Belén Rueda como un matrimonio en apuros. El actor argentino encarna a Sebastián, un abogado metido en bastantes asuntos. Por su parte, la actriz española encarna a Delia, una madrileña con ganas de regresar a España ante el inminente fracaso matrimonial. Ambos están bien y realizan unos notables esfuerzos dramáticos. Quizás destaque más a Darín que a Rueda porque tiene un mayor peso. En cualquier caso ninguno alcanza un nivel de sobresaliente excelencia dramática. Del resto de actores que intervienen en el film cabe hacer mención especial al portero del edificio. Y, finalmente, a uno de los vecinos que, como inspector de policía, se implicará más en la desaparición y búsqueda de los pequeños.

“Estoy buscando a mis hijos: Luca y Luna del séptimo piso” (Sebastián)

septimo-policia

En conclusión.
Finalizo ya esta crítica de Séptimo, un film que finalmente resulta un entretenido y correcto thriller de desapariciones. No obstante, entiendo que se le podía haber exigido más. Entre otras cosas porque el planteamiento inicial era muy prometedor y la pareja protagonista muy destacada.

Tráiler de Séptimo