El séptimo hijo
Comparte con tus amigos










Enviar

Basada en “El aprendiz del espectro”, primer libro de la trilogía de fantasía medieval creada por Joseph Delaney, en 2014 llegó a nuestras salas de cine una nueva y fantástica aventura. Preparaos para disfrutar conociendo a un nuevo héroe sobre el que recae la profecía de… ‘El séptimo hijo’.

“Vives en un mundo en el que las fantasías y las leyendas son realidad”.-Maestro Gregory.

el-septimo-hijo-tom-ward

Crítica de El séptimo hijo

Este film nos traslada a un mundo de fantasía medieval con sus fantasmas, monstruos y brujas, sobre todo, brujas… Un mundo bastante bien recreado por el director ruso Sergey Bodrov (‘Mongol’). Una destacada recreación conseguida gracias al departamento de efectos especiales y al de diseño de producción. Este último a cargo del reconocido Dante Ferreti (‘Shutter Island’, ‘La invención de Hugo’). En este sentido, pocas pegas le pongo a ‘El séptimo hijo’. En pantalla veremos monstruos y transformaciones bastante bien apañadas, con mención especial para el diseño de los poderes de Madre Malkin o de Radu (uno de sus fieles seguidores).

el-septimo-hijo-boggart

Respecto a la dirección, el film tampoco presenta mayores problemas ni inconvenientes. Bodrov se limita a cumplir el expediente de entregar una película de aventuras que no pretende ir más allá. Así las cosas, queda configurada como un mero entretenimiento para toda la familia.

Aquí hay que dejar claro que esta cinta es consciente de que no puede competir en el mismo terreno de excelencia de películas como la “Trilogía de El Señor de los Anillos o El Hobbit”. En consecuencia, se centra en presentar su pequeña fantasía medieval. Quizás en tiempos pasados habría destacado bastante más. A lo mejor hasta puede ser un producto destacable o llamativo para espectadores infantes. Sin embargo, a día de hoy, los más veteranos ya hemos visto hasta “Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la puerta de Tannhäuser”… así pues, es complicado sorprendernos o dejarnos con la boca abierta.

el-septimo-hijo-aliento

Con respecto al guión no hay mucho que destacar. El film nos cuenta la típica historia de maestro (Gregory) y aprendiz (Tom Ward) con todo lo que ello conlleva: desconfianza, fase de prácticas (ciertamente breve), consolidación de la relación y alguna broma. Vamos, nada nuevo bajo el sol. Ahora bien, esta relación está más o menos bien construida. No sucede lo mismo con la relación que, por otro lado, se establece entre el joven aprendiz y la joven y guapa Alicia de la que se enamora desoyendo (algo también habitual) los consejos de Gregory. Esta relación o romance la encontré muy forzada y metida casi con calzador en la película.

el-septimo-hijo-tom-ward-y-gregory

“Demuestra lo que vales”… Espectros Vs Brujas.

Uno de los principales puntos fuertes de esta cinta es su reparto. Un reparto en el que encontramos nombres muy importantes. En primer lugar destaca un Jeff Bridges muy consciente del tipo de producción que es esta. De esta forma, además de regalar una curiosa interpretación, se dedica a pasarlo bien durante todo el metraje. Inclusive, su personaje de Maestro Gregory (un “Espectro”, es decir, una especie de exorcista “marcial” que se dedica a luchar contra el Mal) le da pie a ello con sus adicciones por el dinero y la bebida. De lo bueno que tiene esta película, Jeff Bridges tiene mucha culpa.

No corren la misma suerte Ben Barnes, Alicia Vikander y Olivia Williams. Barnes decepciona como Tom Ward (el aprendiz de Gregory) porque se muestra casi toda la cinta algo indiferente. Con la joven sueca Alicia Vikander y Olivia Williams pasa lo mismo que con Ben Barnes. Me refiero a que resultan demasiado inexpresivas. En el caso de Alicia el problema se agrava… porque tiene muchos más minutos que Olivia y, además, es el interés romántico del personaje de Tom. Lógicamente, este romance queda tocado por esto que comento.

el-septimo-hijo-maestro-gregory

El bando de los malos es, junto a Jeff Bridges, de lo mejorcito. Aquí nos encontramos con una estupenda Julianne Moore a la que el papel y vestuario de Madre Malkin le sientan como anillo al dedo, parece una típica villana Disney. Al lado de Moore también destaca mucho Antje Traue dando vida a su hermana, una bruja que lleva tiempo esperándola para poder reorganizar el clan. Finalmente, Djimon Hounsou es Radu, uno de los seguidores de Madre Malkin con el poder de transformarse en dragón. Djimon entrega un personaje de gran porte y llena por completo los zapatos de su personaje.

Por último, mencionar los ya típicos “cameos expendables” que toda producción que se precie debe de tener siguiendo la corriente creada por Sylvester Stallone en su “trilogía mercenaria”. En ‘El séptimo hijo’ estos cameos van para Kit Harington y para un olvidadísimo Jason Scott Lee que, en verdad, conoció tiempos mucho mejores…

“Recuerda: todo lo que necesitas está en tu interior”.-Madre.

el-septimo-hijo-madre-malkin

En conclusión.
Termino esta crítica de El séptimo hijo, una película para pasar una tarde noche no demasiado exigente. Además su visionado te servirá para conocer un nuevo mundo fantástico plagado de grandes intérpretes veteranos. Todo ello sin necesidad de acudir a un metraje de tropecientos minutos. Probad a conocer al Maestro Gregory y Tom Ward, y adentraros así en su profecía. Una profecía que puede revelarse como una propuesta algo más que aceptable.

Tráiler de El séptimo hijo