Cowboys & Aliens
Comparte con tus amigos










Enviar

Daniel Craig y Harrison Ford comparten protagonismo en esta película del estilo “Facturación Favreau”. Un film que nos hará pasar un original y exótico rato viendo en pantalla una cinta con buenos efectos y acción bien rodada. Una película en la que se se enfrentan en el viejo oeste los… ‘Cowboys & Aliens’.

“Sólo se dispara a dos clases de hombres: Criminales y víctimas. ¿De qué clase eres tú?” (Predicador)

Crítica de Cowboys & Aliens

Después de visionar films como Iron Man(2008) oIron Man 2 (2010), uno ya puede hacerse a la idea de lo que se va a encontrar en una cinta de John Favreau. Esto es: buenos efectos especiales, algo de diversión y acción muy bien rodada. Estas características son las que, personalmente, vengo a definir como “Facturación Favreau”, y las mismas las podemos encontrar también en esta película que lleva el curioso título de ‘Cowboys & Aliens’. Hablamos de un film basado en la gran biblioteca independiente de cómics y personajes conocida como Platinum Studios. Un sello fundado en 1997 por Scott Mitchell Rosenberg.

Desde finales de los 90, ‘Cowboys & Aliens’ fue un proyecto que acumuló varias propuestas y castings bien diferentes. Así hasta caer en manos de Jon Favreau. El film ofrece un espectáculo francamente entretenido con las características ya apuntadas. Características a las que, en esta ocasión, se une una exótica y curiosa historia. Una historia que mezcla a los típicos cowboys del oeste con unos aliens de tecnología avanzada y comportamiento absolutamente brutal y hostil. Todo ello con una ambientación en Nuevo México en lugares como el valle de Plaza Blanca, el rancho Bonanza Creek, el rancho San Cristóbal, el Pueblo Santa Clara, las orillas del Río Grande y el lago Abiquiu. También veremos las rojizas colinas de arenisca a lo largo del sendero de Kitchen Mesa en el Rancho Ghost.

¿Y dónde quedan los indios? Pues en este caso los que veremos son los apaches chiricauas. Históricamente estamos hablando de una de las últimas tribus indias resistentes que lucharon contra las incursiones en sus tierras. Su terca resistencia a la colonización blanca les llevó prácticamente a la extinción. Pocos datos quedaron tras de sí al respecto de su forma de vida.

La película se apoya fundamentalmente en el personaje interpretado por Daniel Craig. Desde el momento en que aparece perdido en medio de la nada, con la memoria borrada y el extraño brazalete, le vamos siguiendo a la espera de obtener respuestas. Respuestas que, poco a poco, van llegando. Algunas se desvelarán en forma de flashbacks en los que el cowboy recuerda lo sucedido anteriormente. Finalmente, todo será expuesto en el clímax.

El metraje se va hasta las casi dos horas con una cuanto menos original historia (esos cowboys vs aliens que ya sólo de pensarlo resulta tan disparatado como el propio fenómeno OVNI en sí mismo). Una trama que, en ningún momento, cae en el ridículo ni en la parodia. Esto último algo a lo que se podía haber prestado con facilidad. El film se disfruta de manera entretenida en una buena sala o en nuestro cómodo salón de casa siempre y siempre que tengamos en cuenta la exótica propuesta inicial.

Respecto a los efectos visuales decir que están muy logrados llevando el sello de calidad de ILM. Por su parte, los alienígenas fueron recreados por Shane Mahan, director del Stan Winston Studio, y a su compañía, Legacy Effects. En menos de dos semanas, su equipo había dibujado 50 diseños para los realizadores: “Hay una ventaja psicológica en el hecho de ver algo que ha sido fotografiado realmente, está chorreando y hace cosas raras. La gente reacciona de verdad ante eso y se puede sentir esa intimidad. Esto contribuye a darle credibilidad al trabajo digital que viene después”, palabras de Shane Mahan al respecto de los diseños y recreaciones. Como curiosidad técnica comentar que los productores pidieron a Jon Favreau que la cinta fuera desarrollada para ser visionada en 3-D. El director se negó en rotundo para evitar que se perdiera su esencia de western.

Los sombreros que más destacan en el cast son los de Daniel Craig y Harrison Ford. Daniel Craig (al que nunca me imaginé de cowboy) da vida más que correctamente al vaquero desmemoriado que porta el extraño y moderno brazalete. No diré mucho más de él porque, precisamente, una de las razones de disfrute es ir descubriendo quién es, cómo llegó a esa situación y por qué. Su revolver es un Colt Navy de 1851. Resaltar que Craig fue el primer miembro del elenco en ser contratado para la producción.

Por su parte, un Harrison Ford pleno de carácter interpreta al Coronel Dolarhyde, un ex_militar hecho a sí mismo que tiene sometido al pueblo de Absolution y que no consiente que nadie le tosa. Su arma favorita es un Colt Uberti del ejército de 1873 y su ricamente adornada funda y cartucheras reflejan su historia y posición social. El temperamento de Dolarhyde pronto chocará con el del cowboy desmemoriado. Este último, a pesar de sus lagunas mentales, tiene muy claro que nadie le pisa. Ambos tendrán que construir una relación basada en el mutuo respeto y en nada de «colegueo». Todo si quieren enfrentarse a un enemigo común del que poco o nada saben, más que el hecho de que es tremendamente hostil hacia el ser humano.

A Ford y Craig les acompañan en el reparto la estrella femenina Olivia Wilde. La actriz sale con un vestido que casi parece un camisón en una pésima elección de vestuario para ella por parte del equipo de producción del film. Interpreta a Ella Swenson, una dama casi tan misteriosa como el rol de Daniel Craig y que fue rechazado por Eva Green. Por supuesto, también porta en su cintura un revólver con el que aplacar ánimos calientes…

Del resto del reparto cabe destacar a gente tan competente como Sam Rockwell encarnando a Doc, el médico del pueblo que soporta las chanzas locales y desea una vida mejor. Y nombres míticos como los de Clancy Brown (interpretando al Predicador local, un «hombre de Dios» que lo mismo te apunta con su rifle que te suelta dos o tres frases bien dichas) o Keith Carradine (el Sheriff de Absolution que vive para hacer cumplir la ley de Dolarhyde). Para terminar, otros nombres del cast con más o menos minutos, y hoy bastante conocidos, son los de: Ana de la Reguera, Walton Goggins, Wyatt Russell, Paul Dano y Abigail Spencer en un breve rol relacionado con el pasado del personaje de Daniel Craig.

“No quiero problemas”

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Cowboys & Aliens, un film “made in Jon Favreau” con todo lo que ello implica. Esta es vuestra película si queréis pasar una exótica tarde/noche disfrutando de un buen film de evasión, buenos efectos y acción bien rodada. Además, contamos con el extra de ver a Daniel Craig y Harrison Ford disparar sus Colts contra unos horribles y hostiles aliens. ¿Se puede pedir más? En este caso creo que no.

Tráiler de Cowboys & Aliens

Escucha nuestro último episodio del podcast