La primera película de Daniel Craig
Comparte con tus amigos










Enviar

Los inicios nunca son fáciles, y el actor que hoy viene a visitarnos no rompió con dicha norma. Debutó en un lejano 1992 en un film que no fue precisamente un éxito, obra de un director conocido como “El rey de los Underdogs” de Hollywood. Desde aquel año 92, y hasta su siguiente aparición de importancia en la gran pantalla, pasaron una década de papeles menores, de transitar por televisión y patear castings… Hoy, aquel joven rubio de ojos azules, es uno de los emblemas por antonomasia de la elegancia y posee un carisma equiparable al de los grandes del séptimo arte. Su rostro y fuerza recuerdan a un gigante como Steve McQueen. Su licencia para matar le dio la eternidad. Hoy viene a ser rescatada del olvido… La primera película de Daniel Craig.

daniel-craig-james-bond

John G. Avildsen (el citado “King of the Underdogs”) director de, entre otras, Rocky (1976), ‘La fórmula’ (1980) o Karate Kid (1984), y su guionista de cabecera Robert Mark Kamen (Saga Karate Kid), fueron los que más lucharon por sacar adelante un film que aunara las inquietudes políticas y el cine por el que Avildsen era famoso: las historias de superación con puños de por medio. De esta forma, y desde la novela de Bryce Courtenay (basada en su propia vida y milagros), nació ‘The Power of One’, estrenada en España en 1992 como ‘La fuerza de uno’.

‘La fuerza uno’ ha sido recuperada legal y actualmente gracias Netflix (su DVD editado por Warner Bros en 2008 se encuentra descatalogado) y fue protagonizada por, entre otros, Stephen Dorff (como la versión ya adulta del protagonista, llamado PK), Morgan Freeman (fogueándose para su posterior interpretación de Nelson Mandela en ‘Invictus’), Armin Mueller-Sthal, John Gielgud, y quien hoy nos visita en su primera aparición para la primera pantalla… Daniel Craig como el Sargento Botha (en su versión adulta), el rival de PK desde su niñez en un orfanato de Ciudad del Cabo (Sudáfrica).

the-power-of-one-banner

No voy a mentir, no conocía de nada este film, y si lo visioné fue porque lo vi en el catálogo de Netflix… y por ver en qué gastaba el tiempo y el crédito de ‘Rocky’ y ‘Karate Kid’ el bueno de Avildsen. Globalmente, ‘La fuerza de uno’ debe estar entre lo mejor de su carrera porque estamos ante un film que, en muchos momentos, roza el notable… siempre que uno crea en lo que se va narrando: las penurias de un joven blanco de procedencia inglesa durante tres décadas. A PK (interpretado siempre verazmente por Guy Witcher, Simon Fenton y Stephen Dorff) huérfano, rubio y de gran corazón le ha tocado nacer en la Sudáfrica de antes del estallido del Apartheid, y luego vivir la entrada de Hitler y el nazismo, para acabar, ya adulto, en los años cincuenta. Durante su periplo vital se encontrará con un compositor alemán (Armin Mueller-Sthal), con un prisionero afrikaans ex-entrenador de boxeo (Morgan Freeman) y con un sudafricano blanco racista con afiliación al partido nazi (Daniel Craig). Este último le hará la vida imposible durante décadas. A pesar de todo, con su fuerza, sus puños y su inquebrantable fe, luchará por unir las dos Sudafricas en una sola nación.

En pocos films se puede ver, sin edulcorante alguno, el tremebundo bullying y los despreciables abusos a los que PK se va sobreponiendo, gracias a sus encuentros con algunas buenas personas, y a su fe y perseverancia (¡ojo! a cuando tres niños acorralan al PK de siete años y le orinan encima, filmado de lleno por Avildsen).

the-power-of-one-entrenador

Entrando de lleno en el papel de Daniel Craig, hay que comentar que su aparición no tiene lugar hasta pasada la hora de película. Primero es asignado al seguimiento de la hija de un importante político de la que está enamorado PK, y luego, ya una vez la joven adolescente fuera de la ecuación, su misión pasa a hostigar a todo aquel miembro del círculo de amigos y mentores de PK, hasta que llega el momento crucial del relato, en mitad de un tumultuosa sublevación ciudadana, cuando ambos personajes se enfrentan cuerpo a cuerpo.

A lo sumo, Craig aparece en el film durante unos veinte minutos repartidos en el segundo y tercer acto del film, y es claramente el villano de la película. Su físico (muchísimo menos musculado que el actual) es aún el de un post-adolescente (a pesar de contar con 24 años cuando se rodó la cinta, por los 19 de Stephen Dorff), aunque ya es rápidamente reconocible debido a sus pelo rubio y a su rostro adulto.

daniel-craig-the-power-of-one

La Warner trató pesimamente ‘La fuerza de uno’ y sólo pudo verse en una centena de cines USA en 1992, en consecuencia no logró llegar a los 3 millones de $ de recaudación. Aquello, unido al fracaso deRocky V dos años antes (la menos exitosa de toda la franquicia), llevó a John G. Avildsen a no rodar nada relevante posteriormente, salvo ‘8 segundos’ en 1994 (una producción a mayor gloria de Luke Perry) y ‘Van Damme´s Inferno’ en 1998, la cual fue directa a vídeo en EEUU, tras un remontaje que no fue del gusto del director.

Por su parte, Daniel Craig alcanzaría la inmortalidad gracias al papel de James Bond. Seguramente ahora tenga más millones amasados que todo el elenco de ‘La fuerza de uno’ juntos… pero antes de eso tuvo que peregrinar por la televisión en Gran Bretaña y EEUU, y aceptar pasar castings en films como ‘Aventuras en la corte del Rey Arturo’ (Michael Gottlieb, 1995), ‘El amor es el demonio’ (John Maybury, 1998) o ‘Soñé con África’ (Hugh Hudson, 2000).

Su primer rol de cierta importancia llegaría en 2001 como Alex West en Lara Croft: Tomb Raider (Simon West, 2001), saga donde también vimos –en su segunda parte- a Gerard Butler. Al año siguiente era el hijo de Paul Newman en la magistral ‘Camino a la perdición’ (Sam Mendes, 2002) y tras verle en ‘Layer Cake: Crimen organizado’ (Matthew Vaughn, 2004) Barbara Broccoli y Michael G. Wilson (mandamases de la marca 007) se decidieron por Craig como sustituto del (viejo pero no) obsoleto Pierce Brosnan.

daniel-craig-crimen-organizado

Fuera de sus cuatro incursiones como James Bond (Casino Royale‘, ‘Quatum of Solace‘, ‘Skyfall‘ y ‘Spectre), lo mejor de Craig desde su salto a primera plana como estrella de la función serían: ‘Historia de un crimen’ (Douglas McGrath, 2006),Cowboys & Aliens (Jon Favreau, 2011) y Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres (David Fincher, 2011). Por el camino, dos severos varapalos de taquilla en 2007 como ‘La brújula dorada’ (Chris Weitz) e ‘Invasión’, esta segunda contó con dos directores diferentes y necesitó de un rodaje posterior de salvación con escenas adicionales. Se da la coincidencia de que ambos largometrajes los co-protagonizó con Nicole Kidman. Otra que no fue muy bien recibida fue ‘Detrás de las paredes’ (Jim Sheridan, 2011).

En 2017 lo pudimos ver en ‘La suerte de los Logan’, comedia criminal a las órdenes de Steven Soderbergh. Además, ha firmado para volver a ser James Bond en la nueva entrega de la franquicia, la número 25. En el plano sentimental comentar que tiene una relación  asentada con la también actriz inglesa Rachel Weisz, con quien se casó en 2011.

Y hasta aquí este rescate a la primera y ya electrizante aparición en pantalla de un actor llamado a hacer historia como 007, Craig, Daniel Craig. ¡Nos leemos próximamente en esta sección de La primera película de…!