Cielo de medianoche
Comparte con tus amigos










Enviar

Una catástrofe ha dejado la Tierra casi inhabitable en la nueva película como realizador de George Clooney. Una cinta en la que, además, se reserva uno de los roles principales. En pantalla nos ofrece un drama de supervivencia donde el espíritu humano se pondrá a prueba. Llegó el momento de mirar al ‘Cielo de medianoche’.

“Hay que avisarles antes de que sea demasiado tarde” (Augustine)

Crítica de Cielo de medianoche

George Clooney presenta una curiosa carrera como realizador. Su trayectoria detrás de las cámaras le ha llevado a probar diferentes tipos de propuestas. En su currículo encontramos desde biopics como ‘Buenas noches, y buena suerte’ (2005), pasando por el cine bélico con ‘Monuments Men’ (2014) y hasta tocar el cine de comedia negra como la reciente ‘Suburbicon’ (2017). Ahora nos presenta un nuevo proyecto titulado ‘Cielo de medianoche’, film estrenado este pasado 23 de diciembre en Netflix.

‘Cielo de medianoche’ puede ser el proyecto más ambicioso de Clooney hasta el momento. Sin embargo, tener ambición no quiere decir que el resultado esté a la misma altura que los propios deseos. Entrando en materia cabe decir que aquí tenemos una historia de ciencia-ficción y supervivencia con dos vertientes. Por un lado se nos narra la aventura ártica de Augustin acompañado por la pequeña Iris. Ambos se esfuerzan en poder contactar con la nave Aether. Precisamente, y por el otro lado, seremos testigos de las vivencias de la tripulación de la citada nave para llegar a la Tierra.

Tengo que dejar claro que en la película el que gana la partida es el propio George Clooney. Y se alza como “ganador” tanto como realizador como actor. Detrás de las cámaras sobresale porque logra sacar emoción a un guión carente de la misma. Un libreto obra de Mark L. Smith y basado en la novela de Lily Brooks-Dalton. Por otra banda, y delante de las cámaras, hay que resaltar que su Augustine Lofthouse tiene una serie de matices que permiten al espectador empatizar más con él que con el resto de personajes. Además, está su relación con la debutante Caoilinn Springall como Iris.

Por defecto, la historia de Augustine e Iris es la trama a seguir con sus incidencias en el Ártico. Clooney logra que, en ciertos momentos, parte de esas vivencias resulten atractivas y ciertamente emocionales. A destacar la belleza desolada de la zona nevada donde se encuentran Iris y Augustine. Respecto a este último, y como curiosidad, decir que su versión joven es interpretada por Ethan Peck, el nieto de Gregory Peck.

Al respecto de la odisea de los astronautas de la Aether decir que el guion no termina de apoyarlos ni conferirles la emoción necesaria. Parece que aquí Mark L. Smith no ha estado tan inspirado como lo estuvo en los libretos de Overlord (Julius Avery, 2018) y El renacido (Alejandro G. Iñárritu, 2015). Creo que al narrar dos historias al mismo tiempo descuidó una en favor de la otra.

Entrando en las interpretaciones decir que George Clooney tuvo que adelgazar para su papel y dejarse barba. Este trabajo y aspecto físico ayuda a su interpretación por los matices que le impregnan al personaje. Por su parte, Felicity Jones intenta hacerse con el peso de la historia en la que ella participa. A su lado un nutrido grupo de secundarios que no terminan de despegar. Entre ellos puedo citar los esfuerzos de Demian Bicher, David Oyelowo, Kyle Chandler y Tiffany Boone.

Finalmente hay que hablar del enorme esfuerzo de Alexandre Desplat en la banda sonora. Clooney termina acudiendo al francés para apoyarse en su música en multitud de secuencias. El compositor no defrauda y su score es, en muchos momentos, el catalizador de la parte emocional del film. Especial referencia al final donde Clooney logra que la cinta termine tocando el sentimiento del respetable. Al menos un servidor así lo notó. También resalta la belleza de la fotografía de Martin Ruhe en varios instantes del metraje.

En conclusión.
Termino esta crítica de Cielo de medianoche, un film que no naufraga gracias a la labor tras las cámaras de George Clooney. El director y actor, aun contando con un flojo guión de Mark L. Smith, consigue que la película no se convierta en un producto mediocre, sino en un film que quedará como una curiosidad para el futuro de su filmografía.

Tráiler de Cielo de medianoche