El hogar de Miss Peregrine
Comparte con tus amigos










Enviar

Me atrevo a decir que una persona es “peculiar” cuando cuenta con algo especial y propio que la individualiza y la hace diferente de los demás. En esta película de Tim Burton vamos a conocer a unas cuantas personitas que son peculiares. Sed bienvenidos/as a… ‘El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares’.

“Nosotros somos lo que la gente llama peculiares”.-Miss Peregrine.

el-hogar-de-miss-peregrine-peculiares

Crítica de El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares.
Antes que nada, conviene aclarar que esta nueva película de Tim Burton está basada en la primera novela de Ransom Riggs de título homónimo, publicada en 2011 y que fue un gran éxito con más de 3,1 millones de copias vendidas. Ransom Riggs también ha ejercido sus pinitos como cineasta contando con varios cortos en su haber. Por ello, cuando Burton comenzó el trabajo en “Miss Peregrine”, Riggs se sintió muy entusiasmado al visitar el rodaje y contemplar los escenarios del film. Ahora bien, el propio Riggs considera que la novela y la película no son exactamente lo mismo. Expuesto esto, paso a comentar estrictamente la película filmada por Tim Burton.

Película que comienza francamente bien con Terence Stamp (Abe) y Asa Butterfield (Jake) “mano a mano” como abuelo y nieto, escuchando el segundo las increíbles historias del primero. El film continúa por el buen camino cuando acompañamos a Jake y a su padre Franklin (Chris O’Dowd) en su viaje a Cairnholm. Allí descubrimos a Miss Peregrine y a los niños peculiares en un orfanato “oculto en el tiempo”. Un orfanato que bien podría pasar por ser la mansión de Charles Xavier. Sin embargo, es a partir de ese descubrimiento que el film empieza a no funcionar, al mezclar la guionista, Jane Goldman, demasiadas ideas como: la familia, la fantasía, la peculiaridad, los monstruos y, sobre todo, el efecto de las realidades temporales… Todo ello en el intento de explicar en unos 127 minutos toda esta mitología creada por Ransom Riggs.

el-hogar-de-miss-peregrine-monstruo

Como consecuencia de lo anterior, pasamos de lo que estaba siendo un interesante y misterioso film a una especie de Atrapado en el tiempo’, pero privado de humor, con sus inevitables “paradojas temporales” enredando al espectador en continuos bucles, con situaciones que se hacen difíciles de entender y con poco sentimiento en algunos intérpretes (especialmente un inexpresivo Asa Butterfield que tira por la borda sus minutos iniciales). Así las cosas, lo que prometía ser una historia interesante y “peculiar” deviene en una exótica mezcla en la que no todo funciona, y en la que se pretende contentar descaradamente a todo tipo de público, sin que ello fuera necesario…

Por otro lado, es innegable alabar la factura técnica del film con una ambientación y efectos exquisitos, algo nada raro conociendo el buen hacer de Tim Burton en sus films. Al respecto de la ambientación nos encontramos con un claro contraste producido entre la oscuridad de la isla Cairnholm y la alegre y viva naturalidad del orfanato. En cuanto a los efectos, estos se hacen sentir (sobre todo) en el clímax final, antes de eso se nos van ofreciendo con cuentagotas en divertidos y mágicos momentos en los que se nos presentan las “peculiaridades” de los niños.

el-hogar-de-miss-peregrine-reloj

“Yo soy normal”… Primera generación.

En el casting del film son cuatro los nombres que sobresalen con más fuerza, a saber: Asa Butterfield, Eva Green, Ella Purnell y Samuel L. Jackson. En el caso de Asa Butterfield decir que comienza bien su labor dando vida a un solitario y triste muchacho llamado Jake que no tiene más amigo que su abuelo Abe. Ahora bien, el problema es que Asa no cambia el registro en todo el film, entregando así un actuación muy monótona de la que no saca ni una chispa ni tan siquiera en su relación con los niños “peculiares”, especialmente con Emma… y eso que casi todos lo reciben como a un amigo. Al respecto de la “peculiar del aire” Emma, decir que está interpretada de manera bastante bonita por Ella Purnell, joven actriz inglesa a la que Burton entrega con acierto el papel más relevante entre los niños del orfanato. De Eva Green cabe comentar que esta vez entrega una actuación muy controlada y calculada para no salirse del vestido de Miss Peregrine, a destacar la interesante gestualidad que aporta a su rostro. Finalmente, y de los roles principales, queda Samuel L. Jackson que aparece en la parte decisiva como el villano Mister Barron. Nada más aparecer, Sam Jackson se hace el amo convirtiendo cada aparición suya en un festival… por otro lado, debe de tener un buen agente, porque como ya comenté enLa leyenda de Tarzán’, Jackson lleva ya un tiempo colándose en casi todas las películas que se hacen en Hollywood.

el-hogar-de-miss-peregrine-barron

Del resto del casting cabe resaltar el buen hacer de Chris O’Dowd y Terence Stamp como Franklin y Ave Portman, el primero es el despreocupado padre de Jake y el segundo su misterioso y serio abuelo. De los niños “pecualiares” me llamaron la atención: la pequeña Georgia Pemberton dando vida a Fiona que tiene la peculiaridad de manipular el crecimiento de las plantas, sigo con el curioso de rostro de Hayden Keeler-Stone como Horace con la peculiaridad de reproducir sueños proféticos y termino con la pelirroja Lauren McCrostie interpretando a Olive con sus manos de fuego. Finalmente, apariciones breves o “cameos expendables” para Judi Dench y Rupert Everett.

el-hogar-de-miss-peregrine-fiona

En conclusión.
Finalizo ya esta crítica de El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares, un film de indudable buena factura, pero que intenta abarcar mucho y al final termina casi devorado por sus continuos bucles temporales. Bucles que le hacen perder parte del sentimiento y de lo que al principio era y se anunciaba como su esencia principal: la peculiaridad.

“Ese día todo cambió”.-Jake.

el-hogar-de-miss-peregrine-amor