Atrapado en el tiempo
Comparte con tus amigos










Enviar

¿Qué pasaría si revivierais el mismo día una y otra vez? La idea puede parecer graciosa, pero en esta gran comedia dirigida por Harold Ramis descubriremos que también puede convertirse en una pesadilla. Y para salir de ella el protagonista de esta historia deberá estar dispuesto a darlo todo y preguntarse a si mismo qué es lo que busca en la vida porque está ‘Atrapado en el tiempo’.

“Tal vez Dios no sea todopoderoso. Simplemente lleva tanto tiempo aquí que lo sabe todo”.-Phil.

Atrapado en el tiempo

Crítica de Atrapado en el tiempo.
Seguro que al nombrar a Harold Ramis lo primero que nos vendrá a la cabeza es el inolvidable Dr. Eagon Spengler, aquel peculiar investigador con gafas y pelo alborotado deLos cazafantasmas‘. Pero este actor y guionista también ha dirigido producciones nada desdeñables como ‘Mis dobles, mi mujer y yo’ o ‘Una terapia peligrosa’.

En esta ocasión vamos a hablar de la que seguramente sea su mejor película como director y guionista, una inteligente comedia de los noventa que explota el tema de los viajes temporales de un modo un tanto peculiar. La mayoría de películas que utilizan los viajes en el tiempo suelen llevar a los personajes de un momento de la historia a otro muy distinto, pero en este caso Harold Ramis escribió un excelente guión donde el protagonista no salta en el tiempo y el espacio, sino que permanece en el mismo lugar y en el mismo momento día tras día. Un guión sin errores ni lagunas, consistente y sobre todo muy bien estructurado.

Atrapado en el tiempo

La premisa de la trama es sencilla pero enormemente efectiva, con una buena cantidad de situaciones cómicas narradas a buen ritmo. Phil es un hombre del tiempo solitario y amargado que es incapaz de descubrir el lado más hermoso de la vida. Realiza su trabajo con la monotonía y la dejadez propias de quien considera que está perdiendo el tiempo, y en su camino no duda en humillar o maltratar a los que le rodean. Con semejante panorama a sus espaldas, la cadena de televisión donde trabaja Phil le manda un año más al pueblo donde se celebra el Festival de la Marmota para que cubra el evento. Allí es donde Phil recibirá un castigo divino, una broma del destino de la que sólo podrá escapar emprendiendo un tortuoso camino de redención. Obviamente un gran guión como este necesitaba a un gran actor de comedia, y Harold Ramis no tuvo dudas a la hora de escoger al que había sido compañero suyo en ‘Los Cazafantasmas’, el siempre genial Bill Murray.

La elección de Bill Murray es crucial para el éxito de esta película, no sólo por su experiencia en comedias sino por poseer esa particular vis cómica que le hace tan apropiado a la hora de interpretar personajes neuróticos y disparatados. Es algo que podemos comprobar fácilmente en títulos como ‘Los fantasmas atacan al jefe’, donde se pone en la piel de un tiranuelo que maltrata a sus empleados, o en ‘Algo pasa con Bob’, donde se convierte en la pesadilla de un psiquiatra que intenta disfrutar de sus vacaciones. Y en la película que nos ocupa Bill Murray consigue dibujar a un Phil socarrón y muy sarcástico que acaba siendo presa de su propia insociabilidad.

Obviamente la gracia de la película es ver a Phil interactuando con los peculiares habitantes de Punxsutawney, descubriendo todos sus secretos y aprovechándolos en su propio beneficio. Pero poco a poco Phil va descubriendo que así no llega a ningún sitio, que quizás el camino es otro, y trata de agarrarse a la única persona por la que siente algo. Ahí es donde entra en juego Andie MacDowell, que da vida a la ayudante de Phil. No es que sea una gran actriz, pero con películas como ‘Sexo, mentiras y cintas de video’ o ‘Cuatro bodas y un funeral’ demostró que además de guapa tenía dotes para la interpretación. Y aquí se convierte en el elemento catalizador que transforma el egoísmo de Phil en generosidad, convirtiéndolo en un hombre totalmente nuevo.

También quiero comentar en esta crítica de Atrapado en el tiempo su banda sonora que consta de ciertos temas añejos que muchos recordaremos. Pero sin duda el más significativo es la canción “I Got You Babe” cantaba por Sonny y Cher que cada mañana suena en el despertador de Phil, como un testigo melodioso de la pesadilla que está viviendo. Una pesadilla que se nos presenta a los espectadores en forma de interrogante: ¿qué haríamos si hoy fuera el último día de nuestra vida? Posiblemente lo mismo que Phil, actuar como si nada importara. Pero él dispone de muchas más oportunidades, y aunque al principio intenta sacar provecho de todo y de todos, finalmente se da cuenta de que hay que vivir cada día dándolo todo, como si fuera el último.

Atrapado en el tiempo

Conclusión.
‘Atrapado en el tiempo’ es una gran película que no dejará indiferente a nadie, posee una trama muy bien hilvanada que nos atrapa también a nosotros. A nivel interpretativo roza la perfección, no sólo por el impecable trabajo de Bill Murray sino por el de todos los secundarios que pueblan esta original historia. Una aventura que aunque se apoye en situaciones graciosas esconde una profunda reflexión que la convierte en algo más que una comedia.
Cuando pienso en ella me es imposible evitar sonreír, porque desde la primera vez que la vi me cautivó y me hizo pensar en lo hermoso que sería poder corregir cada día lo que hemos hecho mal. Un pensamiento que queda reflejado en ese anciano vagabundo al que Phil, día tras día, intenta salvar infructuosamente por todos los medios a su alcance. Él se encuentra atrapado en el tiempo, pero eso le concede la posibilidad de cambiar y convertirse en una persona mejor. Nosotros tendremos que conformarnos con ver la película, lo cual no está nada mal.