Películas de camioneros
Comparte con tus amigos










Enviar

“20.000 pesos de paga y estamos en un polvorín. ¡Estamos en un polvorín!”… Son unos auténticos ases del volante con el único horizonte que les da la carretera. Su trabajo es solitario con kilómetros de asfalto y tan solo una emisora para estar en contacto con el mundo. Ellos son unos héroes anónimos que hacen posible el progreso con su esfuerzo, dedicación y voluntad. ¡Son camioneros! Y hoy les rendimos homenaje con cinco películas míticas con motivo del estreno en cines españoles de ‘Ice Road’. Es tiempo de ponerse al volante de este especial titulado…

Películas de camioneros

1ª.-Carga Maldita (1977).
Un grupo de refugiados se muere lentamente en un infierno en vida en una ciudad de mala muerte llamada Porvenir. Finalmente son contratados por unos americanos para transportar una importante carga de nitroglicerina. El recorrido les llevará por las imposibles carreteras que serpentean la montaña hasta una central que está ardiendo. Si llegan con la mercancía intacta recibirán 20.000 pesos, pero si no lo consiguen morirán en el camino. (Cineycine).

Carga maldita es un tremebundo remake de ‘El salario del miedo’ (H.G. Clouzot, 1953) que filmó un William Friedkin totalmente enajenado y volcado con su obra. El film es una hipnótica obra maestra que puede tratar sin ningún problema de tú al original de Clouzot. Ojo a los diseños de los destartalados camiones y a la impresionante secuencia del cruce del puente rodada sin apenas trucajes. Para el recuerdo su inenarrable final típicamente “Friedkin”. El reparto internacional lo encabezó Roy Scheider contando con nuestro inolvidable Paco Rabal como uno de los co-protagonistas.

2ª.-El poder de la fuerza (1977).
John David, más conocido como ‘J.D.’ Dawes, enfila su camión en busca de su hermano, que ha desaparecido en extrañas circunstancias en una localidad gobernada por un juez corrupto que hace y deshace a su antojo.

Ojo porque aquí el camionero no es un cualquiera, es… ¡nada más y nada menos que Chuck Norris! En 1977, para su segunda cinta como protagonista, se puso al volante de esta modesta producción justiciera. Chuck está en modo imparable, aún sin barba y con pelo rubio, en una adaptación a su estilo de los films de coches rápidos y tono burlón de Burt Reynolds. Aquí tenemos mujeres en apuros, baretos de mala muerte, kilómetros de carreteras áridas, cerveza, paletos, peleas a granel, un pérfido juez corrupto con gato a lo James Bond y, por supuesto, Chuck Norris para hacer justicia y aniquilar facinerosos sin miramientos. Espíritu de diversión setentera total y de doble sesión para autocines.

3ª.-Convoy (1978).
Un grupo de camioneros decide montar un tremendo follón para luchar contra la tiranía de un Sheriff abusador. El argumento está basado en una canción country de C.W. McCall.

A finales de los setenta la carrera de Sam Peckinpah como director estaba ya bastante alejada de los primeros focos. Así fue como llegó hasta el film que hoy nos ocupa: ‘Convoy’. En el reparto contó con dos habituales de su filmografía. Me refiero a Kris Kristofferson y Ernest Borgnine. El primero como un rebelde conductor de trailers y el segundo como un implacable Sheriff. Además, Ali McGraw daría vida al interés amoroso del film junto al mítico Burt Young como compañero de oficio del protagonista. Esta cinta fue todo un hit que se instaló de lleno en la cultura americana. Tan es así que fue un inesperado éxito de taquilla para un Peckinpah en horas bajas, además de su penúltima aparición detrás de las cámaras en una carrera con multitud de obras referenciales.

4ª.-Yo, El halcón (1987).
Lincoln Hawk es un camionero que debe de recuperar la relación con su hijo como petición expresa de su esposa en el lecho de muerte. Al mismo tiempo, Hawk participa en torneos de pulsos alrededor de EEUU y sueña con ganar el más importante de todos. Un campeonato premiado con un gran premio en metálico y un reluciente nuevo tráiler.

Como parte final del contrato con la Cannon que nunca terminó de cumplirse (firmó para tres películas y solo rodó dos) Sylvester Stallone se puso bajo las órdenes de Menahem Golam, el gran gerifalte de la compañía, para protagonizar esta historia de camioneros. La película contaba con elementos, a priori, ganadores: personajes humanos, conflictos familiares, acción y grandes dosis de flipaduras. Pero muchas cosas parece que no salieron como Stallone quería. En consecuencia, el legendario actor acabaría por renegar de ella, en gran parte por su fracaso en taquilla… Inolvidable resulta el desfile de forzudos llegados al concurso y el gran rol pleno de odio, poder y simbolizando la avaricia que se marca el siempre excelente Robert Loggia.

5ª.-Black Dog (1998).
El ex-camionero Jack Crews sale de la cárcel dispuesto a rehacer su vida junto a su familia. Sin embargo, su nuevo jefe en los muelles de Jersey se aprovecha de su pasado como convicto, y de sus dificultades económicas, para hacerle una “proposición” que supondría el final de todos sus problemas. (Cineycine).

Black Dog es una película protagonizada por Patrick Swayze en la cabina de uno esos grandes colosos que circulan por territorio norteamericano. A lo largo del metraje tenemos kilómetros de carreteras con gigantescos camiones y acción por un tubo. Detrás de las cámaras encontramos a Kevin Hooks, un realizador con títulos rescatables comoPasajero 57 (1992) y ‘Fugitivos encadenados’ (1996). Hooks se mueve bien en las escenas de acción y entrega unas espectaculares set-pieces de enfrentamientos entre los camiones (se incluyen también coches y motos). Estas secuencias están filmadas desde muy diversos ángulos y con gran efectividad. La cinta se adorna con música country y contiene cierto fondo mítico acercándose ligeramente a la leyenda del “perro negro”.

Y hasta aquí este especial de Películas de camioneros en nuestra autopista de Cineycine. No olviden ver en cines ‘Ice Road’, film que estrena eOne Films Spain este próximo viernes con Liam Neeson al volante. Nosotros nos volveremos a ver en la próxima “estación de descanso”. ¡Hasta entonces que San Cristóbal los proteja!

Escucha nuestro último episodio del podcast