Black Dog
Comparte con tus amigos










Enviar

Esta cinta que comento hoy no es de las mejores películas del catálogo Patrick Swayze, pero sí que es uno de esos films de acción que tanto nos gustan en esta web. Un film honesto y sin mayores ínfulas que ofrecer 90 minutos viendo como Swayze se pone al volante de uno de esos grandes colosos que circulan por las autopistas. Ha llegado el momento de conocer la leyenda de los camioneros. La leyenda de… ‘Black Dog’.

“Yo sólo conduzco”.-Jack Crews.

Crítica de Black Dog

Entre manos tenemos una entretenida película que mezcla el género de las road-movies con la acción de toda la vida. A lo largo del metraje tenemos kilómetros de carreteras con colosales camiones y acción por un tubo. Todo con una trama muy simplona: la típica que se apoya en el personaje del clásico delincuente rehabilitado (y con pocos recursos) de cuyo pasado se aprovecha el villano de turno para ofrecerle un encargo que pondrá fin a sus problemas. Como podemos apreciar, un esquema ya muy visto y repetido… y cuyo mayor aliciente son sus espectaculares secuencias de conducción con los gigantescos tráilers como protagonistas, los verdaderos dinosaurios de hoy en día.

Detrás de las cámaras encontramos a Kevin Hooks, un realizador que ha centrado casi toda su carrera trabajando en el mundo de las series de televisión, pero que también tiene alguna cinta de acción rescatable como esta misma o como Pasajero 57(1992) o ‘Fugitivos encadenados’ (1996). En este sentido, hay que decir que Hooks se mueve bien en las escenas de acción del film y entrega unas espectaculares set-pieces de enfrentamientos entre los camiones (se incluyen también coches y motos) filmadas desde muy diversos ángulos y con gran efectividad. Si te gustan estos titanes de la carretera lo vas a pasar bastante bien con lo que ofrece ‘Black Dog’.

El reparto viene liderado claramente por Patrick Swayze dando vida a Jack Crews, un camionero que perdió su licencia tras pasar una temporada a la sombra por un homicidio involuntario. Ahora quiere empezar de cero, pagar su casa y sacar adelante a su esposa e hija… pero todo se le complicará. Ningún problema para Swayze en este rol en el que conduce, embiste y reparte a todo aquel que intenta detener a su tráiler e impedir que entregue la mercancía a tiempo. Su némesis es Red, su propio jefe en los muelles de Jersey  y que le propone traer en camión desde Atlanta un “inofensivo cargamento”. Todo a cambio de una importante suma de dinero y de recuperar su licencia de conducción. El tal Red es todo un fanático religioso que no para de recitar la Biblia y al que interpreta un desquiciado y odioso Meat Loaf.

Otros intérpretes que merecen una mención son Randy Travis como Earl, el copiloto impuesto por Red para Crews y que es un sujeto muy amante del country que termina cayendo en gracia. Dos clásicos como Charles S. Dutton y Stephen Tobolowsky interpretan a la típica pareja de policías que “no se llevan bien” y que quieren intentar ayudar a Crews porque saben de los “negocios” que Red se trae entre manos, siendo este el gran pez al que quieren pescar. Finalmente, para Brenda Strong va el papel de sufrida esposa de Crews.

“Voy a entregar la mercancía y nada me lo va a impedir”.-Jack Crews.

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Black Dog, uno de los últimos films que Patrick Swayze protagonizó como estrella indiscutible de la función… antes de ir decayendo por culpa del cáncer de páncreas que finalmente acabó con su vida un 14 de septiembre de 2009. Si te gusta la acción, la música country y, sobre todo, los camiones enormes no te la deberías perder. Junto a ‘Road House: De profesión duro’ (Rowdy Herrington, 1989) y ‘Con su propia ley’ (John Irvin, 1989) es un buen ejemplo del cine de acción protagonizado por Patrick Swayze.

Tráiler de Black Dog