Morgan
Comparte con tus amigos










Enviar

En relación con nuestro especial La Inteligencia Artificial en el cine’, hoy vamos a comentar la ópera prima de Luke Scott, hijo del legendario director de ‘Alien’. Una película que transita por la siempre interesante y sugestiva temática de la IA. Y lo haremos conociéndola a ella, conociendo a… ‘Morgan’.

“¿Te crees una persona, Morgan?”.-Doctor Shapiro.

morgan-cristal

Crítica de Morgan

Esta es la primera película dirigida por el debutante en la gran pantalla Luke Scott, hijo del mundialmente reconocido Ridley Scott. Luke ha trabajado en algunos films de su padre echándole una mano (por ejemplo, fue director de segunda unidad en Exodus: Dioses y Reyes) y ahora es su progenitor el que le ayuda apadrinándolo en FOX, bajo el manto de su productora, con ‘Morgan’.

Y ‘Morgan’, en general, es un producto con buen aspecto, estética y gusto en lo que se está rodando, vamos, que presenta cuidado y buenas maneras por parte de Luke Scott en su labor tras las cámaras. No obstante, su problema es la historia. Una historia que ya nos la han contado varias veces y se resume de manera muy “simple”: la creación que toma conciencia propia, se revela superior y quiere descubrir mundo…

Básicamente esa es la trama de Morgan con un guión escrito por Seth Owen y que formó parte de la “Lista Negra” de 2014 de la industria cinematográfica, hasta que cayó en manos de Scott que se interesó por el script. Se agradece el interés de Owen por regalarnos un buen puñado de frases destacadas y por el hecho añadir algún que otro giro a esta “conocida fábula”… pero al final su libreto tampoco resulta muy sorprendente ni tan genial como para llegar a trascender.

morgan-habitacion

En relación con lo anterior, en la película quedan de manifiesto (una vez más) los peligros de jugar a ser Dios creando vida. Una vida artificial que, en esta ocasión, surge de la combinación del ADN y la nanotecnología con consecuencias imprevistas. Evidentemente, y al hablar de vida (ya sea artificial o no), la humanidad es otro asunto que salta a la palestra, eso y la implicación excesiva con lo que se está haciendo o la excesiva frialdad humana contemplando el trabajo ajeno desde la lejanía; ambas ideas quedan bastante bien expuestas en el libreto de Owen y en la cinta.

Al respecto de la ambientación del film, cabe decir que el rodaje en exteriores tuvo lugar en el bosque de Tollymore en Bryansford (Newcastle, Inglaterra). Por su parte, el complejo interior fue recreado en la antigua factoría de Britvic (Belfast, Irlanda del Norte) y la casa donde reside el equipo científico encargado de evaluar la progresión de Morgan se localizó en Galgorm (Ballymena, Belfast). Unas localizaciones todas ellas muy “asépticas”.

morgan-bosque

“Me siento viva”… Artificial Intelligence: AI.

Lo mejor de ‘Morgan’, sin lugar a dudas, es su reparto. Un reparto plagado de caras conocidas y que viene liderado por Kate Mara y la joven “bruja” Anya Taylor-Joy. Ambas actrices están estupendas en lo que les piden sus respectivos roles, tienen presencia y brillan en el film, especialmente en su despliegue físico.

Kate Mara da vida a Lee Weathers. La actriz nacida en New York consigue recrear muy notablemente a una fría, elegante y directa mujer que pasa por ser la mejor gestora de crisis internas de SYNSECT. Por su parte, Anya Taylor-Joy, en un rol completamente diferente al de su Thomasin enLa bruja’, interpreta a Morgan, una recreación humana de cinco años cuyo crecimiento y capacidades están exponencialmente desarrolladas. A destacar como el vestuario (esa especie de chándal/pijama gris con capucha) y el maquillaje (a base tonos blancos y azules metalizados) logran dotar de un inquietante aspecto (casi “alienígena”) a Morgan, personaje con el que, a pesar de esto, en algún momento determinado se llega a empatizar más por su situación que por lo que hace…

morgan-casting

Acompañando a Mara y a Taylor-Joy tenemos a muy competente equipo de secundarios que integran el plantel de científicos que se ocupan de Morgan, a saber: comprometida (una vez más) resulta Rose Leslie como Amy, una de las personas del equipo más cercanas a Morgan. El siempre eficaz Toby Jones da vida al doctor Simon, uno de los dos máximos responsables científicos del proyecto. Michelle Yeoh no goza de tantos minutos pero su presencia resulta siempre destacada y firme, da vida a la doctora Lui, la “madre” del proyecto y de Morgan. Chris Sullivan y Vinette Robinson interpretan a los doctores Darren y Brenda que han terminado formando pareja, además si Amy es la mejor amiga de Morgan, Darren es su mejor amigo. Boyd Holbrook tiene cierta importancia como Skip, el concinero. Importancia de la que no goza Jennifer Jason Leigh que, como la doctora Kathy, sale poco y herida (otra vez) en uno de sus ojos. Citar también a Michael Yare como Ted, el “guía” encargado de enseñar las instalaciones a Lee Weathers.

Finalmente, hay que hacer una mención especial para la destacada e inmisericorde aparición de Paul Giamatti como el prepotente y despiadado psicólogo Alan Shapiro. Shapiro tendrá una entrevista “mano a mano” con Morgan con una intensidad y tensión que ira “in crescendo”. Este careo resultará parte “vital” del film.

morgan-entrevista

En conclusión.
Termino ya esta crítica de Morgan, una película que nos cuenta una historia ya vista en otras cintas pero que siempre resulta atrayente volver a escucharla conociendo nuevas creaciones de inteligencia y vida artificial. Correcto debut de Luke Scott que demuestra un dominio limpio de la escena y la estética, buenas maneras en la acción y que ha tenido la suerte de contar con un reparto de intérpretes conocidos que le han facilitado la tarea para llevar a buen puerto esta ópera prima.

Tráiler de Morgan