La bruja
Comparte con tus amigos










Enviar

Estamos en Nueva Inglaterra en una época previa a “los juicios de las brujas de Salem” de 1692. En ese tiempo reinaba el temor a Dios y al pecado, llevando las convicciones religiosas a la histeria colectiva y provocando que cualquier mujer pudiera ser acusada de ser… ‘La bruja’.

“Confieso que vivo en el pecado”.-Thomasin.

la-bruja-pecado

Crítica de La bruja.
Para evitar posibles “decepciones” es muy importante empezar destacando que ‘La bruja’ no es una película de terror al uso con todo lo que ello supone. En este sentido, más que un film de género, diría que esta película es (ante todo) un drama psicológico rural con algunos tintes terroríficos y alguna que otra imagen desasosegadora y/o desagradable. Ahora bien, la típica “parafernalia” terrorífica (monstruos, espíritus, sobresaltos y demás) no la vais a encontrar aquí y si la veis con esas expectativas la decepción puede ser mayúscula. Tema distinto es cómo se haya vendido este film o las expectativas que uno pueda tener…

la-bruja-caleb

Del guión y la dirección se ha ocupado el debutante en la gran pantalla Robert Eggers. Su libreto está muy bien elaborado partiendo de aquella época de comienzos del siglo XVII en una Nueva Inglaterra plagada de fanatismo religioso y puritanismo. Este fanatismo unido a pequeñas mentiras, al despertar de la adolescencia, a la locura, la fe y a algún que otro suceso inexplicable… es lo que lleva a la caída en desgracia del particular y personal microcosmos de la familia protagonista. Y es aquí, en lo psicológico, donde ‘La bruja’ busca su “miedo”.

A la dirección de Eggers hay que agradecerle su acertadísima decisión de filmar la película en un entorno totalmente natural, de hecho, Eggers y su equipo recrearon una granja de la época en una zona boscosa del norte de Ontario (Canadá). El resultado es espectacular porque dota al film de un gran realismo que no se “compra” con pantallas verdes y demás… Por otro lado, a su dirección cabría “reprocharle” que, a la hora de la verdad (y salvo alguna que otra escena), sólo se acerque al terror por medio de imágenes sugeridas (un conejo, un cuervo, un carnero…) privando al público casual de un mayor horror visual que, sin duda, merecía y esperaba.

Es obligado destacar también, en esta crítica de La bruja, el sonido del film y la BSO obra de Mark Korven. Las composiciones de Korven confieren a la película una muy marcada personalidad y una fuerza increíble, todo ello gracias al uso que el compositor hizo de diferentes y exóticos instrumentos de cuerda.

la-bruja-granja

“Necesitamos luz en nuestras tinieblas”… It´s a Sin.

El conocido intérprete inglés Ralph Ineson interpreta con gran acierto y personalidad a William, el padre de familia que hace frente al tribunal de los puritanos condenándose junto a sus seres queridos al exilio. Su voz ronca y cavernosa lo convierten en ideal para este rol de agricultor rudo y extremandamente religioso.

A su lado brilla muchísimo la joven Anya Taylor-Joy como su hija mayor Thomasin, una chica que ya está despertando a la adolescencia y que comienza a dudar y a separarse del modo de vida y creencias de sus padres. Destacar que este fue el primer largometraje para Anya y su interpretación es de muchísima calidad. Comentar que esta chica nació en Miami, creció en Argentina y actualmente vive en Londres. Su idioma materno es el español aunque es totalmente bilingüe.

El resto de la familia está formada por Kate Dickie, Harvey Scrimshaw, Ellie Grainger y Lucas Dawson. Kate Dickie también realiza una destacada interpretación como la esposa y madre Katherine, una mujer que al perder a su bebé entra en depresión al tiempo que su confianza en Thomasin merma. Harvey Scrimshaw interpreta muy bien a Caleb, el hermano que está más próximo en edad a Thomasin y a la que empieza a realizarle miradas indiscretas. Finalmente, los pequeños Ellie Grainger y Lucas Dawson cumplen notablemente su labor al entregar a unos mellizos muy repelentes que lo único que hacen es crear mal ambiente, especialmente contra Thomasin.

la-bruja-familia

En conclusión.
No me cabe duda que ‘La bruja’ es una película francamente bien interpretada y con una logradísima ambientación y luces naturales. Ahora bien, a la hora de jugar en el terreno del “horror puro y duro” no termina de encontrar su hueco porque sus bazas no parece que sean precisamente esas. Con menos “insinuaciones” y un horror más físico y explícito no me cabe duda que esta cinta habría sido una verdadera bruja en todos los aspectos y no sólo en algunos… de hecho, sus minutos finales así lo demuestran.

“No salgas de la granja ni vayas nunca al bosque”.-Katherine.

la-bruja-mirando